Moscatel Seco Kalma 2014: Elaborado en Cantabria

Por cuatro veces hemos probado este vino, y ya por fin tenemos en nuestras manos una botella única. Nos va a costar mucho abrirla, dado que es la número 001/600. Eso sí que tiene que ser un momento muy especial.

Hace año y pico, el verano pasado, de visita por la Bodega Sel D´Aiz, nos dieron a probar del depósito una uva que había traído de Málaga y que ellos estaban elaborando. Estábamos unos cuantos allí bebiendo, comiendo, jugando al mus (alguno no sabía ni tener las cartas) y llegamos a la conclusión de que estaba muy regular, desequilibrado, con un montón de aristas y poco agradable en boca. Nos quedamos todos un poco desilusionados. Como si la uva hubiera fermentado por el camino, algo raro de verdad.

Luego el 16 de Diciembre de 2014, nos juntamos otra vez con Asier y Miriam, y volvimos a probarlo, estaba espectacular, sabroso, buenísimo, es curioso la evolución que ha tenido este vino en el acero, como se ha ensamblado todo, con lo que aprendimos que a la moscatel hay que dejarla tiempo, foto que pusimos en el cara-libro y tuvo muchísima aceptación.

La tercera vez fue en una visita relámpago a la bodega, subíamos a charlar con ellos y ya que estábamos allí pues aprovechamos a darle caña, y nos reafirmamos en que estaba muy bueno.

Y por fin hace un par de semanas tuvimos la suerte de que estos dos buenos amigos nos regalasen esta maravillosa botella, pero también pudimos probarlo, y una vez más podemos decir que tenemos entre nosotros un nuevo vino, que dará mucho que hablar.

Nos encanta su amarillo que refleja la luz en tonos verdosos que invitan a estar en el campo, su nariz cítrica, flores blancas y toques de melocotón te envuelven en cada viraje que hace la copa en nuestra mano, y en la boca es untuoso y graso y empiezas a pegarte con el de al lado para que no beba más que tu, te sirves más y más veces hasta que la botella desaparece y en el paladar te queda ese maravilloso recuerdo de la nariz. Un vino para disfrutar mucho pero pocas veces, porque como ya os he dicho, sólo hay 600 botellas.

Kalma 2014 moscatel seco, elaborado en Cantabria con moscatel de Málaga, un auténtico placer para unos pocos, empezar a poneros en la cola porque se lo van a quitar de las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.