XIX Salón de los mejores vinos de España Guía Peñín (Parte 2)

Muy buenas a todos y a todas, aquí seguimos para contaros la experiencia del salón Peñin.

Seguimos dando una vuelta y nos encontramos con una bodega que nos gusta bastante y no es otra que Cirsion y allí probamos:

Sela 2015

Cirsión 2016 ( nos gustó aunque si que nos pareció extraño que fuera más joven que el Sela, curioso)

No podíamos estar en Peñín y no visitar a una bodeguera que me encanta, y cuanto más estoy con ella más tengo claro que va a hacer cosas muy importantes en este mundo vitinícola y me refiero a Noelia de Bodegas Callejo, empezamos con:

El Lebrero 2016

Finca Valderoble 2011

Feliz Callejo 2015 (qué bueno por favor)

Recordando viejos tiempos, hace unos 11 años, nos fuimos a probar vinos de aquellos que en su día distribuía nuestro querido, y desgraciadamente desaparecido amigo Gedebe:

Cenit 2012

Nora Da Neve (qué recuerdos de este vino)

Y seguimos dando un paseo y Vimos Artadi, aún recuerdo esa premier a la que acudimos, pero… hacía mucho tiempo que no nos atendían tan mal.

Artadi Valdeginés 2016

Nos fuimos de Artadi a toda velocidad, qué mal recuerdo, y encontramos Raventós I Blanc, para quitar el mal sabor, sólo catamos un vino porque no estaba José, pero volvimos después:

Raventós i Blanc Enoteca 20 años

Y ala, de Cataluña a Galicia, para probar Pazo Señoráns:

Pazo Señorans coleccion y Pazo Señorans Selección añada 2010 (no me gusta eso de que el vino es un bebé, creo que hay que probarlo desde que sale al mercado y luego ver su evolución, sentir como cambia con los años)

Da gusto como se viaja entre vinos, volvimos a Cataluña a la zona de Terra Alta con Bodega Abadal:

Abadal Picapoll 2017 ( me gusta esa uva)

Lafou El Sender 2016 (nos sorprendió)

Yo no podía estar en Peñín y no buscar la Bodega Alto Moncayo, así que en cuanto la vi allá que me lancé

Veratón 2015

Alto Moncayo 2015

Aquilón 2015 (sublime, sin palabras, lágrimas de pasión)

Creo que fue allá por el 2006-2005 la memoria se me pierde, cuando conocí a Dani Landi. Y aunque ya se que no está en Jimenez Landi fui a probar esos vinos para recordar viejos tiempos (nos encantaron):

Jimenez Landi Sotorrondero

Jimenez Landi Piélago

Tengo la suerte de conocer la historia de Jean Leon hace muchos años, de hecho yo vendí Aquel Mitico del 83 por 3.000 pesetas botella, asi que imaginad. Probamos de este maravilloso personaje cántabro:

Jean Leon Vinya La Scala

Jean Leon Vinya GiGi 2016

Y ya que estábamos allí no podíamos dejar de volver a probar este maravilloso Vardon Kennet

Var

y por supuesto nos fuimos a una de las bodegas de Toro que mas hacen que nuestras papilas saliven aquí os traemos:

Termes Blanco 2017 (espectacular este blanco)

Termes 2015

Numanthia 2014 (mantiene el nivel)

Termanthia 2013 (muy bueno, aunque ya la botella tenia muchas decantaciones, no se si realmente aguantará mucho mas, por su precio no debería estar así ojito)

Asta aquí por hoy, nos queda sólo una parte más que en breve la publicaremos. Un saludo a todxs.

 

XIX Salón de los mejores vinos de España Guía Peñín (Parte 1)

Hola familia, por fin después de tantos años hemos podido ir a uno de los mejores salones de vinos que se realiza en España. Porque sinceramente muchos son los que decimos que no hacemos caso a esta guía, pero al final siempre le echamos un vistazo y si un vino de una bodega amiga está con 90 puntos o más pues nos alegra y mucho. Y no cabe duda que su repercusión tiene.

