Larpeiros Veganos (1): Hamburguesa de lentejas y verduras varias

¡Muy buenas!
Últimamente hemos podido apreciar que el movimiento animalista y antiespecista está cobrando cada vez más peso en nuestro entorno y que cada vez más personas optan por comenzar una dieta vegetariana (no consumen ningún alimento de origen animal) e incluso llevar un estilo de vida vegano (además de no consumir esos alimentos tampoco usan productos con este origen, como cuero, lana, cosméticos con componentes de origen animal y se procura que todo sea lo más ecológico posible…).
Así, como buenos Larpeiros, no dudamos en probar de todo y yo me he lanzado a experimentar con este tipo de platos, que nada tienen que ver con esa idea de comida insulsa y aburrida que se nos ha hecho creer con el paso del tiempo.
En este caso os traigo una receta bastante sencilla (como casi todas, en realidad): unas hamburguesas caseras de lentejas.

Es la de la izquierda, la de la derecha es de soja y avena (próximamente)

Ingredientes:
Lentejas (de bote o dejadas a remojo por nosotros el día anterior)
Calabacín
Cebolla
Salsa de soja
Avecrem de verduras
Pan rallado o harina
Ajo
Perejil
Especias al gusto (curry, pimienta, pimentón…)

Elaboración:

El problema de esta receta es que va más a ojo que por cantidades fijas, pero podemos apañarnos.

En primer lugar limpiamos la mitad de las lentejas del bote y las machacaremos (se puede batir pero aquí somos más rudimentarixs y vamos a usar un mortero.
Picaremos también un diente de ajo y lo añadiremos a las lentejas, machacando todo junto.
Y podemos echar también media pastilla de avecrem de verduras tal cual, sin diluirla en agua.
Si queremos podemos picar perejil y añadirlo, echar pimienta, curry.. Esto ya es al gusto de cada cual.

Por otro lado en una sartén o una cazuela pequeña pondremos a rehogar el calabacín (o berenjena o la verdura que prefiramos) y la cebolla. Los cortaremos previamente en dados pequeños pero sin llegar a picarlo. La cantidad total antes de rehogarlo debería ser la que nos entre en un puño (continuamos el estilo rudimentario).
Echaremos una pequeña cantidad de aceite en la olla o sartén y una vez esté caliente echaremos nuestras verduras a fuego medio-alto. Llegará un momento en el que parecerá que necesita más aceite. Bien, ahí no usaremos aceite, sino que usaremos salsa de soja diluida en agua (de manera que le daremos más sabor).

Una vez hayamos terminado con las verduras se las añadimos a nuestra mezcla de lentejas, ajo y avecrem. Ahora lo removemos todo con un tenedor, aprovechando para aplastar aquellas lentejas que hayan quedado enteras.

Ahora que tenemos la mezcla lista la dejaremos reposar durante media hora.
Una vez reposada añadiremos pan rallado poco a poco e iremos mezclando hasta que la mezcla cada vez tenga mayor consistencia.
Toca meter las manos (¡lavadlas!).
Iremos añadiendo pan rallado y amasando todo, cuando veamos que nos convence la textura y que no tiene pinta de ir a desmontarse en la sartén, está lista.

A continuación cogeremos tanta cantidad de masa como gustemos, podemos hacer mini-hamburguesas o hamburguesas estándar- cuanta más masa preparemos, más grandes las podremos hacer- y tan gruesas como queramos, dentro de unos límites razonables.
Daremos forma a la masa (si nos apetece podemos hacer bolitas y tendremos pequeñas albóndigas) y cuando lo tengamos ponemos aceite a calentar en la sartén y a hacerlas.

Bien, el aceite tiene que estar caliente pero después lo recomendable es empezar con un fuego medio y luego ya subirlo a uno alto, de manera que nos aseguremos que por dentro quedan bien hechas (aunque son alimentos que pueden comerse crudos y parte ya están cocinados).

Aviso: Se rompen. Hay que tener cuidado al darles la vuelta en la sartén porque son más frágiles que las hamburguesas a las que estamos acostumrbadxs.

¡Y listo!
Podemos acompañarlas como queramos: como hamburguesas tradicionales, con una rebanada de pan y más verduras… Es cuestión personal, lo importante es disfrutarlas.

Vino Blanco Casal de Armán Finca Misenhora 2010: Espectacular

Una vez más, y que sean muchas. Nuestros queridos amigos de Padrón de O Secreto Maika y Pepe, nos envían una botella de esta bodega que para nosotros es muy especial.
Abrir esta botella ha sido algo más que probar un vino y comer algo. Ha sido recordar al padre de nuestro muy querido amigo Juan Luis: Pepe, gran hombre que ha fallecido el pasado Diciembre. Con él hemos pasado ratos inolvidables, ratos de relax, sosiego, charla y confidencialidad….. Por eso esta botella ha sido algo más sin lugar a dudas. 
Está elaborado en la D.O. Ribeiro con Treixadura (90%), 5% Godello, 5% Albariño, poniendo especial incapié en la treixadura, buscando la uva con mayor potencial de maduración para estar en reposo en depósito durante 10 meses, 6 de ellos sobre sus lías con removido periódico y  8 meses de botella hasta salida a mercado.
Color amarillo dorado, glicérico, con cuerpo, se siente la marea en la copa al moverlo, nariz compleja, rotunda, fruta de hueso, toques de vainilla, maravilloso, vuelves una y otra vez a la copa, en boca es graso, largo, agradable, la acidez, la crianza, las lías todo bien equilibrado. Una pasada.

Podíamos decir un montón de cosas más agradables sobre este Casal de Armán Finca Misenhora, pero creo que todo se resume en que este vino es Espectacular, rico, sabroso. Inolvidable.
Minniky se marca una comida especial: Ensalada de tomate de la huerta, Cachelos y Pulpo a la Gallega, para este vino, y por no hacer como siempre pues os ponemos los restos,  los platos podéis imaginar vosotros como estaban montados.

Recuerdos, aromas, sabores, momentos, esto es lo que hace un aroma, un olor, un vino, llevarte a un momento determinado, este Casal nos llevará siempre a Ribadavia y a esos blancos charlando en la mesa del jardín junto a Pepe. Un placer inolvidable como este Finca Misenhora….