Cava Rosé Recaredo Intens 2009: Sorpresa agradable

Después de mucho tiempo de oyendo hablar de Recaredo, habiendo probado cosas realmente insípidas, nos cae en la mano esta botella de Rosé Intens 2009, y no tardamos nada en atacarla.

Cava Gran Reserva elaborado en Cataluña dentro de la D.O. Cava con un coupage de 77% Pinot Noir y un 23% de Monastell, de la zona de Sant Sadurní D´Anoia, en el Penedés.

Posee un color teja. Agradables frutos rojos compotados y un toque de Kirsh en nariz. En boca es graso, buena acidez con la madera muy bien integrada y una pequeña burbuja muy agradable.

Os recomendamos este Rosé Recaredo Intens 2009, fue una agradable sorpresa, para acompañarlo un pincho de Ibérico con salsa de ostras que entró a la perfección.

Vino Tinto Exclusive Numbernine 2005: Realmente sabroso

De vuelta en vuelta por salón de vinos, sin querer aparecer por el Stand de Mauro. No por nada, sino porque seguro me iba a liar, pero fue inevitable. Llegué a la mesa y al preguntarme cual quería probar, le dije que este Exclusive Numbernine, y ni corto ni perezoso, me dio la botella, y unas copas y me dijo, toda para ti. ¡Cómo iba a rechazar semejante oferta!
Me fui a una esquina del salón con los amigos y le atacamos, vaya si le atacamos, éramos 6 y la botella nos duró muy poco, casi no nos dio ni tiempo de leer la contra etiqueta imaginad.
Elaborado por Winery Arts, para el grupo Vintae, con Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot. Procedente de viñedos de muy baja producción, unos 1.500 kg por hectárea, en la Ribera del Queiles. Con 18 meses de reposo en barricas de roble francés. De color casi negro, balsámico, fruta madura, y muy mineral. En boca es sedoso, amable, cálido, como dije de trago más que fácil, de tanino dulce y acidez muy bien equilibrada.

Este Exclusive Numbernine es un vino realmente sabroso, para tomar unas cuantas botellas, y creemos que con con unos años por delante de vida.
Damos las gracias una vez más a Mauro por que no se cansa de dejarnos botellas y botellas.

Vino Tinto El Hombre Bala 2012: Garnacha Sutil

Una reunión de amigos y demás gente, estábamos de cata o simplemente a tragar y zampar, bueno, la verdad que unos pocos estábamos a catar y a aprender y otros a mover el abanico y hacer que todo el perfume que llevaba inundara la sala. Pero lo importante entre vinos y demás fue que aparecieron dos vinos que me gustaron mucho, entre ellos este Hombre Bala 2012.
Supongo que sabéis que a los Larpeiros nos gustan muchos los vinos elaborados por Jimenez Landi, y este no es una excepción, es elaborado por el equipo de Comando G formado por Fernando García de Bodegas Marañones, Marc Isart de Bodegas Bernabeleva y el propio Daniel Gómez Jiménez-Landi de Bodegas Jiménez-Landi, expertos en Garnachas de altura entre 900 y 1.000 metros de altitud y producción biodinámica, acogidos a la D.O. Vinos de Madrid.

Hombre Bala tiene un color cereza pálido, lágrima en copa que baja llorando lentamente, de nariz compleja, espectacular, pimienta, fruta, cuero, balsámico. En boca es seda, de ataque potente pero noble, llena la boca, para en retronasal empezar el circuito y volver a verle llorar, a ver como huele y como sabe, y otra vez, hasta que te has pispiado la botella de una sentada, y seguir pidiendo más vino. Espectacular, finura pues trabajan con fudres de 500 litros, y con la complejidad de conseguir la integración tan buena que tiene la acidez y los taninos.

Hombre Bala 2012, un vino que no os va a dejar indiferentes, alguno podrá decir que es raro, yo digo que este Comando G, sabe tratar la garnacha como pocos. Y que Jimenez Landi va a ser de lo mejor de España sin ninguna duda.

