Bodega la Montaña 15ª Jornadas de la cocina andaluza

Pues aquí ando, tiempo ha que no escribo en este blog, eso no quiere decir que haya perdido contacto con este grupo de gente, pero bueno, no siempre uno tiene las ganas de contar por donde anda o sus emociones. Pero es que hoy os traigo un gran expericiencia que vivimos en esta bodega de la que ya os hemos hablado en otras dos ocasiones. La primera fue José Domingo en Febrero del 2012 (aquí)  y la segunda fue Minniky el pasado Mayo en una cata maridaje con Zárate (aquí) así que ya véis que alguna vez que otra andamos por este local.

Pues bien, hoy os quiero decir que están de jornadas gastronómicas, me mandó Ankabri un mensaje si por favor podía ir, y aquí estoy para contároslo y decir que aún tenéis hasta este Domingo 19 para disfrutar con ellos.

Una pequeña carta con 9 platos son los que componen estas jornadas, y por supuesto pedimos varios de ellos para picar y probarlos.

Una pena no pudiéramos pedir la tortilla de camarones, pues fuimos al mediodía y dijeron que no la hacían porque estaban muy liados, a ver si podemos ir una noche y tomarla, aunque será difícil, lo cierto es que estaban llenos y doblando un montón de mesas.

Empezamos con Salmorejo, supercremoso, como debe ser, agradable, temperatura perfecta, esa que se nota que no está sacado directamente de la cámara o un cuarto frío, y muy bien el punto de ajo, realmente genial para estos días de calor.

Ah pedimos para beber Bicos Da Ran 2014 de Zárate, la verdad que para olvidar, creo que lo mejor que lo resume es decir que es una trapallada de vino. No digo más de él. Bueno sí una cosa, no me gustó nada que trajeran la botella abierta ya del office, pero bueno eso es sólo un detalle.

Lo siguiente fue Jamón de Jabugo y Lomo de Caña con Picos Artesanos. Jamón cortado a cuchillo, muy sabroso un pelín alto de sal pero agradable, el lomo buenísimo la verdad, los picos ya les hemos comido otras veces, son los que suelen poner para acompañas el Divirín. Una buena ración de embutido de buena calidad.

No podían faltar los Langostinos de Sanlúcar y las Gambas de Huelva. Nos quedamos sin palabras de la buena ración y de lo bien cocidos que estaban. Una vez más la cocina tiene buena mano. Creo que cuando tienes un gran producto, cuanto menos lo elabores hoy en día es lo que realmente se agradece.

Y terminamos con Queso Payoyos de la Sierra de Grazalema. Una buena tabla de tres tipos de queso, 100% Oveja, cabra y oveja y el último 100% de cabra. Muy ricos al cual mejor, debéis de ir a probarlos de verdad. Iban acompañados de una mermelada de Naranja realmente apetitosa

Terminamos con café (bastante bueno la verdad) y un chupito de orujo (también ya servido en el vaso, eso no me parece bien) Me gustaría que los locales se pusieran las pilas, si tienen varios whiskies, rones y no digamos ya ginebras, ¿Por qué no varios Orujos? ¿Por qué si estamos, según nosotros, en la mejor tierra de orujo, los restaurantes no tienen varios donde el cliente pueda elegir? Ahí dejo la pregumta.

Decir que el servicio fue muy amable, simpático y familiar. Nos gustó mucho como nos antendieron todos desde el principio. Nos pareció raro que no hicieran reservas, pero entiendo que así aprovechan y no corren el riesgo de dejar mesas sin ocupar, y más hoy en día que parece hay una corrtiente de gente que reserva y luego no aparece. Ya escribió sobre ello Pilar en el Periódico y en las redes la cosa estas navidades ha sido muy tratada.

Resumiendo, aprovechad e ir a Bodega La Montaña, seguro que os gustará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.