No voy a entrar a valorar los vinos salvo alguno que otro que me pueda haber sorprendido, y aunque ya en el cara-libro puse todos los vinos que tomamos (unos 80 más menos) creo que dejar constancia en el blog merece mucho la pena. Así que sin más dilación aquí tenéis nuestra experiencia en este fantástico evento.

Empezamos fuerte con Vega Sicilia, y a decir verdad nos defraudó los vinos que llevaron y encima muestras, y con la añada a rotulador, una lastima, cierto que es uno de los grandes pero…

Alión 2015

Macán 2014

Pintia 2014

Sabéis nuestra predilección por Carlos Fernández de Bodegas Tierra, así que fue la segunda bodega que visitamos y con la que terminamos al finalizar el día. No se puede empezar y acabar mejor un salón de esta categoría

La Abuela Visi 2016

La Greña 2014 en Magnum

Tierra Sólo Graciano

El Belisario

Carlos nos recomendó ir a visitar una bodega de la D.O. Ca. Rioja de un conocido de él, pero antes pasamos por la mesa de Bodegas Gomariz, y como hacía poco que habíamos tomado los vinos en el encuentro de Carlos del Portillo sólo probamos un blanco que nos faltó de aquella ocasión y fue:

Gomariz X

Bodega Hermanos Frías del Val que nos aconsejó Carlos, la verdad que una bodega muy interesante a seguir de cerca sus pasos:

Viña El Flako

Hermanos Frías del Val Crianza

Y fuimos a una bodega que conocemos hace muchísimos años y no podíamos dejar pasar la oportunidad de probar sus maravillosos pagos que aquí os traemos: Abadía Retuerta

Pago Negralada 2014

Pago Garduña 2015

Hago un apartado por este Abadía Retuerta Petit Verdot 2015, me encanta, la verdad que creo que está a la altura del precio que cuesta:

Me di una vuelta y vi a un hombre al que tengo muchísimo aprecio Antonio Caravaca así que fue la disculpa para hacer una visita rápida a Bodega Atteca y volver a probar un vino que no es tan fácil de encontrar por Cantabria y es:

Atteca Armas 2016

Y ya que estamos dentro del grupo de Gil Family States pues por supuesto volvimos a probar dos vinos que para nosotros significan mucho y los que nos conocen entienden por qué, asi que a por Bodegas El Nido con:

Clio 2016

El Nido (Esto cada vez que lo bebo más me gusta)

Y al fondo del salón veo una cara conocida, una mujer con la que he tenido la suerte de compartir dos concursos Optimum Cantabria en Santander y no es otra que la maravillosa Cristina Tierno, así que me dirijo a la mesa en la que se encuentra y la dejo que me cuente el proyecto en el que se ha involucrado que no es otro que Cavas Montesquius. De verdad que buscad estos vinos porque tienen cosas que hacen temblar el cuerpo:

Rose Doré Gran Reserva 2015 Brut Nature

Montesquius Gran Reserva 2014 extra Brut (me encantó y mira que no soy yo de extra brut pero me pareció super-equilibrado)

Montesquius Gran Reserva 2008 Brut Nature (si 10 años y un color brillante)

Montesquius Gran Reserva 2004 Brut Nature (Magnum) (Brutalmente bueno)

Gracias Cristina de corazón, es un lujazo compartir contigo

Y después de aquí vimos una mesa con cosas que yo tenía ganas de probar por primera vez y repetir y fue la de Sierra Cantabria, Puntido, Teso la Monja. Ya ves todo eso junto y de un tirón así que a por ello.

Por cierto fue una de las mesas donde mejor nos atendieron, de verdad, a pesar de estar a tope, una sonrisa, amabilidad, yo que sé, increíble y eso que no nos conocían. Gracias a todos los que allí estaban que fue genial.

Sierra Cantabria Cuvee 2014

Sierra Cantabria Colección Privada 2016

Amancio 2014

El Puntido 2015

Finca El Bosque 2016

Alabaster 2015 (sin palabras, maravilloso, sutil, suave…)

La Nieta 2016

Victorino 2015

Hicimos un vuelta pa-ca pa-lla y nos encontramos con un hombre que estaba cortando dos jamones y le preguntamos por qué uno de ellos tenía como mucha grasa, y nos dijo que era de cerdo Húngaro, ala pues a probarlo y la verdad que estaba bastante aceptable.

