Crema de Calabaza Sin Lactosa



Ingredientes:

750 grs de calabaza
3 puerros
3 Patatitas
100 grs de setas
Queso rallado Kaiku sin lactosa
Nata para cocinar Kaiku sin lactosa
2 lonchas de jamón ibérico
Agua, sal y aceite

Elaboración:

Pelar, lavar y trocear las verduras. Las ponemos en una cazuela y las cubrimos de agua y les ponemos sal y un chorrito de aceite. Llevar a ebullición y dejar hervir durante 20 minutos. Reservamos.
Picar las setas en Juliana salpimentarlas y saltearlas con unas gotitas de aceite.
Cortamos las lonchas de jamón por la mitad, las ponemos en un plato y las calentamos en microondas hasta que estén doradas.
Escurrimos el exceso de agua de las verduras y las trituramos hasta obtener una crema fina. Y lo emplatamos. Añadiendo el queso rallado, la nata liquida, el jamón y las setas, tal como veis en la foto.
Bueno o como más os apetezca, eso ya a vuestro gusto.

Como siempre esperamos vuestros comentarios.

Creado con Blogpress desde mi IPhone4

Tinto Viñas del Vero Gran Vos del 04, Desilusión

Para continuar, y terminar con los post como el de ayer, el de Secastilla. De nuestra visita a Blecua en Semana Santa, el último vino que catamos en la bodega de Viñas del Vero, fue este Gran Vos. Y yo, pobre de mi, esperando probar Blecua, jejeej.
Este Gran Vos se pasa 18 meses en barricas nuevas de robre francés Allier, con un coupage de cabernet sauvignon y merlot. Tiene un Color cereza intenso, una nariz algo corta, un poco de fruta negra, lácteo (¿llevará también algo de Pinot Noir?), y me da bastante madera. En boca es de medio cuerpo. Para no seguir, este vino ellos lo catalogan de autor, y es uno de sus buques insignia, pero a mi me defraudó, no estuvo a la altura, su precio de unos 16€ me parecen mucho. Pero bueno esa es nuestra opinión, y la de todos nuestros amigos que me acompañaron en la visita. La verdad me defraudó tanto, que probé de otras botellas por si acaso, y seguía igual. De todas formas, volveré a catarlo, pues como siempre digo, la cata hay que repetirla siempre.

Y si vosotros no opináis lo mismo, pues espero nos lo digáis.

Puntuación: 3

Tinto La Miranda de Secastilla 2008: Vaya, vaya

Siguiendo con el post del otro día, más concretamente el Sábado 30 de Julio, que os hablé del Gewurtztraminer de Viñas del Vero, ese mismo día a la vuelta en bodega después de catar este blanco, nos pusieron el Secastilla 2008. 
Este vino coje su nombre del mismo valle donde se elaboran las uvas que lo componen que son garnacha, syrah y parraleta (uva autóctona del somontano). Y envejece durante 8 meses en roble francés. Color vivo, picota, algo de flores en nariz, sin mucha intensidad y en boca algo roto y astringente.
No me dijo mucho la verdad, no estaba mal, pero no es para comprar, de echo no me acabé lo que me sirvieron para catar, me volví al blanco que me gustó muchísimo más.

No se si vosotros opináis lo mismo, espero vuestros comentarios ya sean en contra o a favor.

Puntuación: 3,5

Gin Tonic de Sacred con su Botánico, relax y sabor.

Me senté, y decidí tomarme un momento de relax, después de un día largo, con mucho trabajo, y aún con cosas por hacer, pero un kit-kat sienta bien.
Y un trago largo a veces apetece, unas veces un Cubata, otras, mejor sólo una cerveza (Estrella Galicia como no) y de vez en cuando un Gin-Tonic.
Así que tomo una copa alta y ancha, la enfrío bien con 5 piedras de hielo, haciéndolo girar lo más rápido que puedo, lo tiro junto con el agua sobrante y añado 3 ó piedras de buen tamaño de mi propio hielo:
Una infusión de bayas de Enebro que me hago de vez en cuando, y la tengo en cubitos en el congelador.
Pongo una medida de la Ginebra Sacred, de la que ya os hemos hablado aquí.

