Blanco Altares de Postmarcos 2010: A tener muy en cuenta

Esta historia empieza hace ya un año más o menos, cuando Juan de Viña Regueiral nos mandó una botella de este Altares de Postmarcos del 2008. Ya habló de él Carlos Roco en su blog. Para seros sincero hemos de decir que esa botella no estaba del todo bien, y optamos por no publicar nada sobre él.
Pero he ahí las cosas de la internete y redes sociales que por casualidad charlamos con un tal José Crusat, tío majo la verdad, y con el tiempo descubrimos que es el hijo del hombre que está detrás de este Altares (Pado Crusat) y nos manda 3 botellas para que probemos, dos de ellas del 2010 y otra del 2011. Así que después de dejarlas unas semanas descansando del viaje, el pasado Miércoles 1 de Enero optamos por probar este 2010.
Primero os dejamos la web de la bodega, creemos que es interesante, además de que tendréis información sobre ella, podéis optar por pasar unas noches en su casa rural: www.entreosrios.com
Pertenece a la indicación geográfica protegida V.T. de Barbanza e Iria, vinos producidos en la Ribera de la Ría de Arosa y comprende los municipios de: Catoira, Valga, Puentecesures, Padrón, Dodro, Rianjo, Boiro, A Pobra, Riveira y varias parroquias de Puerto del Son y Lousame, situados en las provincias de La Coruña y Pontevedra. Fue reglamentada en el 2007.
Este Altares Postmarcos 2010 es elaborado 100% con albariño y una estancia en depósito durante 18 meses, y luego sobre sus lías entre 9 y 12 meses.
Las cepas proceden de la recuperación de los clones de albariño del convento de la Merced en Pobra do Caramiñal. Hace 30 años conseguían las púas de las cepas más viejas que encontraban y las mandaban injertar a Valencia. Al año siguiente venían de vuelta las cepas ya insertadas en el patrón que se había seleccionado. Hoy en día ya tienen viveros de producción en la zona. El lugar fue gran productor de vino hasta hace unos 50 años.  De hecho, el vino, es el tercer producto que más salia de los puertos con dirección principal a Vilagarcía y Cambados. Pero en los años 60 y comienzos de los 70 el dinero estaba en el mar, en la pesca y la mercante y en la zona se produjo un boom. Dejaron la tierra en general y los viñedos se abandonaron. Ribeira era el primer puerto de bajura de España y se hacía “vino” con los híbridos directamente ya que requerían pocos cuidados y al final se perdió el cultivo. Pero la zona es un reducto de variedades muchas de ellas desconocidas
Y después de estos datos históricos dados por José Crusat vamos a por el vino:

Color dorado, brillante, graso en copa, lágrima abundante, nariz compleja. Como apunte decir que es bueno tomarlo sobre los 10º, a ver cuando la gente empieza a acostumbrarse a tomar los blancos frescos no helados. Toques de miel, manzana. Lo dicho, mucha complejidad. En boca tiene una acidez muy bien equilibrada, lo que le hará envejecer muy bien. Por ello creo que la botella del 2011 la dejaremos unos cuantos meses más en la cava junto a la otra del 2010.

Este Altares es un vino a tener muy en cuenta. Nos cuenta José alguna anécdota que merece la pena que conozcáis:
– Su parroquia es la de Postmarcos, por ello el nombre.
– Era una tribu celta que estaba más allá del Tambre. Los Postamaricos. Siempre puede haber algo de leyenda en todo esto del tema celta.
– Lo de Altares viene por los bancales o socalcos que en la zona le llamaban altares.
– Además tiene una finca al lado de la iglesia de San Isidro por lo que lo de Altares también tiene su parte mística.
– El cura riega el viñedo con agua bendita todos los domingos. O sea que estamos ante un blanco bendito o mejor, un bendito blanco como apuntó sabiamente minniky que para el eligió hacer un Ramen que combinó muy bien. Ese punto humami y picante sentaron de maravilla al vino.

Altares Postmarcos, un blanco muy a tener en cuenta como bien dijo Sibaritastur de la añada 2009.  Espero tengáis la suerte de probar las diferentas añadas y que nos lo contéis.

2 opiniones en “Blanco Altares de Postmarcos 2010: A tener muy en cuenta”

  1. Muchas gracias por la referencia. Como bien decía en esa cata el 09 fué una auténtica sorpresa y uno de mis vinos del 2012 pero el 2010, en primera aproximación en junio me gustó menos, era un vino menos maduro, mas radical y cortante. Guardo una botella para primavera pero desde luego que es una bodega para seguir de cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.