Y vimos una bodega que no sé por qué te llama, nos acercamos y nos dieron a probar un Ribera del Duero honesto, directo, donde el terroir está en la botella y en la copa, nos referimos a Bodega Cruz de Alba

Cruz de Alba

Y nos fuimos a Ramón Bilbao, da gusto viajar de la Ribera a la Rioja tan Rápido, y allí probamos vinos de la esa misma bodega y también de Mar de Frades:

Mirto 2014 (mantiene la línea realmente sabroso y nos ha gustado como han vestido la botella)

Mar de Frades Godello Atlántico (me sorprendió esta godello hecha en las Rías Baixas)

Mar de Frades Fincas Valiñas 2015

La Lomba de Ramón Bilbao 2017 (curioso este rosado)

Bueno familia hasta aquí esta primera parte de lo que fue un maravilloso Lunes, dentro de poco la segunda que será más y mejor.

9º Aniversario Larpeiros en Cantabria. Increíble

La verdad que no me puedo creer que esto haya aguantado 9 años, y más en este mundo que ya casi nadie escribe en blogs. Todo es en el cara-libro y en instagram. Bien es cierto que eso está bien y que hay que ir con los nuevos tiempos.

En este blog lo seguimos manteniendo, porque estamos convencidos que la aplicación que hemos creado Sumiller On-Line al final va a funcionar y este blog tiene que estar activo para ella y para mucho más que puede llegar a venir.

Cómo véis los larpeiros llevamos unas temporadas con diferentes retos, pero no quitamos las ganas de estar de vez en cuando por aquí. Y aunque desde el año anterior sólo hemos publicado 7 entradas, creo que su calidad es tan buena que os las vamos a recordar:

1- Restaurante Casa Pepa en Alicante

2- Alfajores

3- Hotel Escuela Las Carolinas

4- Cata cena Campos Góticos

5- Vino Blanco Javier Sanz

6- Vino Blanco The Flower and The Bee

Y dejo para el 7º algo único e irrepetible. No escribiremos mucho pero esta cata Vertical ha sido inolvidable y maravillosa

7– Vertical El Primavera. Del 2008 al 2014

Y hasta aquí amigos, gracias por vuestro tiempo en leernos y esperamos contaros cosas realmente buenas que seguro realizaremos.

 

Vino Blanco The Flower And The Bee. Ahora sí que sí

Ante todo dar mil gracias a Carlos del Portillo por crear el 5º encuentro amigos de Ánfora pues fue un auténtico placer poder asistir por primera vez, ya que por un motivo u otro nunca había estado y espero no perderme los próximos.

Y quiero hacer esta entrada porque este vino que hoy os traigo lo probé hace ya unos cuantos años en Camiño do Inglés de Ferrol y no me gustó mucho. Probamos la añada 2011. Y se lo dije a Miguel. Pero como siempre comentamos hay que llevar la mente abierta a la hora de probar un vino, y menos mal que así lo hice porque fue una mas que agradable sorpresa.

Este vino es elaborado por Coto de Gomariz, 100% treixadura dentro de la D.O. Ribeiro. Vino fermentado a baja temperatura para darnos una explosión a nariz que ya me hacía ver que no era el vino que yo recordaba. Sensaciones frutales con toques de fruta blancas, me entraron ganas enseguida de meterlo en boca pero pude aguantarlas. Lo mareé un poco mas y volví a meter la nariz hasta dentro de la copa, para notar como era aún más complejo. Es joven pero alegre, me encanta ese toque de pera y ya no aguanté más así que a la boca. Y sí señor acidez de la que me gusta, punzante pero amable, con equilibrio y una retronasal donde esa fruta vuelve a estar presente.

Creo que es de caballeros rectificar, y si en su día no tuve ningún problema para castigar este vino, es hoy el día que digo que me gusta, que buscaré más botellas y que merece la pena que vosotrxs lo busquéis y disfrutéis de un Ribeiro de los que hace que esa D.O. vaya a más.

