Blanco D. Álvaro de Bazán 2010, por fin lo conseguí

Me pasó una botella, por fin lo tengo. Con muchas ganas de abrirlo ya. Lo llevo a casa y lo pongo en la cava a reposar y enfriar, y cómo no, para que Minniky empiece a pensar con qué nos lo podemos tomar. Ella cumplió con creces pues preparó Tortilla Light, que estaba muy buena. Y el vino estuvo a la altura de tan excelente tortilla.
Este blanco, en honor del gran marino D. Álvaro de Bazán, gran estratega de la batalla de Lepanto, sabe a albariño de verdad, a ese sabor que buscamos de fruta dulce, alegre, divertido, con la justa acidez que le hará evolucionar en botella. Envejece en acero con sus lías. Albariño que no es para consumir en el año. El albariño que no puedes exigir que esté en el mercado en Enero siguiente a la cosecha. El albariño que hizo de las Rias Baixas, una D.O. conocida a nivel internacional. El albariño que ahora nos cuesta tanto encontrar.

Para qué deciros más de colores, aromas y todo eso que se que os gusta, pero que nosotros no damos tanta importancia, sólo que si lo encontráis no dudéis en probarlo, que está para quitarse el sombrero. Que es un vino que todo amante del mundo vinícola tiene que probar. Y que es para tiempo, para evolucionar, aunque no creo que le demos tiempo, bueno nosotros si, pues cuando me lleguen las 24 botellas del cupo que me han ofrecido un par de ellas van a a la cava para degustar cuando pase algún qué otro año.

Puntuación: 8,5 

2 opiniones en “Blanco D. Álvaro de Bazán 2010, por fin lo conseguí”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.