Bodegas Mazón de Santander desde 1902: el tiempo no les ha enseñado

He ido a comer a Bodegas Mazón de Santander porque…

Me encanta mi estilo de vida, me permite libertad, eso de que te escriben y dicen…

Oye que vamos a mirar que vinos compramos en premier ¿nos vemos a la 1 en Santander?

Vale, es cuestión de coger el tren ir a Peña Herbosa y estar dispuesto a disfrutar. Lo demás está controlado.

Al final cervezas, blancos, tintos y algo más que algún Larpeiro comentará en el blog, quedamos dos con hambre y sed.

Miramos y decimos, oye, vamos a bodegas Mazón de Santander que nunca he ido y es un clásico en Santander.

Pues ala pa ya  que vamos.

Lunes 15:00 h. el local está vacío, desanjelao, puede ser el día o la hora, nos enseñan nuestra mesa y vamos a disfrutar.

Una carta plastificada, debo pensar que estoy en una bodegaaaaaaa.

Preguntamos, algún vino fuera de carta. Dicen No.

Vale pues perdemos más tiempo en qué beber que en qué pedir para comer.

Mira que he estado en locales por toda España pero no he visto una selección de vinos peor que en Bodegas Mazón de Santander. ¿Pero para que se llaman bodega? Es como llamarte cervecería y solo vender San Miguel…

En fin pedimos La Invierna de Rioja, Reserva 2016. Sin misterio, en nariz tiene un maderón que no se va por mucho que lo movamos, y en boca pues es puro jugo de liquído conservante de lata de espárragos, con una acidez más que arreglada, y un montón de chips que nos dan ganas de pedir cola para acompañarlo.

Pero como estamos en modo zen, pasar de todo y disfrutar pues pedimos para comer:

Nos traen unos vasitos, preguntamos lo que es: Gazpacho de calabacín, lo probamos y no sabe ni a gazpacho ni a calabacín, a veces es mejor no poner nada…

gazpacho de calabacin

Albóndigas de carne con patatas fritas: 6 Albóndigas que estaban ricas, aunque el sabor a pimiento predominaba en exceso. Las patatas fritas creo que fue las que les sobró del fin de semana, no es que fueran pre-fritas, es que parecían fritas, guardadas y calentadas en la freiedora.

Picamos también Callos Caseros. Cuando llegó el plato le pregunté a mi compañero si había pedido media ración porque me pareció poca cosa, sin guarnición ni na.

Pedimos unas patatas fritas para acompañarlos, sí, somos unos talibanes, pero dispuestos a tragar nos da igual, luego nos tomamos aloe a trisca para los reflujos de estómago y ya. Nos traen rápido las papas, mucho mejores que los otras, pero nada del otro mundo. Y nos cobran 2,00€ por ellas. Ole que huevos tienen.

Por cierto, los callos estaban ricos, aunque con mucha grasa y sin chorizo, será receta de Santander o un estilo Mazón…

De postre pedimos Tabluca de quesos de Cantabria, solo porque teníamos mucho que hablar y sed, y con el queso te puedes beber cualquier vino, y nos aventuramos a pedir el vino de la casa. Esta bien eso de ponerte el plato en medio la mesa y no decirte nada de lo que te han puesto, igual el vasito es un jarabe anti covid, o lo blanco es mozarella… El trabajo en sala…. esto es poner de comer y llevar bandejas, ¿¿¿eso es un camarero???

Y fue un viaje en el tiempo el vino de la casa, cuando en el Molino de Puente Arce en 1974, te ponían su vino, pero este de Mazón estaba… con queso pasable. Por favor, que vino más malo. Luego se quejan de que la gente no beba vino, gracias a Bodega Mazón lo raro es que alguien se anime a pedir vino allí.

Hasta el pan estaba regular y eso que nos costó 2.40.

Os voy a dejar el tiquet de la comida y eso que no suelo hacerlo, pero ahora entiendo como un lunes a esa hora, que casi todos los locales de la zona cierran y deberían estar más animados, estaban vacíos.

Comida de una calidad media, vinos de muy mala calidad y sin variedad, solo el servicio fue en momentos ligeramente amable, pues hasta ellos en momentos parecían ser de Bodegas Mazon de Santander de 1902.

