Gags en la vida de un Camarero [4] El Guardaespaldas

Era el 100 aniversario de una gran empresa de nuestra región. Nos tocó dar un coctel conmemorativo para tal evento para unas 1.000 personas. Entre los invitados ilustres se encontraba ni más ni menos, que su Majestad D. Juan Carlos. Si señores, el rey de España.
Me tocó organizar el evento, aguantar los nervios de todos los jefazos, que si por norma ya tenemos unos cuantos, ese día se duplicaron, como no podía ser de otra forma. Menos mal que tengo fama de ser muy tranquilo, sino no se que podía haber pasado.
Pero bueno a lo que íbamos. Antes del cóctel, su Majestad y los directivos de la empresa, iban a estar en los despachos, para tomar un coffee, y que el Rey firmara en el libro de visitas y todas esas cosas, que tanto gusta a esta gente.
Preparando la sala buscamos un enchufe donde poder darle energía a la cafetera Nespresso que llevábamos, y el único que había estaba lejos de la mesa de apoyo donde íbamos a poner la cafetera. Salgo al pasillo y sólo veo a un hombre alto, muy elegante, dando vueltas, será uno de los directivos que está esperando (pensé), llamo a mi mano 2º maître y le digo que localice alguien de mantenimiento, pues necesitamos un alargador para el enchufe. Y el hombre elegante se da media vuelta y me dice:
– “En el armario de la derecha, la segunda puerta de arriba, tiene usted dos alargadores, uno blanco y uno negro.”
– Muchas gracias, le contesto bastante sorprendido.
Entro en la sala, sigo las instrucciones, de ese que yo pensaba directivo, y efectivamente allí estaban los alargadores. Y problema resuelto.
Después de la reunión y coffee, que ni siquiera tomaron, sale el Rey con todos los directivos, se sube al coche y a su lado estaba ese hombre tan elegante que no había vuelto a ver.
Resulta que era uno de los jefes de la seguridad del Rey, que gallo, había estado en la sal y revisado todo.
Impresionante de verdad.
Eso si que es hacer bien el trabajo. Me quito el sombrero ante él, por su buen hacer, y por su total discreción, que fenómeno.

2 opiniones en “Gags en la vida de un Camarero [4] El Guardaespaldas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.