Como tónica esta vez uso la Fentimas.
 

La sirvo ayudándome de la cucharilla, para que no pierda el poco carbónico que tiene. Uso dos pieles de Lima, sólo la piel, porque a mi, lo que me gusta es el aroma que desprede, y para terminar, sin remover por supuesto. Al final agrego 10 ml del botánico de nuez moscada.

Y a disfrutar, de aromas y sabores que combinan muy bien.

A la espera de vuestros Gin-tonics preferidos

La Bodega de Noah Gordon, Imprescindible

Dentro de las catas, post, vinos, comidas,gags y demás historias, también de eso se puede hablar, historias, contadas con maestría. O simplemente leídas de un tirón.
Había leído otros tres libros de Noah Gordon con anterioridad: El Médico, El Chamán y La Doctora Cole. Y me encantaron. Así que cuando un día me regalaron este libro, no dudé en atacarle y no me defraudó para nada.
Este hombre tiene una forma de escribir maravillosa, ¡qué facilidad para meterte en el ambiente!, crear historias a partir de hechos reales. Colocarte en situación de la historia verídica y la creada por el.
La bodega,narra la historia de Josep Álvarez, que tuvo que huir de la España de 1870 a Francia, por culpa de meterse en un posible asesinato, del que él no era consciente. Ya en Languedoc trabaja en una bodega donde aprende a mimar las viñas y a crear un buen vino, conocimientos que intenta poner en práctica a su vuelta a Cataluña, en las viñas de sus antepasados, e intenta pasar de crear sólo vinagre a elaborar ese gran vino que el aprendió a elaborar en Francia.
380 Páginas para una aventura histórica, apasionante, con intrigas, amor, aventuras y pasión. Un libro donde la superación personal y la lucha por intentar conseguir un sueño, son traídas con gran maestría por este genio de la narrativa actual.
Best-seller, que recomiendo que leáis, y si encima el mundo el vino os gusta, será una aventura que dificilmente olvidareis.

Esperamos vuestras opiniones.

Rosado Elanio 2010 Algo más que un Rosado

Bien sabéis que otra bodega que me llena de gratos recuerdo y momentos inolvidables, es Ferratus, de la que ya os hablé un poco aquí.
Por eso cuando por fin puedo tener la oportunidad de volver a probar el Elanio, es algo más que probar un vino. Lo que siempre digo, la cata es algo más que sentarte delante de una botella, una copa y una hoja de cata. Entran los sentimientos, las sensaciones, los recuerdos. Muchas cosas, hasta si ese día tienes un mal cuerpo, o te has levantado torcido. Para mi es algo más divertido, están genial las catas a ciegas con los colegas, y para llevarse sorpresas, agradables y desagradables, pero en esta ocasión tenía ya ganas de ver la evolución de este vino de nuestra queridísima amiga María Luisa.
Lo primero, me encanta el corcho, aún recuerdo esa silicona rosa del último Elanio que probé, no estaba mal, pero creo que este corcho de verdad, le viste mucho mejor, y le da más personalidad. Una personalidad que ya de por si tiene este vino, con un aroma muy profundo, agradable, formal, serio. Elaborado con 100% tempranillo y descansando 6 meses en barrica. Tiene una acidez buena, agradable, madurará un poco más en botella. Aromas de fruta, en boca tiene cuerpo, no mucho, lo justo para moldear la acidez y la barrica, con una retronasal también compleja. Te sorprende, te paras y piensas, recuerdas, y al final el comentario: está muy rico, algo diferente, vino complejo, especial, no es el típico rosado. A lo que yo digo, es un vino, para muchos momentos. Y su precio ronda los 6 € al restaurante, muy bien, para poder moverle y trabajar.
Creo que es otro acierto de esta gran mujer y todo su equipo, de nuevo muchas gracias por que ya por fin, puedo volver a disfrutar por completo de Ferratus, y su Elanio, y a la espera de su próximo vino.