Gags en la Vida un Camarero [69]: Champagne Rossé

Una noche un cliente pide la carta de vinos, le echa un vistazo y me llama.

– ¡ Oiga ! ¿No tiene Champagne Rossé?
– Lo siento señor, no tengo ninguno carta, y se que debería tener alguno, le pido disculpas.

– Está bien, me trae por favor un André Clouet Millésime.
– Ahora mismo

A veces suelo entrar en charla con el cliente, e incluso aconsejarle alguna que otra botella diferente de lo que haya pedido, pero en este caso no encontré la forma, dado que yo mismo me sentía mal por no tener ningún champagne rosado en la carta.
Pues bien, le llevo el champagne, por cierto que está bien bueno este champagne,  una entrada de las muchas que tengo pendiente por hacer.

Al poco el cliente me llama.

-¿Podría traerme una botella de rosado? El que tienen en la carta de Navarra, Mediodía.
– Sí ahora mismo…

Le llevo la botella:

– Ahora mismo le traigo unas copas para el rosado.
-No deje, que es para echarle al champagne.
-¿No le gusta?
-Sí, si está muy bueno, pero es que andaba con ganas de un rossé, y así me hago a la idea de que estoy tomando uno

….

What de Fuck????

Y luego dicen del calimocho ??????

En fin sin más qué decir…

Foto de http://brooklynguyloveswine.blogspot.com.es

Vino Blanco Yenda Riesling 2013

Hay que joderse, el otro día hablando con Breogán flipé con todo el tema de los Sumilleres de Cantabria, y el jaleo que se montó porque pretendieron dar el premio al mejor vino de Cantabria. Conociendo a Breogán sé que llevará adelante una cata, y darán un premio, seguro no se llamará mejor vino de Cantabria, pero que van a catar a ciegas todos los vinos y que al final darán un premio, eso está muy claro.
Todo esto porque me está tocando la moral con los vinos de Asier y Miriam, y antes de que se me cuele, os traigo el Yenda Riesling 2013, que me tomé la otra noche.
Como su nombre indica es un blanco elaborado 100 % con Riesling, una uva que nos gusta, pero esta, dada su juventud, tarda en expresarse. Pero cuando el vino coge temperatura y aire, sí salen los aromas típicos de la variedad, manzana verde, melocotón, cítricos, y su sabor característico; “Acidez”, Pero bien equilibrada. 
Es graso en boca, agradable, genial con la ventresca de bonito que estaba tomando. Un vino de tiempo y para dejar que crezca.
Después de leer las entradas de Breogan sobre el Spicata 2013, y la de ayer del Yenda 2013, vemos que la cosecha del 13 de Bodegas Sel D´Aiz, se rearfima en un pico de acidez, que va a hacer que sus vinos perduren bastante en el tiempo. 

Yenda Riesling 2013, donde la tipicidaz sí está presente, donde se demuestra que estos dos locos van a dar mucho que hablar, estén o no dentro de IGP de Cantabria, cuestión que sinceramente no creo les sea ya necesaria.
Esperamos que lo probéis y nos contéis vuestra opinión, mientras tanto compré otra botella en la vinoteca, y la dejo para tomar dentro de una año.

Ya tenemos la añada 2014, os dejamos aquí el enlace a ver qué os parece.

