Restaurante Las Piscinas de Villacarriedo

Tengo la suerte de conocer hace muchos a Alfonso, mas de 25 años ya, en todo ese tiempo me ha demostrado que es una grandísima persona, pero además es un profesional como la copa de un pino, trabajador incansable como pocos, y encima con una carta de vinos espectacular, la verdad he de decir que jamás he visto su carta de vinos, pero si he ido con él al almacén donde tiene guardado unas cuantas joyas enológicas, porque además, para mi es una de las personas que más sabe de vino en esta región.

Son ya varios años que vamos a celebrar nuestra particular nochebuena a este local y esta vez os vamos a contar lo que allí nos zampamos:

Somos 4 para comer y decidimos pedir todo para picar y empezamos con :

Aperitivo de Tosta de Foie, pues muy sabroso la verdad, rico, bien elaborado.

Revuelto de matanza, sin palabras, con la explicación que fue el cerdo de mayor tamaño de la zona, muy sabroso, para tomarse unos cuantos platos la verdad.

Callos de Wagyu, espectaculares, maravillosos, suaves, cremosos, sabrosos, justo toque picante, pocos callos más ricos que estos he comido y mira que mi padre los hacía ricos pero joder que buenos.

Y para terminar Cabrito Asado, pues qué decir, que está super sabroso, doradito, que hasta te comes los huesos.

Y pedimos varios postres para picar, Tarta de hojaldre (bien hecha), helado (rico y cremoso) Tarta de queso (si que estaba buena) Tiramisú (para mi le faltaba algo ) Tarta de la abuela de galleta María (Mamma mia!!! si que ricaaaa)

Y para beber Alfonso nos puso un Viña Sastre Pago Santa Cruz 2016. Todo un gran vino que hizo una armonía maravillosa, nos llevó hasta otro nivel de satisfacción, frutal, justa acidez, madera mimando el conjunto. Todo un vinazo.

Gracias Alfonso por hacer que otra navidad sea inolvidable. VOLVERÉ UNA Y MIL VECES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.