Una pena la verdad…

Pero esto es nuestra opinión, esperamos la vuestra y si estamos equivocados nos lo decís, También es cierto que nadie nos paga por hablar bien o mal, solo contamos nuestra experiencia, que después de casi 40 años, comiendo, bebiendo por toda España, algo sabemos…

 

 

Vino Tinto Terreus 2016 en Magnum, Vega Sicilia Reserva Especial, Albamar O Esteiro 2017 y hasta una Peregrina

¿Cuando quedamos? Ya te llamo y a ver si el mes que viene, porque tengo un Vino Tinto Terreus Paraje de Cueva 2016 en Magnum para que podamos disfrutar juntos…

Un año después. ¿Cuándo quedamos? … Y nos pillo el Covid ese…

Pero llegó Julio 2020, y liamos una sublime. Me quedo sin adjetivos, además que no tengo muchas ganas de buscarlos. Una liada como pocas. Os voy a contar lo que nos bebimos cuatro Locos en una sentada inolvidable.

Entre otras muchas cosas hablo un día con Fran Xixon, para saber qué tal va su proyecto de Alpina Peregrina. Y cual fue mi sorpresa que me mandó una botella para probarla. Pues creo que este día fue el perfecto, dado que estábamos 4 que no se si sabremos mucho, pero bebemos mucho y sí sabemos cuando está rico o no. El me dice que puede que tenga muy alta la volátil y que en la añada 2017 fue récord de producción con 24 litros, así que imaginad la exclusividad del mismo…

Alpina Peregrina

Así que empezamos con el, La Alpina Peregrina 2017, estuvo muy a la altura, y fue la sorpresa de la noche. porque codearse con este nivel no fue cosa fácil, y consiguió que habláramos muy bien de él.

Elaboración de vino natural en el Valle de Candamo en Asturias, Verdejo tinto al poder, en verdad rico un vino para tener en cuenta y seguir probando añadas.

Le dimos al Champú, empezando por Champagne Olivier et Laetitia Marteaux Rosé de Saigenée, dejan la uva macerar durante varios días para darle ese precioso color rubí, con mucha fruta roja, la burbuja perfectamente integrada. Una auténtica pasada.

Cuando juntas viñedos Grands y Premiers Crus de la región de Reims, un coupage 55% Chardonnay, 10% Pinot Meunier, 35% Pinot Noir , más de 10 años de envejecimiento y un color vivo, alegre, que para nada te indica la edad, cuando esa panadería inunda la nariz, y una burbuja sublime acaricia el paladar, es cuando te levantas de la mesa y haces la ola a Palmer & Co. Brut Réserve. Mi madriña, ahora entiendo lo que sentía Dioniso en sus fiestas vinícola y teatrera, porque subí al olimpo enológico.

Palmers & Co

Leñe y la noche no hacía más que empezar.

De Reims a Galicia. A tomar un tinto de una de las bodegas que más me gusta, y eso que no aún no he podido ir a visitar. Pero es que Xurxo siempre me ha tratado como si nos conociéramos de toda la vida.

Albamar O Esteiro Espadeiro 2017, me encanta esa uva, envuelve, y te lleva a esas queridas Terras Galegas. LLeno de sentimientos, es cuando la cata sube y asciende a placeres que solo los locos que estamos sumergidos entre copas, liquidos maravillosos, ambientes y aromas, entienden homenajes de este estilo. Galicia pura, maravilla, noble, es todo un vinazo porque sabe a donde es y lo que lleva.

Albamar O Esteiro Espadeiro

Este Albamar O Esteiro Espadeiro me enamora, es un vino para defender y para mostrar a toda esa gente que dice que mi amada Galicia solo saben hacer vinos con esa uva blanca. Graciñas Xurxo por darnos tanta alegría.

Carlos de Ánfora trajo más artillería (los champú eran de él genial…) sacó una botella envuelta en papel albal. Así se hace: a jugar…

Uno dijo que era de allí, otro que era del otro lado, uno dijo que tenía toques… Lo pasamos pipa de verdad, cómo me gusta catar a ciegas, porque además casi acertamos y entre los 4 según lo que decíamos, colocamos el vino en el Priorat.

Finca Dofí

Es ahí cuando descubrimos un mágico Priorat: Dofí del 2016. Creo que poco hay que decir de este vino. En su nivel esperado, que no por esperado es algo normal. Virguería en la copa, donde no te cansas de beber o mejor dicho, tragar, porque esa noche el nivel de cata y bebercio, superó cualquier reto que 4 zampones larpieros difícilmente superaran. Deciros que de Dofí fueron dos botellas. Porque al final como que nos quedamos con sed, que se le va a hacer… XD

Seguimos viajando, después de andar por Asturias, una gran vuelta por Reims, volvimos a Galicia, desde allí y sin AVE hasta Cataluña, y ahora nos toca Zamora. Para meter al gaznate un vino de la D.O. Toro: Pintia 2013.