Vino Blanco Yenda 2013 Albariño y Godello

Después de unos días muy alterados por lo del concurso de la asociación de Sumilleres de Cantabria, me apetece hablaros de un vino de la bodega que ganó ese concurso. No se hará oficial, no se publicará mucho más sobre los resultados, estamos a la espera de Jean Marcos a ver qué cuenta en su web. Pero se realizará otro concurso y veremos qué pasa. Ganó Bodegas Sel D´Aiz, aunque a muchos no le guste, pero fue lo que pasó, en cata a ciegas de 9 sumilleres de Cantabria, con las muestras que las bodegas quisieron mandar, otras no lo hicieron, pero al final se opusieron a que se entregase dicho premio. Por eso me apetece hablaros de este Yenda 2013 que tuvimos la suerte de probar en su bodega el día de Jueves Santo, de este 2014.
Elaborado al 50% con albariño y godello de sus viñedos y criado sobre sus lías durante unos 3 meses más o menos. Id a la Bodega y tanto Asier como Miriam os contarán como elaboran, como prensan, como lo hacen todo, sin secretos.
Es una pasada lo que está haciendo esta gente con cepas de unos 5 años, qué pasará cuando tengan 15 años, puede ser un lujo.

Yenda 2013 tiene un color amarillo brillante, graso, pico de acidez ligeramente elevado, pero agradable, esa acidez que hará que este Yenda evolucione muy bien en botella, de paso más que fácil y nos encantó ese toque a Tamarillo, que nos pareció espectacular. ¿A Tamarillo? Pues sí, porque si Minniky dice que huele a Tamarillo, pues hay poca gente con una nariz como la de ella.

Tamarillo

Yenda 2013, donde la albariño y godello se fusionan para hacernos disfrutar de un gran vino, y cada vez que bebamos una copa de vinos de esta bodega, sentiremos estar disfrutando de una pareja que pasa a ser algo muy especial de estos locos Larpeiros.

Si queréis saber nuestra opinión sobre la añada 2014, os la dejamos aquí.

Rosado Vino de Bosque 2013: El primer Rosado de Cantabria

Fue curioso conocer a Tomás Cobo. El currante y responsable de que hoy tengamos entre nuestras manos el primer Rosado de Cantabria.
Tiene muy claro que le va a costar mucho hacerse un hueco en esta región. Y más aún conseguir entrar en algunas de las dos indicaciones geográficas protegidas, menudos son para dejar entrar a uno nuevo. Todo pegas e historias raras.

A lo que vamos, cepas que están en Cillórigo de Liébana, cerca de Potes. Elaborado con mencía, garnacha tintorera y un 1% de uvas que tiene por la zona. Fincas de Telvina, haciendo honor a las cepas que esa mujer le dejó y el ahora cuida.

Tiene un color rojo, bien cubierto, en nariz le cuesta abrirse, quizá sea su punto débil, la nariz, pero en boca está sabroso, entra fácil, de hecho la botella para dos desaparece sin darte cuenta. Hablando con Tomás se lo dije, sino estuviera bien, no la beberíamos ni de casualidad. Es más, creemos que la botella le va a venir bastante bien, un vino para beber algo más allá del año en botella. No es para nada un rosado al uso.

Resumiendo este Rosado Vino de Bosque 2013, nos ha gustado, es bebible y vendible, creo que se le puede dar una oportunidad a este loco Tomás

Gags en la Vida un Camarero [68]: El Orujo

Sinceramente no iba a crear esta entrada, pero es que cada vez que pienso en ella, y se lo cuento a algún compañero nos reímos y bastante así que a ello vamos.
Antes de nada hemos de dar las gracias a una pareja que hemos conocido hace poco con la que nos sentimos muy a gusto, y nos apetece mucho salir con ellos, alimentarnos y reírnos. Digo alimentarnos porque a él no le veo más allá de su hamburguesa y calimocho, pero es que no se puede tener todo en esta vida. Majo, pero mira que me cuesta llevarle por el buen camino. Lo peor es para su pareja, ella muy agradable, habrá que darle un día una medalla por tener que aguantarle tanto.
A lo que íbamos, picamos muy bien la verdad, volveremos con estos amigos o bien le diremos a José Domingo a ver si puede darse una vuelta por allí y contaros lo bien que se pica en esa bodega. Pero llegó el momento de café, ya sabéis como somos nosotros para eso, pero es que encima luego viene el momento Orujo, pedimos unas cremas y yo soy de orujo blanco, puro, sin mezclas raras. La camarera trae ese maravilloso plato de 20 cms con la servilleta de zig-zag y sobre el los 4 chupitos de la época en que Víctor Merino empezó a regalar los dichosos chupitos, modelo del año 1979. Y sólo a mi se me ocurre preguntarle de donde era el orujo:

– De Potes, contesta ella todo orgullosa.
-¿Y qué marca? Pregunto yo
– Huy pues no lo sé, una, porque como tenemos varias vamos recargando, y no voy a bajar a ahora a bodega a ver cual es. Orujo blanco y de Potes….

