Gutiérrez Colosía Palo Cortado: Este Jerez es de los que nos gustan

Una y mil veces daremos gracias a Mauro, parece que somos repetitivos, pero es que cada vez que vemos a este hombre no se cansa de darnos botellas y botellas para probar, espero algún día acabemos con todas las referencias y ya no tengamos nada más que probar, pero me da que luego empezaremos con las anchoas y los jamones que distribuye y que realmente están de vicio.

Hoy nos toca hablar de un Jerez: Gutiérrez Colosía Palo Cortado. Os cuento rápidamente qué es un Palo Cortado: Las botas seleccionadas tienen en principio una marca, que es un palo inclinado. A la hora de ir viendo su evolución y catándolo, hay algunas botas que destacan por su finura, son más recios, y el capataz entonces cruza ese palo como una cruz griega, acto seguido se encabeza hasta los 17,5º de alcohol. En sucesivas catas es probable que sea necesario volver a encabezar esa bota dependiendo del nivel de graduación alcohólica que se le quiera dar.

Este Palo Cortado de Gutiérrez Colosía está elaborado al 100% con palomino fino, envejecido durante más de 50 años mediante el sistema de soleras y criaderas, alguna de ellas llevan en la bodega desde 1838. De color oro yodado, ligeramente ambarino. Una nariz potente, incluso un día después la copa usada para la cata mantiene el olor característico de la palomino cuando envejece bajo velo flor. Es compleja, con notas de miel, frutos secos, brutal, genial, un aroma que envuelve, te engancha y te hace volver una y otra vez a la copa. En boca es cremoso, muy largo de sabor, una queridísima amiga dice que este tipos de vino no le hace mucho tilín, que luego le cuesta muchísimo quitarse el sabor de la boca, para que os hagáis una idea de lo largo que es. Sabor a mar, balsámico, especiado, una pasada la verdad. Esto son los vinos de Jerez que a nosotros nos ponen mucho.

Gutiérrez Colosía Palo Cortado, una gran vino, un placer en el que uno reconoce el por qué estos vinos triunfan tanto fuera de nuestra fronteras, es una pena eso de no ser profeta en tu país. A la espera de que lo probéis y nos contéis vuestras opiniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.