Libro El Hijo de la Vid, gracias Carlos Fernández

El pasado 26 de Marzo os hablé de un pedazo regalo que nos hizo nuestro querido amigo Carlos de Agrícola Labastida. Fue una botella de El Belisario y este libro: El Hijo de la Vid. Os dejo el enlace aquí.
Recuerdo cuando llamé a Carlos para darle las gracias, me dijo que este libro había sido muy importante para él, y he de decir que para mi también. Me ha hecho cambiar mucho el punto de vista a la hora de atizarle a un vino porque no me guste, o porque crea que no está elaborado como debe de ser. De echo desde hace un tiempo no se si os habréis dado cuenta, pero los vinos ya no les puntuamos. Pasamos de la puntuación creo que un comentario vale, que puntuen los de la pluma (Parker) Peñín y demás que ganan pasta con ello, nosotros a comentar y decir sensaciones. No quita que no siga atizando a vinos que no están bien, sobre todo a los que enciman sacan pecho, que los hay.
El ISBN de este libro es: 978-84-8460-715-1
La primera edición vio la luz en Febrero del 2010, y nos cuenta la historia de Miguel, su vida desde que bien pequeño tuvo que emigrar a las américas allá por el año 1895. Su familia siempre había tenido viñedos en Labastida, pero las cosas iban bastante mal y tuvo que emigrar para intentar subsistir. Al poco regresa con la idea de hacer un gran vino en la Rioja. Luchar porque los vinos de Rioja tengan un lugar en el mundo.
Todo son piedras en el camino, su padre tiene que vender las tierras, el trabajar para otras bodegas e intentar compaginar esfuerzos diarios de trabajos duros con la lucha para conseguir el amor de su vida, Amanda.
Entre medias el libro recoge el principio de la Filoxera en España. Un parásito que ataca la vid y a finales del siglo XIX eliminó casi todo el viñedo español, cuando previamente ya se había cargado el francés.
Lectura fácil, directa, con una narrativa ideal, con toques históricos, para todo aquel que le apetezca saber el daño y como se luchó contra la filoxera, y las peripecias de las bodegas dentro de la guerra Civil Española.
Lucha y sudor por conseguir un sueño, Os dejo un texto del libro, donde habla Miguel, que me parece es espectacular y me puso los pelos de punta, aún ahora cuando lo releo por quinta vez:
“Nosotros los viticultores y bodegueros del lugar en que he nacido sabemos que no somos más que meros intermediarios entre la tierra y el vino. Que somos su reflejo y creamos vida para alegrar otras vidas. Nuestra tarea es la de extraer la sangre del mundo y acercarla a los demás para que la beban… A veces pienso que los hombre son como la vid, abandonados en mitad del campo a merced de los elementos, capaces de crecer en las peores laderas, listos para dar lo mejor de sí en cuanto llegue el momento. Por eso, cuando miro hacia atrás, veo que mi corazón está en esas viñas, y que cada hombre que prueba mi vino se lleva un trozo de mi alma, un pedazo de mis sueños, unas gotas de mi propia felicidad….“Genial, sin palabras.

De verdad no dejéis de leerlo, ya no sólo si os gusta el vino y saber un poco de su historia, también si os gustan los libros de historia, o simplemente si os gusta leer y pasar un rato realmente maravilloso.

Un vez más: Carlos de todo corazón gracias, por darnos siempre una parte de ti y además compartir emociones.

2 opiniones en “Libro El Hijo de la Vid, gracias Carlos Fernández”

  1. ¡Cuánta verdad hay en la humildad que destila ese trozo copiado de ese libro!.
    Creo que ya publiqué aquí que, según Benjamin Franklin, el vino contenía sabiduría, y ese extracto no hace sino confirmarlo.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.