Pues eso, para qué molestarse jejejeje. Mira que nos faltan años de cultura en esta tierra que nos creemos los amos y señores en elaboraciones de orujo, pero se nos olvida educar a los camareros en que hay que vender marcas, no sólo el líquido. ¿La culpa es de los productores de los clientes o de ambos?

Un saludo y otro día más Gag y a la espera de contaros más sobre este sitio que nos sorprendió muy gratamente.

Restaurante O Camiño Do Inglés: Suma y sigue

Me quito el sombrero, puedo hacer reverencias, me descubro ante ellos, porque si joder, porque hemos podido volver a O Camiño y es un lujo, un placer, gente tan cercana, sin pretensiones, sin creérselo y se puede decir que es el mejor restaurante de Ferrol sin lugar a dudas, y si alguien no opina igual lo acepto, lo respeto pero me da igual. Esto es la ostia, platos elaborados al momento, puntos de pescado que hay que tener un par de narices para ponerlos, sobre todo en Ferrol. Y da gusto pasar por delante de su cristalera mientras nos vamos a buscar un bocata al Órdenes y ver que dentro de esta crisis, siempre tienen clientes disfrutando de su cocina, porque lo hacen bien, porque saben estar y atender. Porque encima después de la cena Dani se sienta con nosotros y charlamos. El día que no haya prisa nos quedaremos allí a beber y a dormir, y encima sabemos que ellos beberán y dormirán con nosotros, con estos 3 locos larpeiros enamorados de Dani, Eva y el adjunto Demente. Quizá sea este último el que de la nota disonante, o quizá sea un ritmo desacorde haciendo aún más genial y acomplándose en este pentagrama que empieza por la pizarra:

Y con una botella de vino por supuesto: Blanco Viña de Martín Os Pasas 2011 del Ribeiro. Elaborado con 80% Treixadura, 10% albariño y 10% lado. Rico aunque creemos que le falta botella, la acidez un poco elevada, pero aún así merece la pena tomarse.

Somos 4 y elegimos todo para picar, la verdad no se para qué porque vino Dani, nos quitó la pizarra y se fue para la cocina, olé, para qué pensar en qué pedir. Me serví una buena ración de vino y me dispuse a disfrutar:
Os voy a contar qué comimos, os ponemos la foto, pero paso de más si queréis más detalles vais a comer y flipáis:

Carpaccio de xurelo y alcaparras:

Sargo Shimi:

Lubina a la llama con guisantes:

No puedo dejar de hablar algo de este plato, una salsa mayonesa con leche, la lubina hecha directa al fuego, espectacular el punto rosado del pescado, de base chile chipote. Si Dios Existe se Llama Daniel López.

Se acabó la botella y pedimos que el demente nos aconsejase, y nos trajo ese albariño  de las Rías Baixas Alarso 2012, y al igual que el anterior le faltaba botella y con una acidez, esta vez mucho más alta.

Espárragos blancos al momento con holandesa sobre la marcha:

Tallarines de choco, arroz negro y guisantes:

Alcachofas, mollejas, miel y ras al hanut.

Menos mal que el vino estaba ácido y que nos costaba beberlo porque la botella despareció, y para este Tataki que viene a continuación pedimos otro blanco, pero de la Ribera Sacra: Ponte de Boga Godello 2012, estaba bastante más equilibrado y fue el blanco que más nos gustó de los tres.

