Restaurante La Bicicleta en Hoznayo

Pues por aquí ando, hace ya un montón que no me daba por escribir, aunque la verdad que hace bastante que no voy a sitios que al final diga que voy a hacer una entrada completa, quizá algún plato, algún detalle, pero no me llama ponerme a escribir. Igual hablo con Ankabri y ponemos platos de algún sitio que visite, ya veremos, pero se ve que la edad quita ganas de muchas cosas…
Nos fuimos hasta Hoznayo a comer. Bonita casa en cuyos bajos está este restaurante. Un amplio jardín y terraza, con un cocktail-bar muy cuco.

Entramos y de frente una amplia barra,

a la derecha el comedor con unas 16 mesas, vestidas con mantel individuales, original, la pena que estos y la servilleta son de papel, eso no nos gusta mucho para el nombre restaurante, en un mesón o similar, pues quizá, pero aquí a nosotros no nos hizo mucha gracia.

Somos tres para comer y vamos a pedir todo para picar de una carta realmente sugerente, divertida con apartados diferentes, divertida,nos gusta casi de todo, se hace difícil qué pedir, pero allá vamos:

De aperitivo nos pusieron humus, un puré de garbanzos muy rico.

Setas Salteadas con jamón: Buen plato, generoso, con las setas en el punto que nos gustan, al dente y sabrosas, empezamos bien.

Seguimos con Fish & Chips, presentado con originalidad, una merluza romana de buena calidad, bien frita, jugosa y sabrosa, las patatas sin misterio, la verdad que llevamos una temporada bien mala de patatas, qué difícil es encontrar buena patata por aquí.

Patatas rellenas de foie y ali-oli. Foie bastante normalito, el ali-oli muy bueno de sabor, y una vez más plato con originalidad y buen gusto.

Solomillo Tai, Sin misterio, no nos gustó la verdad, el punto si, pero sabor y demás, pues no, pero bueno como siempre decimos es nuestro gusto, y como tal podemos estar equivocados.

Dos postres al centro, un Brownnie

y una Tarta de frutos Rojos. Ambos ricos pero sin mucho misterio, mejorables.

Varios apuntes:
– Servicio rápido, amable, simpático, agradable, da gusto cuando te tratan así.
– La carta de vinos nada del otro mundo, al final vimos detrás de la barra, al salir, alguna que otra referencia de vino que nos gustaba algo más de lo que había. Sé que somos raros en temas de vinos, pero cansa ver los Rías Baixas de siempre bastante regulares y demás vinos de ciertas D.O. que sólo son ya marca y poco más. Entiendo que son más fácil de beber. Pero de este local es lo único que yo cambiaría la carta de vinos, y el café. Porque a pesar de ser de Illy, y tener una cafetera que ha costado una pasta, yo no pondría las monodosis, las odio, no es lo mismo que el café en grano, no sabe igual, lo siento. Bueno, las cañas de cerveza que nos tomamos estaban ricas, eran de Estrella Galicia, pero le tendremos que decir a Ankabri que se de una vuelta por allí y les enseñe a servirlas con las tres capas.
– Cesto de Pan interesante, detalle muy chulo y bueno, pero claro sin plato donde posarlo, o sobre el mantel de papel o sobre la mesa. Pero esto ya es una pelea típica made in José Domingo a que si?
– Cocina con ideas y para crecer mucho más.

Estamos seguro que si aguantan esta maldita crisis, será un restaurante de los que van a dar mucho que hablar.

Tomamos un café, para probar…. y Pagamos 69 € con 2 botellas de agua, y 4 cañas. Un buen precio sin lugar a dudas.

Esperamos que vayáil a La Bicicleta y nos contéis, mientras tanto, a ver si encuentro algo más por ahí que haga me entre el gusanillo de contároslo.

2 opiniones en “Restaurante La Bicicleta en Hoznayo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.