Taberna A Lareira en Villalba

Hablando un día con mis suegros, me contaron que querían ir a Villalba, más exactamente, a la Charca de Villalba, una pequeña piscina de aguas subterráneas, a la que se confieren propiedades mineromedicinales. Y la verdad hemos de decir que es un agua que está bastante buena, y que volveremos por allí con buen tiempo, a darnos un baño, pues nos vino bien lo que probamos. Aprovechando que estábamos por allí, nos quedamos a comer en Villalba y elegimos la Taberna A Lareira. nos gustó mucho la pizarra, donde estaban escritos el menú del día y diferentes platos, así que os animamos y entramos a disfrutar.

El local posee una gran barra a la izquierda, con mesas de diferentes tamaños donde picar algo rápido, y varios comedores, en el que nos quedamos había 7 mesas, era Enero, y hacía un montón de frío, incluso dentro del restaurante, de hecho tardamos mucho en quitarnos los abrigos, a pesar del calefactor que había en el comedor.
Somos 5 y pedimos 4 de menú, y 1 carta. Decir que el precio del menú es de 8,5 € muy bien la verdad.
De primero había sopa de pescado y también champiñones en crema, y de segundo huevos rotos con jamón y pollo al chilindrón. Todo bastante apetecible la verdad. Y para postre teníamos helado de corte, piña o melocotón.
Yo pedí de carta: Pulpo con langostinos y queso San Simón gratinado, bastante bien guisado el pulpo, con una base de cebolla, llevaba exceso de aceite, pimentón y perejil. sabroso, pero lo dicho con menos aceite estaría más rico.

y de segundo churrasco de cerdo ibérico, estaba rico, doradito, pero era una ración para dos, habríamos agradecido que nos lo hubieran avisado.

Pagamos 75,85 con 5 cafés, he de decir que yo tomé dos cafés pues estaba bastante bueno. Con varias cervezas sin alcohol y un par de 1906, esta vez no hubo vino, la carta de vinos no nos llamó nada. Lo dicho no estuvo mal, pero sin ningún misterio.

Puntuación: 5

10 opiniones en “Taberna A Lareira en Villalba”

  1. Ese plato de churrasco es una ración para dos??? Tu no me has visto a mi comer churrasco…
    Eso me lo como yo con la primera cerveza, hombre.
    Como vayas por Galicia comiendo churrasco con tan poco ímpetu, serás mal visto 🙂
    Saludos.

    1. Mi estimado y desconocido "Smiorgan": Cuánta razón tienes!.
      Es cuestión de concentración y de tomarte tu tiempo, pero es un grave delito dejar algo en el plato de esa pequeña maravilla.

    1. Más a mi favor!
      Santísima ración pues. Dudo que vaya por allí pero para eso sirven los blogs, para avisar de semejantes "provocaciones" si un buen día la vida te lleva por esos lares.
      Llevaré mis ganas intactas y un "tuper" por si las "flys".
      El olvido queda razonablemente disculpado.

    2. Nada, nada, niños de pecho comiendo churrasco os veo.
      Patrimonio de Galicia, como el queso de Arzúa o el pulpo a feira, el churrasco se merece un respeto! No se dejan huesos que no estén relamidos, no se deja nada de carne! Se pide más vino y a seguir!
      Salvo que estés en un sitio como el San Clodio, en Compostela, donde según vas acabando una ración, te van trayendo otra hasta que explotas!
      Churrasco power!!!
      Saludos.

    3. Cuando leí lo de San Clodio pensé en el monasterio como me gustó la verdad una noche que nos quedamos en Vińa Mein fue inolvidable! Aunque en la bodega la cagaron menos mal nontenía yo blog que si no jejeje

  2. Ya os digo yo que José Domingo sabe muy bien como se come por muchos sitios de España, especialmente por Cantabria, Asturias, y por supuesto terras galegas. Aunque Bruno tu seguro llevas el tuper hasta llendo de pinchos por el casco viejo de Bilbao 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.