Hablamos de recuerdos, cuando este vino se iba a llamar Alquiriz, de cómo Toro ha crecido de forma maravillosa, de cómo saber manejar la tinta de Toro, la barrica, el buen hacer, sientes las papilas del paladar que aplauden y se lo pasan genial. Ole que rico esta leches.

Pintia

Ya que estamos, y cómo la noche se merecía subir el nivel pues venga. Sacas el abridor, coges la botella y ya solo el tacto de cristal te dice que una joya va a acabar de intentar quitarte la sed, o más que sed las ganas de decir y demostrar que la vida es muy corta como para beber mal vino.

Así que haciendo caso: bebamos buen vino. Vega Sicilia Reserva Especial, de las añadas de Unicos del 2005,2006 y 2007. Vamos a quitarnos el sombrero, solo por poder disfrutar de algo así mereció la pena la espera para poder crear este mágico momento.

Que os voy a contar de él. Sólo que si dices que el vino te gusta. Debes probar todos los vinos que hace esta Bodega, que han aguantado muchos retos, pero en el vino lo siguen clavando.

Por algo, para mi, hacen el mejor vino de España. Y su relación calidad precio, soy de los que piensa que es genial, dado que son casi 10 años hasta que sus únicos ven la luz. Ahi queda dicho.

Vega Sicilia Reserva Especial

No cambiamos de zona, vamos a seguir en Valladolid. Poder abrir esta botella también es algo único. Quitar la coronilla, acercarte al corcho, sentir como la barrena va entrando en el corcho. Giras el sacacorchos, introduces lo justo, haces palanca y tirar hacia arriba. Sale largo, limpio olor a vino. servimos una parte, y decantamos el resto en un envase especial. Para que el oxígeno haga su trabajo y dome un poco a este Vino Tinto Terreus Paraje de Cueva Baja 2016 en MAGNUM, OoooooUuuuuu Yeaaaaaaah. YES. Si coño (no encontré otra palabra para expresar mi emoción)

Terreus

Una vez más me rindo a Mariano García. Toda una joya que volvió la noche increíblemente: es-pec-ta-cu-lar. Y encima en botella Magnum. Sin palabras, cualquier cosa que escriba no va a poder definir las sensaciones maravillosas que nos produjo poder beber un tesoro como este.

Os dejo un vídeo donde os enseñamos nuestro espectacular decantador, vajilla y apertura de un Dofí. Seguro que os va a gustar.

Bueno hasta aquí una noche más que maravillosa, daros las gracias por aguantar hasta el final.

Un fuerte abrazo.

Nos vemos…. En los bares, o en las bodegas, lo que importa es verse acompañado de grandes amigos.

Gracias Carlos por tus 3 Vinazos, gracias Alberto por dejarnos tu casa (faltó quedarnos en el sofá) Gracias Gorka por tu Vino Tinto Terreus Paraje de Cueva 2016 en Magnum. Gracias, Gracias, Gracias.

 

 

Vino Tinto Roda 2012: En Plenitud

Que nos vemos, trae mascarilla, yo tengo el gel ese que reseca pero quita bichos de las manos. Pero tu trae un vino. Y aparece con Vino Tinto Roda 2012, esto va a merecer la pena.

Las copas, la mesa, por parejas, tu allí que vienes solo.

Nada de darnos las manos. ¡Un abrazo dices…! Tas loooooco.

Pero eso si, pedazo vinazo que nos metimos. Gracias Sara y Rubén por permitirme probar un vino de Rioja que hacía mucho que no me echaba al gaznate.

Yo es que casi me quedé en aquello de Roda I, Roda II, Cirsion… Pero la bodega hace unos años que cambió un poco los nombres de sus vinos.

Este vino tinto Roda 2012 era el que antes del 2002 se llamaba Roda II.

Roda Controla 120 hectáreas de viñedo, 70 propias y el resto con acuerdos de diferentes productores. Este Roda 2012 está elaborado con 89% Tempranillo, 9% Graciano y 2% Garnacha, de viñedos en su mayor parte cerca de Haro, con una edad superior a los 30 años.