Puntuación: 6,5

Tinto Vega Sicilia Único del 91 Único de verdad

Y apareció otra vez, ese cliente del que ya os hablé. Con dos señores más, me trae una botella para guardar en la cava un rato, la van a probar en la barra con un poco de jamón y de queso, y unos callos. Y creo que el vino ideal para acompañar a esas raciones es este Vega Sicilia Único. Siempre he dicho que este vino, desde mi punto de vista, es para platos de toda la vida, tortilla de patata, guisos, y con unos buenos huevos fritos con patatas y chorizo ya es increiblemente bueno.
Creo que es el vino español por excelencia un mito que nació allá por el año 1864 y que aún hoy en día se mantiene, con distribución por cupo, y con una cola de espera para conseguir ese cupo para unos cuantos años.
Este único está elaborado con un 85% de Tinto Fino, 13% Cabernet Sauvignon y un 2% de Merlot procedentes de esa tan famosa Milla de Oro en la Ribera del Duero. Se pasa 24 meses en tino de madera, 20 meses en barrica nueva, dos años en barrica envinada y 36 meses en tino de madera de gran capacidad. Resto botella hasta su comercialización, que empezó en al año 2004.
20 años después, Viernes 5 de Agosto, tiene un color picota bien cubierto, perfecto, sin notas anaranjadas, sorprendente, en nariz es muy complejo, vainilla, cacao y restos mentolado. Es cuiroso, he tenido la suerte de probar varias añadas y en todas las clavan, consiguen aromas y sabores parecidos. En boca está totalmente integrada la acidez, con la barrica, los taninos, un vino redondo, glicérico, es curioso como mantiene todo su potencial. Aquí si que no te cansas de oler, probar, hablar, comentar. Un auténtico placer, donde se ve que su precio es el que tiene que ser. Unos 140 € para el que tiene cupo, el resto tendrán que rascarse mucho más el bolsillo.
Gracias amigo borrachín por estos placeres que nos estás trayendo. Y encima hemos quedado para probar un Vega Sicilia Reserva Especial, ya cuento los minutos que faltan. Será otra gran aventura probablemente. O no, pero las espectativas ya son muy altas.
Como siempre os lo contaremos, mientras tengamos fuerza en los dedos para aporrear el teclado.

Puntuación: 9,5 Espectacular

Hojaldre de Jamón y Queso Sin Lactosa

Ingredientes:

400 grs de queso en lonchas Kaiku Sin Lactosa
200 grs Jamón York CyO calidad y origen (ponemos ese porque no lleva Lactosa)
2 masas de hojaldre del Lidl, el de este super no lleva lactosa

Elaboración:
Ponemos una de las plachas de hojaldre sobre la bandeja que vayamos a meter al horno. Añadimos una capa de queso hasta que completemos la plancha de hojaldre, sobre el colocaremos el jamón york y otra capa más de queso. Tapamos con la otra plancha de hojaldre. Ahora unimos bien las dos planchas de hojaldre, pellizcándolas entre ellas para que no se nos salga el queso desecho una vez que estén en el horno.
Con una brocha le aplicamos un boco de agua para darle brillo al hojaldre, y pinchamos con un tenedor para que no se infle mucho.
Precalentamos el horno a 200º y metemos el hojaldre el tiempo y a la temperatura que indica el fabricante, eso si tenemos un poco de cuidado pues si se dora ya estará hecho.
Dejamos enfriar un poquito para no abrasarnos con el queso desehecho y a disfrutar como enanos.

Como siempre os decimos, sino teneis problemas con la lactosa poned el queso y el jamón york que más os guste.
Este plato es algo ideal para preparar una merienda para los peques, les encanta y se hace bastante rápido y fácil.
Esperamos vuestros comentarios con muchísimo gusto.

