Cerveza Kwak gran cuerpo y sabor

Corría el año 1993 (me parezco al locutor aquel de la Cope 🙂 ) cuando me tocó hacer la mili. En los ratos que podía salir del cuartel me pasaba por la ya desaparecida (que pena) ” La Cervecería ” en la Calle María de Ferrol. Y me empecé a picar con el mundo de las cervezas. He de reconocer que me enganché a las cervezas antes que al mundo del vino. Con el vinillo empecé allá por el año 1995.
Me encantaban la cantidad de cervezas que tenían, y como había por delante unos cuantos meses antes de licenciarme, me propuse ir probando todas. De una de las que mejor recuerdo tengo es esta Kwak de origen Belga, cuya fábrica es del año 1791 aproximadamente.
Para mi es la que tiene el mejor vaso para poder disfrutarla, otras son cristal gordo, o excesivamente abierto, o muy alto. Pero esta es una especie de probeta, acabado en curvo, con lo que al no poder posarse, le han puesto una madera para poder agarrar. La probeta hace que la cerveza evolucione mucho mejor, para poder así apreciar su espuma densa.

Con una boca sabrosa, potente, ataque ligeramente dulce para finalizar con ese amargor típico de la cebada. Mucho cuerpo, una cerveza con 8º, pero de fácil paso.
Es una de esas cervezas perfectas para acompañar a un buen chucrut, con salchichas, por ejemplo. Lo que si recomiendo es que la toméis para cenar o comer, pues alternar a ella pues acabar un pelín perjudicado. 🙂

Puntuación: 6,5

2 opiniones en “Cerveza Kwak gran cuerpo y sabor”

  1. No soy muy de cervezas, pero lo que nos presenta usted es casi un vino, por el grado alcohólico. Debe ser la cerveza muy apropiada para esos menus largos que se estilan hoy en día en las estrellas Michelín y que se me antojan difíciles de maridar con un sólo vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.