Roda 2012 envejece en barricas de roble francés. 40% nuevas y 60% de segundo uso durante 14 meses en barrica y 30 meses en botella, para luego ver la luz y que nosotros podamos pasarlo genial bebiéndolo.

Un vino en plenitud, con mucho tiempo por delante. Es bueno dejarlo respirar para eliminar ese primer encuentro en la nariz con el alcohol, pero ya sabéis ni esperar ni leches, a la saca.

A pesar de los años me sigue flipando cuando un vino reserva le metes en nariz y después de pasar en bodega casi 3 años, aún posee fruta. Respetuoso en boca, suave, y vamos que tuve que ponerme otra copa para empezar la cata.

Si es que ya te digo, creo que fue hace 20 años cuando dejé de catar y empecé a beber, qué se le va a hacer.

Pero este vino tinto Roda 2012, merece mucho la pena. Para que luego digan chorradas de la D.O. Ca. Rioja. Es que me gusta cuando se hacen las cosas así de bien.

De Bodegas Roda os hemos hablado de Roda I 1997, mirad la entrada porque está muy bien.

De nuevo mil gracias Sara y Rubén, espero veros muy pronto.

 

 

Vino Tinto El Belisario 2014

Creo que este Vino Tinto El Belisario es del que más se ha hablado en este blog, al que me he incorporado no hace mucho en su nuevo andar, y os garantizo que va a dar mucho más que hablar que en el pasado.

Mil veces gracias a Rafa Tobar por tus ánimos y cómo no al loco Alberto que hace que esto se convierta aún en más pasión.

Para muestra un botón, os hemos traido en el blog de El Belisario estas añadas: 200120022005, 2005 en magnum, 2006, 2008,  y varias más hablando de Apertas do Viño, un salón que volveremos a realizar.

Ya me conocéis, y sabéis lo que opino sobre El Belisario. No creo que haya ninguna duda sobre que es uno de los vinos que más me gusta. Y que si tengo algo que celebrar siempre intentaré que esté presente.

Son años de mensajes encuentros y visitas. Una bodega que nunca me cansaré de visitar, y más si tengo la suerte de que sea Carlos quien me habra las puertas.

Nunca olvidaré la primera vez que lo vi en un salón de vinos en el Palacio de Exposiciones de Santander. Detrás de un mostrador, con su vino y el vacile de si era Labastida o Laguardia.

Han pasado casi 15 años desde entonces y a día de hoy estoy encantado por sentir a Carlos mi amigo y a su bodega parte de mi vida enológica.

Os dejo el enlace de un video que puse en Tik-Tok a ver si os gusta: TIERRA

No me voy a extender mucho solo deciros que no podéis iros de este mundo sin haber apreciado lo que da Cuba Negra. Una tempranillo plantada hace 110 años. Donde el sabor del terruño y el buen hacer de esta familia lo encuentras en cada gota de maravilloso néctar.

Gracias Carlos por estar siempre presente, gracias porque como dijo Carlos Clavijo en el Hijo de La Vid , tu consigues que cada vez que pruebo tu vino, sienta tu trabajo, tu sudor, y lo gran persona que eres.

Salud siempre amigo, en este mi 52 aniversario pido que pueda seguir disfrutando de tu amistad por muchísimos años más.

Por cierto si alguno tiene interés de comprarlo en nuestra tienda online está disponible. Os dejo aquí el enlace. Comprar Vino Tinto El Belisario.

 

 

 

 

Restaurante Machinero, deberías conocerlo

No sé como empezar a escribir esta experiencia en el Restaurante Machinero. Casi nunca os cuento mis momentos gastronómicos de por ahí. Pero es que esta ha sido de un nivel sublime. Aunque esperado, fue sorprendente. Por la cocina, por el momento, por los recuerdos. Porque a pesar de los años parece que fue ayer…

Me dicen donde quieres ir a celebrar tu cumple, y contestó, ya que pagas tu, te toca elegir.

Y me dijo al Restaurante Machinero, y la verdad que después de más de 20 años con ganas de ir a ver a Fernando creo que ya era hora de hacerlo así que fuimos con muchas ganas.

Subimos al comedor y fue una grata sorpresa, mesas de buen tamaño, con espacio entre ellas, manteles y servilletas blancos. Mira que me gusta ese color para vestir las mesas. Pues eso un restaurante.

La carta digitalizada con código QR, para los tecnosexuales como yo pues me gusta mucho. Así seguro que siempre estará limpia, y fácil de poner al día.