Vino Blando The Flower and The Bee, a seguirle los pasos y gracias también a Vinos de Miguel por estar con nosotros y enseñarnos algo más de Coto de Gomariz.

Vino Blanco Javier Sanz Verdejo 2017

Que tal queridos amigos. Os tenemos abandonados que no olvidados. Bien es cierto que los Larpeiros no estamos pasando por nuestros mejores momentos, es por ello que conseguir tiempo para publicar es algo que nos cuesta y mucho. Pero lo que tenemos claro que este proyecto sigue adelante. Que nos ha costado mucho llegar hasta aquí y que no cejaremos en seguir escribiendo.

Y por otro lado pedir un millón de disculpas a esta bodega Javier Sanz, dado que nos envió las muestras hace más de un año y han tenido la paciencia de esperar hasta que pudiéramos hacer esta entrada.

Javier Sanz está elaborado 100% verdejo de uvas de más de 40 años en la zona de La Seca. La vendimia se hace por la noche, cosa que me parece muy lógica para evitar esas fermentaciones provocadas naturalmente por el sol.

Y a lo que vamos, nos ha gustado la verdad, además de tener ese toque ácido que va a hacer que la evolución en botella sea interesante, fuera aparte de que el tiempo que ha pasado sobre lías también va a ayudar y mucho a que el tiempo le haga madurar adecuadamente.

Nuestro consejo es que si lo veis en alguna carta lo pidáis porque la verdad que merece la pena lo probéis.

Javier Sanz Verdejo, un blanco más que interesante. Muchísimas gracias a la bodega por vuestra paciencia

Cata cena Campos Góticos en Restaurante Las Carolinas

El pasado Viernes 23 de Marzo, tuvimos la suerte de poder asistir a una cena en Las Carolinas acompañada de los vinos de Campos Góticos. Ya había probado estos vinos antes con los sumilleres de Cantabria y tenía muchísimas ganas de volver a probarlos así que no perdimos la ocasión y fuimos dispuestos a pasar una gran noche.

Empezamos con una cata de los vinos de Pedro, si alguien sabe cómo hacer una cata diferente, con sentido y con mucho saber, ese es sin lugar a dudas Pedro. Empezando por su blanco de la D.O. Rueda y terminando por ese 7 Lunas que me tiene loco.

Campos Góticos Verdejo 2016, donde el vino huele a lo que tiene que oler, manzana, plátano, algo de melocotón una sutil piña, pero nada de ese empalago de la tropical. Con levaduras que se dan de verdad en la vid, totalmente natural y huyendo de las modas de que el vino tiene que salir la añada en Enero. Este blanco es muy bueno y a ver si conseguimos que no se tome excesivamente frío, eso para los blancos que nos dan en muchos sitios.

Nos pusieron un Campos Góticos Verdejo 2017, y se notaba que aún le faltaba algo de botella, pero creo que aún va a estar mejor que el 2016.

Pecunia Crianza del 2013 D.O. Ribera del Duero 100% ecológico. 12 meses de barrica dan a este vino una complejidad muy agradable. Da gusto oir a Pedro explicar que el 80% del viñedo de la D.O. está en Burgos, pero que mucha gente identifica esta denominación con la zona de Valladolid (pesa mucho las afamadas bodegas que allí se encuentran). Este vino tiene un paso de boca fácil, nariz envolvente a fruta, directo y llano. Lo que se pide a un Ribera de su categoría.

Tinto Campos Góticos Crianza 2012. D.O. Ribera del Duero. 100% ecológico. Este vino tiene 16 meses de barrica de roble francés (Pedro dice que es el que más le gusta usar). Con mucha personalidad, alegre, con fruta, toques de vainilla, mineral, un vino que va a dar mucho que hablar.

7 Lunas viñedos de la Joya Reserva 2004. D.O. Ribera del Duero. 100% ecológico. Algo mas de 14 años ya miran a este vino y aún le queda mucho recorrido. No me canso de olerle una y otra vez, un placer en la boca, en el postgusto. Un vino para disfrutar durante mucho tiempo. Es increíble de verdad lo bien que ha envejecido. Lo sabroso y vivo que está. Una auténtica pasada. Sin lugar a dudas uno de los grandes la Ribera Del Duero.