Creado con Blogpress desde mi IPhone4

Tinto El Belisario 05 y 06 en Magnum mi pequeña vertical para mi cumpleaños

Creo que sabéis que una de mis debilidades son los vinos que hace esta maravillosa bodega que es Agrícola Labastida. Y qué mejor vino para celebrar mi cumpleaños que El Belisario y encima en botella magnum Ya hablé de El Belisario 06, os dejo el enlace aquí.
Os recomiendo que si encontrais este vino en botella magnum no dudeis en comprar alguna, hará que cualquier celebración sea aún más especial. Un vinazo de dos añadas a cada cual mejor. Intentar elegir una para mi no es posible, los dos están espectaculares. Y acompañaron genial a la cena donde Manoli, Lecio, Flora y Rafa, que consisitió en un jamón ibérico gran reserva D.O. Guijuelo de Beher, un buen queso manchego Señorío Montelasierra Gran Reserva, una ensalada de tomate de Cantabria con ventresca de bonito natural, y como plato fuerte una barbacoa de brochetas de bonito fresco del norte con cebolla pochada y tomate chatni picante de nuestro amigo Diego de Yaganat. Para terminar con tarta de hojaldre de Santos de Torrelavega, que nos trajeron nuestros amigos Maite y Oscar.
Y estos Belisarios estuvieron más que a la altura, porque aunque la cena estuvo genial, de lo que se hablaba era de lo bueno que estaba el vino, lo fácil que se bebia, y lo bien que combinaba hasta con el bonito y un poco del chatni.
La pena no poder contar con Carlos entre los invitados, el estaba tomándose un Tierra Fidel blanco con unos Percebes por ahí, no lo hace tampoco nada mal.

Os dejo una foto del tomate para que lo vea nuestro amigo Daninland (creador y sufridor del blog Daninlan o “diario de la nutrición del espíritu” cuyo enlace os dejo aquí pues merece la pena ser leído un montón de veces) seguro a Daninland le encanta este chatni.

 Fue un gran cumpleaños con amigos, familia, echando de menos al creador de este vino que esté espectacular.

Y cómo apunte decir que todo esto no habría sido posible sin el gran trabajo de Minniky, que se lo curró y mucho con su hojaldre sin lactosa , dando mil vueltas para encontrar los Chorizos Criollos que me gustan, su pastel de puerros, gambas y setas sin lactosa, acompañado de una salsa de pimientos que quitaba el sentido. El día que ella quiera colgará la receta. Muchas gracias por su empeño, ganas y trabajo, sin el cual la fiesta no hubiera sido lo mismo.

Gags en la vida de un camarero [1]

Llevo ya varios años apuntando los gags propios, y de compañeros, que nos pasan en nuestro que-hacer diario, tanto por los pasillos internos, como de cara al cliente, incluso comentarios de los propios clientes. Esas cosas que te pasan, dices, oyes, de todo eso que sin querer metes la gamba, o que pasan, por la geta que alguno tiene, tanto clientes como profesionales.
Mi idea era con los años escribir un libro, je pobre iluso. De donde voy a sacar tiempo. Y encima liándome la manta con un blog, que parece que no, pero engancha, encima cuando ves gente que es capar de perder el tiempo leyéndote, dices por lo menos, que no eres el único chalado que anda por la red. Así que cogí a mi mujer e hija, partes activas de mi blog, activas y sufridoras como no, y les pedí un título para hacer estas diferentes entradas. Y fue la peque, la que dio con lo de Gags.
Y aquí me encuentro mirando apuntes, y buscando alguna foto por la internete, para explicaros lo que sucedió un día, allá por el año 1973, en aquella época el restaurante en cuestión era considerado el mejor de la región. De hecho durante muchos años fue el único que tenía una estrella Michelín, así que si alguno busca un poco de información sabrá de qué local os hablo.
Se cambiaba la carta a diario, y ese día el chef había puesto unos maganos frescos de guadañeta en su tinta. Empieza el servicio, llega la primera comanda y como no, piden una ración de esos maganos que están de vicio. El jefe de cocina llama al pinche (venido de muy lejos, siendo hoy en día, para mi, unos de los mejores cocineros con los que he trabajado) y le pide que saque la cazuela de los maganos, a lo que le contesta que les ha tirado.
– ¿Cómo que les has tirado?
– Jefe antes de ir a comer usted me dijo que controlara los maganos.
– Si, recuerdo lo que te dije que hicieras, por eso te digo ahora donde los guardaste.
– Jefe les tiré pues al abrir la cazuela, les vi todo negros y estaba claro que se había quemado.

Hecho verídico como todos los que os voy a contar, por muy increíble que a veces parezcan, pero en este caso ese día no hubo maganos para nadie. Y durante mucho tiempo ese pinche fue el hombre pez de la empresa.

Espero os guste y que esta serie de gags os anime a comentar.