Salón Novedades, Vinos de Rioja en Santander, Estuvimos presentes

Pues lo prometido es deuda, el pasado Lunes 25 de Octubre se celebró el salón novedades de vinos de Rioja, tal como os habíamos comentado aquí, y dijimos que intentaríamos ir y contaros que tal estuvo.
El enclave, sin lugar a dudas uno de los mejores de la ciudad, El Hotel Real, el único hotel de 5 estrellas en Santander, un lugar emblemático con unas vistas de lujo:

Foto de la web www.hotelreal.es

 Un salón en el que estaban representadas 96 bodegas con 247 referencias, una pasada la verdad. Ando algo vago, con lo que os dejo un par de fotos donde se ven las bodegas y sus productos:

Importante decir que el servicio fue muy bueno, camareros de sobra que con una mirada estaban pendientes de servirte, lo que no sabían era casi nada de los vinos que tenían delante de ellos en las mesas, algunas personas llegaban y les preguntaban por qué vino les recomendaban y ellos elegían a bulto. Pero había champaneras como escupideras, copas de sobra, agua sin problemas, y unos colines y cacahuetes pelados por si te apetecía. Lo dicho, el personal amable y la organización bastante bien. El problema es que los vinos estaban medio a voleo, intentaron ponerlos por crianzas, reservas, grandes reservas y demás pero fue un poco locura, habrían acertado si lo hubieran puesto por bodegas. Pero por lo menos la temperatura de los vinos era la adecuada para la cata.
Al final dieron un cóctel del que no os podemos decir nada puesto que no nos quedamos a él.
Había 3 botellas de cada referencia, es decir 841 botellas, no está mal la verdad. Pero es una auténtica locura. Juntar todo eso en un salón y con 4 horas, esto daba para más días sin lugar a dudas, con lo que al final vas a probar lo que realmente pueda interesar, y seguro que te dejas algo que no conoces. Porque encima los distribuidores no estaban pendiente de ello. Es un evento organizado desde la D.O. con lo que los responsables de zona, andaban por allí, pero tampoco hacían demasiado caso.
Probamos unos 20 vinos, de los que hablaremos en sucesivos post, para no hacer esto demasiado largo. Pero el resumen es que salimos con la sensación de que el tema era muy normalito, vinos en su mayoría que pecaban de  barrica, astringentes, otros extra oxigenados, alguno imbebible, y ninguno de los que probamos nos llamó mucho la atención. Con lo que salimos desanimados. Incluso el Contino Viña del Olivo que probamos, nos pareció de lo mejor, pero no estaba espectacular, un vino que pasaría como normal y no debería ser así.
Os dejamos unas fotos de las mesas, y lo dicho, en sucesivos post iremos hablando de los vinos catados.

Un saludo y gracias por aguantar toda esta parrafada 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.