Y una vez termina esta maravillosa cata pasamos a la cena, pero antes Chema de Quesería Quesoba nos cuenta como elaboran ellos sus quesos en ese maravilloso valle.

También Pablo que nos trae un queso de nata de San Pedro del Romeral, nos explica sus elaboraciones.

Y empezamos con degustación de 5 Quesos Cántabros a cual mejor sin dudas.

  • Queso de vaca ecológico de Quesería los Tiemblos
  • Queso de cabra DOP Quesucos de Liébana, Quesería Alles.
  • Queso de vaca curado de pasta blanda, Quesería Quesoba
  • Cremosuco a la cerveza de quesería La Pasiega de Peña Pelada
  • Queso DOP Beges-Tresviso, Quesería Casa Campo.

De primer plato Escarola con jamón ibérico y queso Cremosuco a la cerveza de la Pasiega de Peña Pelada, con aroma de trufa. Un plato fresco y agradable.

De pescado Merluza a la plancha con vinagreta de Queso Quesoba de pasta blanda. Una merluza hecha en su punto perfecto, aunque a muchos de la mesa nos dio demasiado olor a bacalao y nos hizo dudar de que realmente fuera merluza. Pero su punto de cocción inmejorable.

Como carne Delicia de ternera rellena de mousse de queso Picón-Bejes-Tresviso de quesería Campo y su propio jugo, con una reducción del vino de Campos Góticos. Qué buena la textura de la carne, todo un acierto utilizar los mismos para cocinar. La pena que el queso picón se llevaba todo el sabor pero las texturas inmejorables.

Tiramisú pasiego con requesón. Espectacular ese requesón que rico por favor.

Y terminamos con café y bombón relleno de queso

acompañado de orujos de Sierra del Oso

que nos trajo Ángel para que probáramos.

Una gran noche con un servicio espectacular a cargo de Alfonso Fraile y sus alumnos, que ampliaron dos veces la mesa sin alterar para nada el evento. Eso es saber y mucho como hacer bien las cosas.

Todo un placer haber podido asistir y sobre todo volver a compartir con antiguos amigos de la gastronomía.

Hotel Escuela Las Carolinas, pequeña decepción

Hacía yo mucho que no nos dábamos una vuelta por Santander y nos apetecía volver a probar el maravilloso servicio y comida de este hotel escuela que siempre nos ha encantado, así que dicho y  hecho para allá nos fuimos.

Tomamos un vino en la barra que la verdad nos gustó bastante Pizarras de Otero Mencía 2016. Un mencía que de verdad merece la pena que probéis. Alegre, divertido, con buena fruta y agradable paso de boca.

No habíamos reservado mesa pero no tuvimos problema dado que estaba casi vacío y nos pareció raro, pero pasamos al comedor y nos dispusimos a disfrutar.

Como apunte nos dio pena ver la cava de vinos casi vacía y con muy pocas referencias de vinos para pedir, siempre habíamos dicho que su selección era realmente buena, pero hoy por hoy la verdad que da lástima ver ese mueble, esperemos sólo sea un cambio de referencias y por eso esa imagen tan pobre.

Empezamos con un aperitivo que nos gustó y sorprendió bastante. Escerificación de mango y jamón, Pastel de queso y una decostrucción de patatas a la riojana. Realmente imaginativo, sabroso, este plato lleva bastante trabajo sin lugar a dudas. Todo un acierto para empezar.

Seguimos con ensaladilla y rape alangostado. Una ensaladilla sin nada de misterio, mayonesa con un color poco agradable y un rape muy blandengue, sin sabor y nada terso. Una pena de plato.

 

El siguiente plato fue ravioli de zamburiñas. Para olvidar la verdad, mejor no decir más.

