Feliz 2020 Feliz Nueva Década

Pues si, que ya hemos cambiado de década y parecía que fue ayer cuando estábamos entrando en el nuevo milenio, siglo y demás. Si es que el tiempo vuela sin darnos cuenta.

En este año que hicimos nuestro décimo aniversario, quien nos lo iba a decir. Además para dolor nuestro tuvimos que dejar en pausa ese gran proyecto de la aplicación Sumiller On line, pero tened bien claro que volveremos con ella antes de lo esperado, ya veréis que si.

Pues no os entretengo mucho más, deciros desde el fondo de nuestro Larpeiro Corazón que tengáis un 2020 realmente espectacular .

FELIZ 2020

Vino Blanco Sin Palabras 2018

Son más de 7 años que conocemos esta bodega, en aquella época hicimos una entrada contando como fue, os dejamos el enlace aquí porque merece la pena le echéis un vistazo ya que lo fue algo bastante curioso e inusual.

Elaborado por Adegas Catrobrey dentro de la D.O. Rías Baixas, con un 100% de albariño de más de 50 años.  Tiene un precioso amarillo pajizo con reflejos verdosos. Una lágrima en copa que nos encanta, ese lloro que te anima a meter la nariz para descubrir toques de mazana y albaricoque súper agradables. No te cansas de mover la copa y oler una y otra vez. Y es en ese momento que empiezas a salivar cuando le pegas un buen trago, primero beber y ahora, en el segundo trago es cuando lo movemos por la boca, para notar ese cuerpo sedoso, y una acidez muy bien equilibrada lo que como siempre decimos este vino es para beber ahora pero que el tiempo en botella le va a sentar más que bien. Agradable, largo, pero muy fácil de beber, ya sea una copa en barra, o con una comida de esas que recuerdas por mucho tiempo.

Este vino hace honor al nombre albariño, porque sabe a lo que debe saber, por eso desde el 2012 estamos encantados con este proyecto, y aunque parezca increíble aún no hemos ido a conocer la bodega, algo que solucionaremos más pronto que tarde.

Albariño Sin Palabras 2018, este vino no te va a dejar mudo, al contrario hablarás mucho y muy bien de él. Gracias Ramón por seguir estando ahí a pesar de todo. Un fuerte abrazo.

Os dejo aquí nuestra impresión de la añada 2012

Y de vosotres esperamos vuestros comentarios. Os mandamos un abrazo muy fuerte, gracias por leernos y seguirnos.

 

Restaurante Magnolia Santander, muy interesante

Pues por aquí vuelvo, parece que paso a paso los Larpeiros se van animando a escribir. Vamos a hacer que este blog esté en el lugar que realmente se merece.

Tuvimos la suerte de que nos invitasen a cenar en este local que no conocíamos y la verdad que fue una visita muy interesante.

Está dividido en dos plantas, son los bajos de un edificio en la calle Tetuán, en la parte de abajo un bar donde pudimos probar el Primero de Fariña 2019 que ya nos contó Ankabri sus impresiones sobre el, la verdad que este vino no suele fallar nunca. Después subimos las escaleras y nos preparamos para disfrutar.

Me gustó mucho la decoración. Fuimos 4 y pedimos todo para compartir, nos tomaron comanda y la verdad que lo pasamos genial, con camareros y camareras muy amables. Da gusto sentirse así de bien atendidos. Una carta muy sugerente donde podíamos haber pedido un montón de cosas y al final esto fue lo que tomamos.

Empezamos con croquetas de Gambas al ajillo, la verdad que bastante buenas, cremosas y el ajillo digno de mención.

Después Rabas Crujientes, ricas de sabor pero lo de crujiente como que no eran, eso no quita para que nos las zampáramos en un plis plas.

Nos recomendaron pedir empanadillas de carne, y como somos muy obedientes pues la hicimos caso y fue un acierto. La salsa estilo Argentina estaba super buena, y las empandillas deliciosas.

A continuación El Azteca, que rico estaba esto de verdad, carne de ternera en adobo con sus tortillas,  guacamole, cebolla roja…. bueno bueno, tenéis que ir a probarlo.

Pedimos la Ensalada Cua-Cua lleva jamón de pato, foie, toque de miel, algo de mostaza, muy apetitosa.

Y terminamos con Tataki de ternera estilo Mediterráneo, un poco de pesto, patatas bien ricas, unos cherrys sabrosos y una carne hecha a la perfección, untamos hasta la pizarra fíjate.

tomamos postre claro que si Tarta de queso al horno (bien hecha y rica)

Coulant de chocolate (no hice foto pero este nos dejó indiferentes) y pedimos también Mousse de Nutela (Este fue el que más nos gustó)

Y para beber pues pedimos dos tintos a la vez, pero antes quiero hacer mención de la carta de vinos, como ellos dicen buscan vinos que estén bien y no sean caros, y la verdad si que tienen cosas interesantes. Al tomar los dos vinos juntos es mucho más divertido y se puede jugar a las armonías.

Tinto Entresuelos 2015, un vino de la tierra de Castilla y León, lo conocemos pues pertenece a Bodega Tritón del grupo Juan Gil, es goloso y muy fácil de beber

Tinto Inurrieta Sensaciones, ya sabéis que esta bodega de Navarra nos encanta, estuvimos visitándola en el 2010 (aquí) Este Sensaciones es un roble muy agradable, lleva garnacha, graciano, cabernet y sirah y nos hizo que la comida entrase mucho mejor.

Tomamos un Orujito de nuestra amiga Isabel que nos gustó mucho y nos fuimos a casa a jugar un rato a la Pocha. Gracias a vosotros por la invitación, nos lo pasamos realmente pirata.

Magnolia de Santander merece vuestra visita, os va a gustar.

Vino Tinto Primero de Fariña 2019

Ya hacía tiempo que no hacíamos esta entrada en el blog de uno de los vinos que nos gustan mucho. Pero como se dice nunca es tarde si la dicha es buena

Esta bodega ha cumplido en este 2019, que ya está a punto de terminar 75, años de historia, ahí es nada, y sin lugar a dudas es una de las bodegas que ha conseguido que la D.O. Toro sea muy reconocida

Primero de Fariña 2019  Cambia la etiqueta todos los años con la obra ganadora del Concurso nacional “Pimero de Fariña” y esta año fue “Prima Bacus”, realizada por el artista Josep Millás Chía.

Está elaborado 100% con tinta de Toro y con el proceso maceración carbónica durante 7 días a 20º C en depósitos de acero inoxidable. Me gusta su color rojo picota profundo con un ribete violáceo como debe ser dado su juventud. No ha fallado esta añada como se espera de el mucha fruta, ligeramente pizpireto, alegre, con un paso de boca amable aunque ligeramente astringente, se le ira con algo de tiempo en botella.

Nos ha gustado, un año más nos quitamos el sombrero con esta bodega que ha conseguido que a finales de Noviembre estemos deseando probar el Pimer vino de la añada en curso.

Os dejamos por aquí las añadas que hemos probado de este primero de fariña empezando por el 2010 aquí, el 2011 aquí, la del 2012 os la hemos contado aquí, 2013, el enlace os lo dejamos aquí y 2014 aquí

Esperamos vuestras opiniones un fuerte abrazo a todes.