Tataki de Ternera

Y de postre:

Tarta de Manzana
Espectacular presentación


Helado de Cardamomo y Granada.
Crema absoluta, genial

Y no acabamos aquí el Demente se marcó una manzanilla La Goya, que estaba espectacular con un toque amaderado y alcaparras que nos encantó, quizá deberíamos haber comido con este tipo de vinos, nos encantan la verdad.

Y después de una charla más que agradable nos fuimos, deseando volver, y esperando poder haberos transmitido un poco del orgasmo gastronómico que los Larpeiros sentimos una vez más en casa de estos geniales amigos de Ferrol.

Dirección: Rúa San Francisco, 17, 15401 Ferrol, A Coruña

Asubio Gastrobar en Santander

Hace ya mucho que no os traigo una entrada, y el otro día que andaba por Santander por la Calle Daoiz y Velarde, pues me decidí a entrar con unos amigos donde el genial Nacho Basurto, a su nuevo local el Asubio.

Una amplia barra a la izquierda llena de pinchos, dan ganas de quedarse a comer a base de ellos, pero teníamos muchas ganas de volver a probar la cocina de Nacho, uno de los grandes de la región, así que subimos a la planta superior donde está el comedor. Nos extrañó que estuviera casi vacío, pero bueno esta crisis es terrible.

Una camarera muy simpática nos trae el menú y le pedimos también la carta. Pero nos quedamos de piedra, una carta muy normalita, sin nada que llamara la atención, así que nos decidimos por el menú del día que tenía un precio de 22 €.

Cambiamos el vino, dado que tienen un Rioja, pero mejor no hablar nada más de él. Por ese precio podría tener algo más interesante.

La carta de vinos sin misterio y nos dimos cuenta que no estaba actualizada había muchas referencias que no están incluidas en la misma. Y pedimos uno que vimos en al barra Habla de la Tierra 2011 de Bodegas Habla en Extremadura, en cuanto se abre y recibe oxígeno, está sabroso y agradable, es un vino interesante para tomar en una barra, nos gustó.

Nos traen el pan, en un plato (lo del plato del pan no sé si seguir dando caña porque parece que es algo a extinguir) un pan bastante malo la verdad, pero bueno estábamos dispuestos a disfrutar de comida entre amigos y pasar un buen rato.

Vienen los entrantes, pedimos el mismo para todos:

Arroz con Wok de verduras y chipirones: Las verduras en un buen punto al dente, los chipis sin más y el arroz para olvidar.

De segundo:

Bocartes y verduras en tempura: Echamos de menos la mano y la imaginación de Nacho

Albóndiga con patatas: Rica y sabrosa, es muy difícil dar ese punto a esta carne con este tamaño, el mejor plato sin lugar a dudas.

Secreto de cerdo: No apunté la salsa y el nombre completo del plato, pero no merece la pena de verdad, el secreto seco y no porque estuviera hecho de más, pero bueno no sigo..

Todos los platos con el perejil alrededor ains……

Postres:

Piña: Tal cual

Helado con nueces y miel: Donde están esos helados del Sr. Basurto, con la Pacojet. en fin. La verdad es que los postres los puso la camarera, no tuvo que bajar a cocina. Así van los restaurantes y el servicio.

Detallazo importante, la mesa marcada con tenedor y cuchillo trinchero, y para el segundo plato no nos lo cambiaron, podrían entenderlo si picas varias cosas y no te lo cambian, pero de un primer plato a un segundo, eso sólo me ha pasado en una tasca de un pueblo.

La camarera muy simpática de verdad pero…..

Resumiendo, nos teníamos que haber quedado a pinchos y probar vinos por copas, nos habría salido mejor, nos hemos quedado con la impresión de que el restaurante está dejado de la mano. Era menú del día, pero por 22 € podía llevar una serie de detalles no creéis?

Volveremos a tomar unos cuantos pinchos en esa barra y os lo contaremos.