De pescado lubina sobre crema de puerros con ajo negro y brócoli. Una lastima de dos trozos de lubina mal puestos, seca, nos pareció muy raro que el ajo negro y el brócoli estuviera frío, al juntarlo con la lubina no pegaba nada. Lo único rico la crema de puerros…

Caldereta de Cabrito. Pues lo de cabrito porque lo dicen ellos, no sabía para nada a cabrito, podía haber sido un trozo de carne de cualquier tipo, y sólo sabía a las especias que habían echado. La carne dura, seca, menos mal teníamos pan (por cierto bastante normalito…)

Y de postre una crema de yogur con tropical, chocolate relleno de frutos rojos, y tarta de queso. Estaba rico, bien hecho, quizá le faltase algo de sabor a la tarta de queso, pero dimos buena cuenta de ello.

Para beber un Ribera del Duero Campustauru del 2016. Con un  buen principio, sabroso pero con el paso del tiempo como que se le hecha de menos algo de estructura. Lo volveremos a probar.

Quiero terminar diciendo que el servicio fue muy bueno, a pesar de estar aprendiendo Manuel lo hizo genial. Alfonso una vez más demuestra que es uno de los mejores de su profesión. Pero la cocina esta vez ha dejado mucho que desear. La verdad que nos hemos ido muy desencantados y con muy pocas ganas de volver. Aunque bien es cierto que todo el mundo puede tener un mal momento. Así que lo mejor será volver y ver si ha sido un mal día o es que alguien en la cocina se ha relajado más de lo debido.

Alfajores

Os traigo la receta de este postre que está rico de verdad:

Ingredientes:

150 grs.  de margarina

200 grs. de azúcar glass

2 yemas

1 huevo

100 grs. de harina

200 grs. de maicena

3 grs. de impulsor

Ralladura de cáscara de 1/2 limón

5 ml de brandy

Cantidad necesaria de dulce de leche repostero

(nosotros usamos este)

Cantidad necesaria de coco rallado.

Elaboración:

Batir en un cazo con una cuchara de madera la margarina junto con el azúcar hasta formar una crema lisa. Agregar las yemas, el huevo y poco a poco la harina, previamente tamizada, con la maicena y el impulsor. Perfumar con el limón, añadir el brandy y distribuir sobre la mesa de trabajo previamente enharinada. Estirar la masa dejándola algo gruesa y cortarla en círculos de unos 4 cms. de diámetro. Los colocamos en una placa ligeramente aceitada y lo metemos en el horno a 180º hasta que estén bien secos. Dejamos enfriar. Pegamos de a dos con abundante dulce de leche y espolvoreamos los bordes con bastante coco rallado.

Y a disfrutar!!!

Vertical El Primavera. Del 2008 al 2014

 

Como nos gusta eso de juntarnos y poder compartir vino entre amigos. Y más aún cuando esos vinos vienen de Parte de Carlos Fernández. Bien sabéis que esta bodega para nosotros es muy importante, me han demostrado en muchas ocasiones que son amigos, y eso tiene un valor incalculable para mi.

No sé si recordaréis que ya hicimos una vertical hace ya varios años. En Marzo del 2013 y esa cata fue algo genial. Os dejo el enlace de la misma aquí.

El lugar elegido para esta maravillosa e irrepetible Vertical fue el Trebol de Cueto. Y la verdad que nos atendieron de maravilla.

Ante todo quiero dejar claro que la idea de este vino es para su consumo rápido, no más allá de dos años. Elaborado 100% con tempranillo y con un ligero paso por barrica. Pero desde siempre yo he dicho que este vino envejece muy bien y hoy lo henos corroborado sin ninguna duda.

El Primavera 2014: el más joven, por eso empezamos por el, con su fruta, algún toque lácteo, la verdad que llena la boca y te la prepara para poder disfrutar de unas rabas de peludín y magano que estaban riquísimas

El Primavera 2013: La cosa empieza a ponerse interesante, aunque estamos todos de acuerdo que le falta tiempo, que hay que dejar que respire. Increíble, 4 años y aún tiene que respirar. Cuando volvemos a él pasada más de una hora, empieza a decir aquí estoy yo, vino de Labastida, sabe y huele a Rioja, como todos sus hermanos. Si señor. Y vaya pulpo que nos zampamos con él.

El Primavera 2012: Hay amigos, flipamos, según vamos retrocediendo en el tiempo la cosa se va poniendo mejor. Qué nariz, también necesita abrirse un poco pero está bueno. Y las Verdinas con almejas fue un visto y no visto de ricas que estaban.