Nos cantan lo que hay fuera de carta y decidimos pedir todo para picar. A decir de verdad no pedimos, nos dejamos aconsejar. Me gusta eso de danos de comer…

Somos dos para zampar, porque es lo que hicimos, parece que íbamos con hambre así que este es el maravilloso viaje que nos pegamos en el Machinero

Nos traen de aperitivo Salmón Marinado. Empezamos muy bien, más que salivar se nos llena la boca de emociones. Con un salmón en su punto. Todo un acierto.

Pedimos un Albamar de nuestro querido amigo Xurxo. Encima con la suerte de ser del 2017, mira que le sientan bien los años a este vino, ya nos hacíamos a la idea de que no nos iba a dar con una botella. Acidez puntera, melocotón envolvente, grasa que llena el paladar, para entrar por el gaznate y sentar de maravilla al estómago. Un vino que no defrauda.

Gazpacho de melón y gambas, presentado en copa de cóctel, armonía de los sabores, vinagre en su punto, hasta el pepino en una medida más que justa, nunca pido gazpacho soy más de salmorejo, pero Fernando me ha enganchado.

Ceviche de gambas y wakame, hacía tiempo no me tomaba un ceviche tan bueno. Decir espectacular es poco, la lima con el toque de jengibre me dejó más que pillado, aparte de ser una ración generosa. Soy fan del ceviche sin lugar a dudas y elaborado así aun mas.

Apareció un mil hojas de berenjea, foie y jamón. Pero que rico. Cocina de base, con experiencia, sabiendo hacer las cosas, un plato muy sabroso, el agua de tomate exquisita, y la mermelada combinaba genial.

Langostinos en Salsa al horno fue una sorpresa, un plato que me recuerda mis tiempos de La Sardina y El Molino y Las Quebrantas de mi padre en la Calle Alta, y cómo no, ese gran cocinero y por desgracia desaparecido Luis “Badanas” (qué momentos a su lado…) Se resume en que estaban más que de vicio, que me acabé todo el pan y terminé comiéndome la salsa a cucharadas. Bestial

Pedimos también Ventresca de Bonito a la Sal. Anda que no he trinchado yo pescados a la sal. Creo que es la mejor forma de comer el pescado y el marisco.

Cuando tienes el punto cogido al horno como en este caso Fernando ha demostrado sobradamente, el pescado está que se sale, y encima una ventresca de muy buena calidad.

Pedimos también un tinto, bien sabéis que eso de blanco para pescado y tinto para la carne no va con nosotros así que Habla del Silencio 2018 fue el elegido. Un vino al que se le pide lo justo que entre bien, y en este caso cumple las expectativas. Si hubiera que ponerle un pero al Restaurante Machinero es la carta de vinos, entiendo su política a la hora de escoger los vinos, pero bueno, para mi se me hizo ligeramente complicado elegir entre los que tenía. Sé que puedo ser algo especial en ese tema, pero qué le vamos a hacer, soy así.

¿Pensáis que no hubo postre? claro que si, teníamos hueco para más, somos auténticos larpeiros, así que hagamos honor a ello y una vez más el Restaurante Machinero nos sorprendió.

Tarta de Chocolate y Nata sobre Tierra con Helado de Nutela, para llorar de rico, la tarta de chocolate como la de siempre si señor Fernando un nuevo aplauso para ti.

Hojaldre caramelizado y helado de Dulce de Leche, Mi madriña, por favor, otro nivel, con una crema de frutos rojos espectacular, el hojaldre inmejorable.

Tomamos cafeses y orujeses, y charlamos con Fernando, recordando momentos, historias, amigo eres un grande, gracias por recordarme lo que me gusta comer y beber, gracias por sentir comer de verdad y no quinta gama, gracias por mantener la palabra Restaurante donde se merece. Si señor.

Os dejo aquí el enlace para que veáis la carta, es lo bueno de la era digital.

Restaurante Machinero en la calle Ruiz de Alda 16, 942- 314-921. Si estáis en Santander no dejéis de ir a visitarlo, su cocina es genial. El servicio es amable, familiar, me gustó.

Una vez más gracias Fernando y volveremos, me has dejado un buen sabor de boca, y aun mejor, un sabor del alma como hacía tiempo no sentía.

Pago de Carraovejas 2016, Laderas de Inurrieta 2010 y mucho más, Viva la vida

Hay que saber disfrutar con lo que tenemos, y por suerte tenemos algo que es muy importante y es amigos.

