Vertical El Primavera. Del 2008 al 2014

 

Como nos gusta eso de juntarnos y poder compartir vino entre amigos. Y más aún cuando esos vinos vienen de Parte de Carlos Fernández. Bien sabéis que esta bodega para nosotros es muy importante, me han demostrado en muchas ocasiones que son amigos, y eso tiene un valor incalculable para mi.

No sé si recordaréis que ya hicimos una vertical hace ya varios años. En Marzo del 2013 y esa cata fue algo genial. Os dejo el enlace de la misma aquí.

El lugar elegido para esta maravillosa e irrepetible Vertical fue el Trebol de Cueto. Y la verdad que nos atendieron de maravilla.

Ante todo quiero dejar claro que la idea de este vino es para su consumo rápido, no más allá de dos años. Elaborado 100% con tempranillo y con un ligero paso por barrica. Pero desde siempre yo he dicho que este vino envejece muy bien y hoy lo henos corroborado sin ninguna duda.

El Primavera 2014: el más joven, por eso empezamos por el, con su fruta, algún toque lácteo, la verdad que llena la boca y te la prepara para poder disfrutar de unas rabas de peludín y magano que estaban riquísimas

El Primavera 2013: La cosa empieza a ponerse interesante, aunque estamos todos de acuerdo que le falta tiempo, que hay que dejar que respire. Increíble, 4 años y aún tiene que respirar. Cuando volvemos a él pasada más de una hora, empieza a decir aquí estoy yo, vino de Labastida, sabe y huele a Rioja, como todos sus hermanos. Si señor. Y vaya pulpo que nos zampamos con él.

El Primavera 2012: Hay amigos, flipamos, según vamos retrocediendo en el tiempo la cosa se va poniendo mejor. Qué nariz, también necesita abrirse un poco pero está bueno. Y las Verdinas con almejas fue un visto y no visto de ricas que estaban.

El Primavera 2011: Para la mayoría de los que estábamos zampando y tragando fue el mejor vino, yo al final no estaba de acuerdo, debo ser el raro de la familia. Pero no dejo de darme cuenta que este vino es una pasada. Y encima aún me quedan botellas en casa de él. Carlos me comentó que la única diferencia con los demás es la añada.  Untusoso, graso, largo, desapareció la botella oye… Y pedazo albóndigas de bonito que nos sirvieron.

El Primavera 2010: Y seguimos alucinando se pone todo más interesante, mas serio, mas vino. Pero cómo puedes tener 7 años y estar así de vivo, con acidez de la que aún va a hacer que envejezca mejor. Si señor que bueno Carlitos. Eli nos puso Carrilleras con puré de pimiento que aún tiemblo de gusto al recordarlas.

El Primavera 2009: En la entrada del blog de la cata anterior esta fue la añada que ganó. Pero hoy le tengo que dar la razón a Carlos y decirle que el 2008 fue el mejor. Pero este estaba a un nivelazo increíble. Esa compota, se va abriendo, nariz y vuelta a beber, y vuelta a nariz, no cansa. Genial y con el codillo de cerdo subió aún más el nivel.

El Primavera 2008: El mejor, para mi el ganador, 9 años y esto está para tirarse a rolos de gusto. Increíble, si señor Carlos, para mi el mejor Primavera que he tomado en estos más de 10 años que nos conocemos. Y encima la armonía que le pusimos fue de las duras. Dos formas de hacer torrijas. Peleó de tu a tu con el postre y salió más que airoso. Una auténtica pasada.

Quiero ser pesado y volveros a recordar que este es un vino de semi-crianza, que en teoría no está hecho para envejecer pero que el paso de los años le vienen más que bien.

El Primavera, tinto de Bodegas Tierra. En la Rioja Alavesa, en Labastida. Realmente de lo mejor que conozco. Gracias amigos por habernos hecho disfrutar de esta manera. Y una vez más, gracias a El Trebol por su buen hacer.

