Gags en la vida de un Camarero [25] La Abstemia

Dentro de los muchos servicios y eventos que tenemos que dar en el Hotel, están las pruebas de boda, ese momento en que los novios, acompañados normalmente de sus respectivos padres, vienen a probar el menú de la boda. Pues bien, no quiero entrar a valorar lo que pienso de estos eventos así que vamos al grano.
Una vez terminado todo el servicio, me acerco a la mesa, y les pregunto si tienen alguna duda, y que les ha parecido el menú. Entre un montón de preguntas que hacen, siempre las mismas como no, una de las futuras novias va y me suelta:
– Novia: ¿El brindis de los novios cuándo es?
– Yo: Pues cuando entréis al salón, en la mesa presidencial, antes de sentaros, así tenéis a todo el mundo en el salón y podéis brindar a su salud.
(que cutred, por favor)
– Novia: ¿y para brindar que ponéis?
(le iba a contestar que una copa pero en fin…)
– Yo: Pues el mismo cava que lleváis en el menú.
-Novia: Ah, pues no, porque yo soy abstemia, a mi para brindar me pones….

– Novia: Calimocho……..

Zaaaaaaaaaaas, abstemia y pides calimocho ????? Desde cuando el calimocho no lleva alcohol??? Así que ella de tanto beber calimocho no entendía porque se mareaba ??? Pero de donde has salidoooooooo

jeejjejejeje

imagen de: bodybuilding.com.do

Bueno otro día algún Gag más, aunque este mejor sería decir alguna estupidez más.

10 opiniones en “Gags en la vida de un Camarero [25] La Abstemia”

  1. Aaaaah!. Claro!.
    Supongo que el calimocho -bebida clásica de "poligoneros", niñatos y demás gente de mal vivir-, no tuvo absolutamente nada que ver con tan feliz enlace.
    Si ella estaba como supongo felizmente embarazadísima fué sin duda porque,como todo el mundo sabe, el hecho de yacer con miembro del sexo opuesto (o complementario) si tomar las debidas precauciones y tras la ingesta de un número indeterminado de calimochos sin alcohol; jamás conduce a encargos a la capital de Francia de nasciturus hipertróficos que ocasionan festividades de enlace como la descrita, que colman de felicidad a los contrayentes y sus familias así como a los hosteleros encargados de llevar buen fin tan señalada ocasión.
    Tal vez fuese solo un lapsus de la contrayente, pero dada mi maldad y el número de "Baltikas" y vodkas que uno lleva puestos a estas horas me gusta imaginarlo así.
    Cabrón que es uno.

  2. Pues aquí el notas del DANINLAND prefiere un calimotxo bién montado, que algunos de los vinos con los cantidad de hosteleros pretenden que chateemos.

    Conste que digo esto, tras haberme recuperado de la contestación de la novia choni (tengo q meterme con la susodicha, porque si no quiere alcohol que pida agua y deje de ponerse en evidencia) y sin tratar de rebatir en ningún momento el comentario de BRUNO6.

    1. Mi querido Daninland: no solo puedes rebatir mis comentarios sino que DEBES hacerlo si lo crees oportuno, no faltaba más.
      No soy infalible, y menos aún cuando vengo de ciertas reuniones en las que se homenajea al alcohol y se venera a Baco -Evohé!-, como este caso.
      Respecto a tus gustos, repetabilísimos. Y si, yo también conozco sobradamente bebidas peores que el calimocho, aunque bien es cierto que pocas.
      Un saludo cordial.

    2. @Daninland; he de confesar que de vez en cuando yo también me meto por el gaznate el susodicho calimocho, pero en mi casa, no en ningún polígono de esos que hay por ahí. Hay que intentar machacar ya de una vez a todos esos hosteleros que sólo quieren envenenar nuestros hígados con vinos infumables.

  3. El día de su boda brinda con Calimotxo, ole y ole!
    El grado de chonismo queda claro, pero si eso es lo que la susodicha bebe habitualmente, dentro de su "abstemiez", pues no se va a pasar a un Burdeos Cru Classè, que igual le sienta mal.
    Ay las bodas, esos eventos donde todos los invitados se quejan de algo, mucha gente deja salir al animal que lleva dentro, y las horteradas llegan a ser insuperables.
    Saludos.

    1. @smiorgan: Ni te cuento el mundo de las bodas, en cuanto a vinos da lástima la verdad, hay gente que prefiere gastar la pasta en una mierda de detalle, que al final acaba en la basura, que pagar 2€ más por cubierto y poner un vino mejor. Y eso que nosotros hoy en día nuestro vino es bastante bueno, no el cava que deja mucho que desear, es una pena pero es lo que hay, todavía busco alguien que se me queje del cava, pero con motivos no sólo poruque prefiera otra marca, y ya es la bomba cuando tiran el dinero para poner Moët Chandon, que pena la verdad.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.