Amigos con los que hablar, pasarlo genial, a veces también discutir, pero sobre todo poder compartir momentos, sensaciones y conversaciones enriquecedoras alrededor de buenos vinos y cosas que echarse al gaznate.

Y no nos vamos a extender mucho más para no hacerlo largo, porque esto largo es y para nada estrecho como decía el maestro Victor Merino.

Fueron latas, quesos, tortillas y más y más, yo creo que esta gente cogió con muchas ganas eso del encierro y nos pusimos como sino hubiera un mañana.

Fuimos donde nuestro querido amigo Mauro a por mucha parte de la comida y algo de beber. Y este fue el resultado:

Empezamos abriendo el Tinto Laderas de Inurrieta 2010 (gentileza de Mauro millones de gracias amigo)

No me cansaré de hablar de esta bodega como se merece, porque hace las cosas verdaderamente bien, 100% graciano bajo la D.O. Navarra. Mira que la Graciano suele ser una uva que da algún que otro quebradero de cabeza, pero esta gente la colocan muy bien, para hacer un vino con mucha vida por delante, largo y goloso. Merece la pena que lo busquéis

Pusimos queso, siii, ya sé, eso de que te la dan con queso, pero es que este queso es otra historia. Nos lo descubrió Mauro y Ayyyy Mamá!!! que bueno está.

Su nombre Galmesano, queso rico, más que rico y además Galego, imaginad que contentos nos pusimos. Os dejamos aquí la web para que le echéis un vistazo y os recomendamos que compréis porque merece mucho la pena.

La anfitriona no podía beber alcochol, así que le llevamos el Blanco Natureo de Torres. En el 2012 ya os hablamos de él aquí y la verdad que está muy logrado.

No veáis que espárragos nos zampamos. Una nueva empresa donde el hijo decide que ya que venden a grandes elaboradores de este producto, decide por qué no sacar marca propia. Y acertó.

Finca Valdega una lata de 8-12 frutos gruesos, más que cojonudos, abolutamente flipante, sin un solo hilo, mantequilla pura, para comerse la lata de una sentada.

Mauro también no pasó una botella de Blanco Orchidea Cuvee 2014, sauvignon puro de sensaciones y aromas, un blanco súper serio, con una RCP inmejorable, vino de oro, ya os habíamos hablado de la añada 2009 aquí. Y esta añada estaba aún mejor. Está claro que a este vino el tiempo le sienta de maravilla.

Vaya anchoas. Filetes sublimes. Punto de sal perfecto. Ni una sola barba. Hablamos de Anchoas Nuevo Libe

hasta el aceite te invita a hacer  barquitos hasta dejar la lata seca. Yo creo que no bebí el aceite a morro por vergüenza. Si os gustan las anchoas ya sabéis… Llamad o escribid a Mauro o mandadnos un privado y las conseguimos.

Abrimos un Tinto Ventas Las Vacas 2018, noble y haciendo honor a la Ribera del Duero. Juan Carlos Vizarra crea estre proyecto en 2009 y lo está haciendo muy bien. En nuestras liadas no falta este vino. Muchas Gracias Carlos del Portillo.

Y abrimos dos botellas para terminar, somos 6 pero bebedores 3 así que al quedarnos con sed pues que mejor que darle a todo un clásico moderno, que sigue marcando tendencia después de años y años. Recibamos con un enorme saludo al grande Pago de Carraovejas 2016. Qué decir, pues que no falla. Ya son un motón de años y ahí está, fiel al proyecto. Todo un lujazo poder beberte estas dos botellas.

Para, para… que hubo embutido, tortilla, croquetas, rabas, o sea que al dia siguiente aún tenía comida.

Por supuesto Gin tonics y Margarita, pero lo siento Berto. Sabes que me encantan los margaritas pero me tumbas, y ya van varias que acabo a rastras, y la que se nos viene esta noche es épica. Apunto aquí la fecha por que el 10 de Junio del 2020 la vamos a liar pero bien.

Pero eso será otro cuento.

Gracias de corazón por la invitación Alberto y Olga, y un placer volver a coincidir con Rubén y Sara, nos veremos en breve…

Vino Condado Pálido eSpinapura, mi Fino, mi Velo Flor

Cómo pasa el tiempo. Ese que todo lo cura, los males, los dolores, que nos pone en nuestro sitio. Ese tiempo que muchas veces no sabemos apreciar.