El Primavera 2011: Para la mayoría de los que estábamos zampando y tragando fue el mejor vino, yo al final no estaba de acuerdo, debo ser el raro de la familia. Pero no dejo de darme cuenta que este vino es una pasada. Y encima aún me quedan botellas en casa de él. Carlos me comentó que la única diferencia con los demás es la añada.  Untusoso, graso, largo, desapareció la botella oye… Y pedazo albóndigas de bonito que nos sirvieron.

El Primavera 2010: Y seguimos alucinando se pone todo más interesante, mas serio, mas vino. Pero cómo puedes tener 7 años y estar así de vivo, con acidez de la que aún va a hacer que envejezca mejor. Si señor que bueno Carlitos. Eli nos puso Carrilleras con puré de pimiento que aún tiemblo de gusto al recordarlas.

El Primavera 2009: En la entrada del blog de la cata anterior esta fue la añada que ganó. Pero hoy le tengo que dar la razón a Carlos y decirle que el 2008 fue el mejor. Pero este estaba a un nivelazo increíble. Esa compota, se va abriendo, nariz y vuelta a beber, y vuelta a nariz, no cansa. Genial y con el codillo de cerdo subió aún más el nivel.

El Primavera 2008: El mejor, para mi el ganador, 9 años y esto está para tirarse a rolos de gusto. Increíble, si señor Carlos, para mi el mejor Primavera que he tomado en estos más de 10 años que nos conocemos. Y encima la armonía que le pusimos fue de las duras. Dos formas de hacer torrijas. Peleó de tu a tu con el postre y salió más que airoso. Una auténtica pasada.

Quiero ser pesado y volveros a recordar que este es un vino de semi-crianza, que en teoría no está hecho para envejecer pero que el paso de los años le vienen más que bien.

El Primavera, tinto de Bodegas Tierra. En la Rioja Alavesa, en Labastida. Realmente de lo mejor que conozco. Gracias amigos por habernos hecho disfrutar de esta manera. Y una vez más, gracias a El Trebol por su buen hacer.

 

Restaurante Casa Pepa en Alicante. Hace un año pero inolvidable

Quiero deciros Hola en mi primera aportación a este blog.

Después de muchos años dándole vueltas a la cabeza por fin esta gente me ha liado para que escriba lo que pueda, así que ahí vamos. Aunque casi sin tiempo para poder dedicarme a contaros experiencias y demás, intentaré traeros aquí lo más especial de mis experiencias.

Hoy empiezo con lo que fue una cena fantástica realizada hace ya justo un año, pero por muchas circunstancias inolvidables. Fuimos dos personas a cenar, y he de decir que mi acompañante lo llevo en mi corazón todos los días. Benidorm para nosotros fue algo importante y nuestra amistad queda para más allá de cualquier circunstancia. Y el sabe que a pesar de todas las adversidades siempre me tendrá cuando necesite algo.

Vamos a ello: Estábamos pensando donde cenar y elegimos este restaurante, llegamos y desde la entrada las sensaciones fueron excelentes. No tengo palabras de agradecimiento para el buen hacer de su maître Manolo, pero si su atención fue genial, el trato que nos dio Sergio, su sumiller fue sublime, pocas veces me he sentido tan bien atendido por dos grandes profesionales un lujo de verdad.

Así que nos sentamos, nos dieron la carta y un aperitivo para beber, nos ofrecieron cava o manzanilla, y claro está elegimos las dos opciones. Y para cenar, pues para qué elegir, directamente el menú maridaje.

Recuerdo las palabras de mi acompañante “no me gusta el vino”, creo que esa frase no la ha vuelto a repetir.

Nos sirvieron diferentes tipos de pan, de ajo, integral, sal y aceite, claro está, de esto repetimos varias veces, que se le va a hacer.

Bien, empezamos con un Cava Adernats Brut Nature Reserva, suave, con buena acidez, sabroso y muy bien relacionado con el aperitivo de estos chips

Nos sirvieron Puerro asado con queso de cabra, haz de sepia y bacon e infusión de cítricos.

