Gags en la Vida de Un Camarero [54]: El Indeciso

Una reunión, hacen un descanso y toman un café. Estoy en la barra, voy sirviendo y llega un señor:

– ¿Qué le apetece?
– Pues no sé la verdad, porque un café no me apetece, zumo tampoco.
– ¿Igual una infusión?
– Pues sí, una infusión
– Manzanilla, te, poleo ???
– Un poleo, no, mejor un te, si puede ser rojo
– Perfecto un te rojo
– No, espere, mejor te verde porque me viene mejor
– Perfecto, un te verde para el señor.

Me doy media vuelta y…

– Espere, un momento. Podría ser un refresco ?
– Si señor, cual le apetece ?
– Pues no sé, una coca-cola, pero si tiene light mejor.
– Si señor.
– Aunque mejor una Zero.
– Muy bien.
– Porque no tendrá Nestea No?
– Si tenemos Nestea
– Pues un Nestea.

Me doy media vuelta, espero un poco… y a buscar el Nestea, que lo tengo en una cámara en el office.
Vuelvo, cojo un vaso, le pongo dos piedras de hielo, una rodajita de lima…

– No me ponga hielo ni limón.

Le quito LA LIMA, que no limón (empiezo a estar hasta los …..) le quito los hielos

– Espere déjeme un hielo, por favor.

Le vuelvo a servir un pu… hielo, le sirvo el nestea y desaparezco de la barra durante un rato, no sea me cambie alguna cosa.

Increíble de verdad, tenía que contarlo. Como para todo sea igual…..

4 opiniones en “Gags en la Vida de Un Camarero [54]: El Indeciso”

  1. En mi modesta opinión, deberías haberle servido el "Nestea" la mitad en la cara y el resto por la espalda. Se que no es muy profesional que digamos, pero tal vez le hubiese hecho reflexionar un poco después sobre no ya su mala educación, sino por su absoluta carencia de ella.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.