Ya no recuerdo cuando tuve la suerte de conocer a Begoña en Cantabria, pero sí me acuerdo que cenamos tres personas y que estuvimos muy a gusto.

Al día siguiente pudimos irnos a Bilbao y estar también un rato con nuestro amigo Galder.

Y pensando me di cuenta una vez más que en esta vida todo pasa por algo bueno. Conocimos a Begoña gracias al contacto de una persona que digamos no cae muy bien a mucha gente, su solo recuerdo nos hace sentir mal, pero todos esos años de convivencia al final han servido para poder disfrutar de gente como las Hermanas Sauci.

foto de la Sauci

Os hemos hablado de este vino hace ya algunos añitos, exactamente hace casi 6, os dejamos nuestras sensaciones aquí.

No se si sabréis pero a los vinos que no están acogidos a la D.O. Xerez no se les puede llamar finos, por eso en el título he puesto Condado Pálido eSpinapura, pues es el nombre y el estilo de vino que realmente es, aunque yo simpre diré, dame un fino eSpinapura.

Este Condado Pálido eSpinapura está elaborado bajo velo flor usando el sistema de criaderas de roble americano, en esa preciosa bodega que tuve la suerte de conocer en Septiembre de 2017, y que sé que no va a pasar mucho tiempo para que vuelva a Condado de Huelva, que es a la D.O. a la que está que está acogido este maravilloso fino, con un coupage de palimino fino y listán de Huelva, para reposar en esas botas durante 4 años.

Me dejo llevar, porque desde que abro la botella recuerdo momentos y sensaciones, esto es mas que beber un velo flor, es recordar risas, sentimientos, espacios compartidos, hablar de Sauci es decir mucho sobre todo porque siempre diré que gracias a ella yo me enamoré de este tipo de vinos, porque ella me enseñó donde catar este vino, me llevo de la mano para hacerme ver como se lucha cuando crees en algo.

Porque si hay una luchadora eres tu Begoña, por que siempre has tenido una sonrisa y un momento para mi, a pesar de que tu tuvieras retos. Porque siempre me has tratado realmente como si fuera alguien cercano a ti. Porque beber eSpinapura es mucho más que notar la crianza biológica por el paladar. Nariz, ojos, tacto, paladar, oído nunca me podrán llevar a poder describir las sensaciones de mi corazón cuando bebo eSpinapura.

Os dejo a vosotros que os deleitéis con el que para mi es uno de los mejores finos (condado pálido) de la península, por supuesto comparándolo en su rango de precios, el cual es casi regalado.

Gracias Begoña, Gracias hermanas Sauci, por todo.

Condado Pálido eSpinapura, fino eSpinapura, donde los larpeiros empezamos a entender por qué el velo flor, es una de las maravillas vinícolas de nuestro país.

Nace Mercado Local, productos de proximidad (Nota de Prensa)

Nace Mercado Local, plataforma gratuita para la compraventa de productos locales de proximidad 

Tablondeanuncios.com pone en marcha esta iniciativa para ayudar al comercio local y a pequeños agricultores

Pixbay

Córdoba, Mayo 2020.- Nace Mercado Local, una plataforma web creada para que productores y consumidores puedan ponerse en contacto fácilmente y realizar compra venta de productos locales, fomentando así el consumo de productos de Km 0.

Dada la situación actual de confinamiento y las enormes dificultades económicas a las que se enfrentan pequeños agricultores y pymes dedicadas al sector de la alimentación, nace este nuevo proyecto que busca promover la economía local, el consumo responsable, el comercio justo, la sostenibilidad y el medioambiente”, explica Rafael López, promotor del proyecto de Tablondeanuncios.com.

En el caso de los productores locales, Mercado Local ofrece la posibilidad de vender sus productos directamente sin intermediarios de forma muy sencilla y sin coste para ellos.

En la plataforma, cualquier productor local puede vender sus frutas, verduras, hortalizas, huevos, lácteos, conservas, etc. 

Asimismo, desde Tablondeanuncios.com señalan que podrá hacer uso de la plataforma cualquier persona que tenga un huerto familiar o un huerto urbano y que, en un momento dado, quiera vender parte de la producción que tiene a fin de contribuir a su economía familiar.

Además, podrán anunciar sus productos de forma gratuita y conseguir que sus anuncios sean publicados en el portal, donde tendrán su página personal en la que aparecerán listados todos los productos que tienen a la venta. 