Cada uno de ellos muy sabroso y le pegamos para beber: Una Manzanilla en Rama Saca de Verano 2016 de Solear, pues qué deciros, no nos daba tiempo a comer, beber, flipar, y disfrutar…

Seguimos con turrón de foie y maiz con maracuyá y gelatina de moscatel, suave, alegre, interesante, muy apetecible.

Para este foie, Sergio nos sirvió un Pale Cream de Sánchez Romate su Mírame cuando te hablo, elaborado con finos del pago de Macharnudo y algo de moscatel es bastante interesante y para estar bastante pendiente de él.

Nos trajeron Sopa de quisquilla, habitas y alcachofa. No tenemos palabras de elogio, supersabrosa y agradable, nos entonó el cuerpo; genial en esa noche de Diciembre.

y un blanquito para beber con la sopa de Celler la Muntanya Beni, 50 malvasía y 50 garnacha blanca, la verdad que nos sorprendió, algo alta la acidez pero la sopa lo compensaba muy bien.

Venga que seguimos: Codorniz en escabeche con alubias del barco. Casi saltamos de gusto, es ese momento cuando no hay conversación y casi sólo se escucha el sorber de la sopa y las palabras diciendo que estaba realmente cojonudo.

Y un Palo Cortado de Juan Piñero, de esos palo cortados que no te asesinan el bolsillo y se pueden disfrutar, muy sabroso, y qué mejor que un vino de este estilo para luchar contra la dificultad del escabeche, todo un acierto sin lugar a dudas.

Como pescado una Merluza rebozada con salsa verde. Muchos dirán que la merluza es un pescado que ni fu ni fa, pero cuando se elabora con este nivel es un placer increíble, y conseguir que se quede con esa finura y que el rebozado no empalague es dominar el fuego realmente bien.

Otro blanquito, un Rías Baixas, pero de los que nos gustan, con algún añito en las espaldas Pazo San Mauro del 2012, una vez más un gran acierto. Graso, con un nariz envolvente, perfecta acidez, y es que la albariño cuando se trata así hace cosas muy ricas.

De carne una Presa Ibérica de Joselito con Quinoa y salsa de Oloroso. ¡Qué punto! ¡Qué sabor! ¡Qué bueno! ¡Qué todo!!! Increíblemente bueno

Y para esta presa un tinto que nos dejó enamorados, Aví de bodegas Mas L´Altet. Algo más que sabroso. Increíblemente complejo, redondo, suave, cuando el paladar hace que todos los sentidos se centren en este maravilloso líquido que es el vino, es cuando mejor me siento por día a día seguir formándome y poder saber un poquito más para apreciar la complejidad y el gran esfuerzo que implica poner en el mercado algo tan bueno como esto.

Venga, vamos a por las Larpeiradas: Crema de calabaza, helado de coco, huevo y vainilla. Anda que no estaba rico esto, creo que incluso untamos el pan en el plato para no dejar nada de nada.

Qué bien le sienta a este postre el Moscatel de la Marina de Enrique-Mendoza 2015. Mira que nos gusta este tipo de moscatel, y con el coco hace que me derrita de pasión por el recuerdo y me entren ganas de volver.

Y justo en el final llegó el plato de la noche, el que más nos impresionó, ya no solo por la originalidad sino por la complejidad de hacer de esta forma unos Mochis de arroz con leche y mascarpone, es aún hoy el día que estamos mirando la forma de poder hacerlos en casa, yo quiero volver a probar este plato que nos hizo llorar de gusto.

y no podía faltar un Pedro Ximenez en un menú de armonía, y qué mejor combinación con ese toque de canela del arroz con leche un Callejuela, que estuvo a la altura de los demás vinos que nos pispiamos esa maravillosa noche.

También unos petit fours que ya quisieran muchos como postre en sus restaurantes, un lujazo de verdad

No tengo más que palabras de agradecimiento, porque la cocina estuvo genial, pero lo que hizo la visita inolvidable fue estar con mi amigo y disfrutar de uno de los mejores servicios de sala que me han atendido, mil veces gracias Sergio y Manolo por hacer que camarero sea algo mas que una profesión. Vosotros si que sois grandes profesionales. Me arrodillo ante vosotros.