Mientras, los compradores podrán contactar directamente con el vendedor bien por teléfono, por WhatsApp o mediante un formulario de contacto, a fin de acordar con el vendedor la entrega y la forma de pago. 

“En Tablondeanuncios.com hemos venido apostando desde hace tiempo por la compraventa a nivel local, tanto en lo que se refiere a productos de segunda mano como ahora con Mercado Local en la venta de alimentos. Haciendo honor al lema que muchas veces usamos de ‘Para qué comprarlo en Japón, si lo vende tu vecino”, señala Rafael López. 

pixabay

Prueba de ello, es que desde la plataforma hace tiempo se creó un tablón de anuncios para todas y cada una de las localidades españolas donde los vecinos pueden publicar las cosas de segunda mano que tienen a la venta y así facilitar las transacciones en persona, resaltando siempre las ventajas de las compras de cercanía: posibilidad de comprobar el estado del objeto que se compra antes de pagarlo, ahorro en costes de transporte, evitar fraudes, etc.

Más información.- 

http://www.tablondeanuncios.com/ 

Vino Blanco Ladairo 2019, Godello y Treixadura de Monterrei

Me gusta el vino, me gusta el blanco, me gusta Monterrei, y me gusta que los amigos me regalen viño, Graciñas Pepiño y Maica por el detalle.

Es en el 1980 cuando José Luis Vaz, hereda un propiedad en el Valle Ladairo, con tesón y muchas ganas hoy tienen 20 Hectáreas de viñedo en la D.O. Monterrei, haciendo cosas más que interesantes, para que nosotros los bebedores podamos disfrutar.

Este Blanco Ladairo está elaborado con Godello y Treixadura, no sabemos el porcentaje de cada una, para nosotros creo que la Godello tiene un porcentaje más elevado, y además pensamos que tiene un reposo de algún mes que otro sobre sus lías.

Bonito color amarillo, en nariz en sutil, intenso, con algún toque de melocotón, y en boca es graso, largo, amable, suave, y sabe a poco, a muy poco.

Le pusimos a competir con un arroz con morcilla y reinó perfectamente.

Vino Blanco Ladairo Godello treixadura, a un nivel muy alto de esta D.O. Monterrei, digno embajador de la mismo.

Pepe me puedes mandar todas las botellas que quieras, un fuerte abrazo amigo.

Y si vosotros habéis probado este Ladairo Godello, esperamos vuestros comentarios.

Vino Tinto La Miranda Secastilla Garnacha 2016, Bendita sorpresa

No me cansaré de decir que esto del vino es algo que te envuelve, te atrapa y ya no te deja salir.

Fue en el 2011, cuando andábamos con nuestros amigos de Almudévar que nos llevaron a visitar las bodegas de viñas del Vero. Una visita la verdad muy interesante, es grande esa bodega ciertamente.

Allí nos pusieron varios vinos para probar y, aunque ya les conocía, salí bastante desencantado, de hecho no hicimos entrada por no hablar mal. Por eso desde entonces Secastilla lo tenía como apartado, y mira que digo siempre que hay que dar oportunidades, pero nada yo erre que erre trabado.

Y no os vais a imaginar, estaba entrando en un supermercado Día, y veo en la entrada diferentes vinos en oferta, y aquí estaba este Vino Tinto La Miranda Secastilla Garnacha, por 4€, pues dije a la saca, que aún a malas con cola me lo pispio. Bendita la hora de la oferta y de la decisión de llevármelo. Ya veis se junta un vino que tenía apartado, con la compra de vino en un súper, ya ves tuuuuu…

Vino Tinto La Miranda Secastilla Garnacha 2016 lleva también un poco de Parraleta (mira que me gusta esta uva) y Syrah, le dejan descansar 8 meses en roble francés. Un gran color, con lágrima suave, parece que decía: Menos mal me sacaste de ese lineal, un nariz con mucha fruta, a pesar de ya tener unos añitos, quizá de más, estaba muy vivo, buena boca y estructura, y mi estómago se quedó agradecido cuando lo recibió.

Resumiendo, que volveré mañana al Día a ver si les queda más de este vino, porque a ese precio merece muchísimo la pena.

Una vez más el vino te vuelve humilde, y te hace pensar que no se puede descalificar un vino como nosotros hicimos en la entrada del 12 de Agosto de 2011 AQUÍ os dejamos el enlace. Como siempre decimos es nuestra opinión y como opinión que es puede ser acertada o no. Esperamos vuestros comentarios.