 

Vino Tinto El Belisario 2006: Parte 2

Por todos vosotros es bien sabido nuestra pasión por esta bodega. Es muy probable que hasta no seamos objetivos con ella, pero la verdad que objetivos o no, de lo que no hay duda es que saben hacer vino y muy bien además. Pero creo que a los Larpeiros lo que más no llama, lo que nos llega bien adentro es que son amigos, buena gente, currantes, que saben lo que es sudar, no ya solo en el campo, sino en el día a día para colocar una caja de vino en algún punto del planeta. Porque el Domingo 13 de Septiembre del 2015, que fue cuando nos pispiamos esta botella de vino, le mando un Wasapp a Carlos y estaba fuera del país.

Qué deciros de este vino que no os hallamos contado ya. Que tiene unos 14 meses de barrica, con un reposo en hormigón y está elaborado 100% con tempranillo de ese pago maravilloso que es Cubanegra. Mirad, os hemos hablado de la añada 2002 (aquí) el 2008 os comentamos nuestras impresiones aquí, pero es que también creamos una entrada de los Magnum 2005 y esta misma 2006 aquí. Tuvimos una parte muy emotiva, gracias a un gran regalo de nuestro Carlos hablando del 2001 y el libro El Hijo de la Vid de Carlos Clavijo. Y un pequeño detalle, o quizá grande, vosotros decidiréis. Es la primera vez que hablamos de un mismo vino dos veces en este blog, dado que ya os habíamos contado lo que pensamos de este vino el 31 de Mayo de 2010 (AQUI) Una vez más le damos las gracias a Jorge Sibaritastur por decirnos que pusiéramos la añada de los vinos que probábamos, de esta forma, os podemos contar dos veces lo que pensamos. Además aquella entrada corrió por parte de Ankabri, y hoy soy yo el que os comento lo que siento más de 5 años después. Ahora supongo que entenderéis el por qué de poner en el título Parte 2.

Esto es una pasada de vino, en esa entrada decíamos que era el mejor Belisario que habíamos probado, pues bien, a pesar de que Carlos dice que es la añada 2010 la mejor (algún día os haremos la oportuna entrada) nos reafirmamos en que este 2006 es impresionante, espectacular. Más de 5 años de guardar la botella y está aún mejor. Potente, con esa nariz que a ciegas siempre acertaré que es un vino de Agrícola Labastida. Huele a la bodega, tabaco, chocolate, es balsámico y me encanta como aún tiene fruta, está super-equilibrado, redondo, con la acidez y los taninos en un punto brutal,  y esto tiene unos cuantos aún por delante para hacernos gozar, disfrutar, caer a rolos de gusto. Que este vino es para liquidarse botellas y botellas. Como dice Ankabri es un vino de sobremesa, para disfrutar con una buena charla, o pegando una paliza a esos que no saben jugar al mus. No me canso de decir que este es uno de los mejores vinos de España, que compréis botellas y guardéis. Porque el resultado es de orgasmo vinícola.

Vino Tinto El Belisario 2006 parte 2, me encanta cuando se puede decir que no es cierto que nunca segundas parte fueron buenas, porque esta da mil vueltas a la primera. Venga a ver si os animáis y gozáis como nosotros con este vinazo de la Rioja.

Vino Tinto Cifras 2009: Garnacho de Labastida

Nos gusta un montón ir por esa bodega, son amigos, de los que te contestan el güasap a horas intempestivas. Hablamos de  Bodega Exeo, donde el corazón es controlado por Bodegas Tierra, nuestros queridos amigos Carlos, Rodrigo y su hermano Fidel, con alguna persona más, a esas no las conocemos, pero creo que con estos ya nos vale para saber su buen hacer. Y creo que vosotros que nos leéis bien conocéis nuestro gusto por esta gente.

Este Cifras 2009 está elaborado 100 con Garnacho de la finca La Huerta, un 10% de la uva ha estado en crianzas de roble de vino de dos años, el resto ha fermentado en depósitos de hormigón y luego criado en huevos de cemento.

Además creo que a parte de acertar con guardarle un tiempo, dimos de lleno con el día y con la comida pues nos tomamos una chuletillas a la brasa realmente espectaculares, gracias a todos vosotros por acompañarnos ese día. Fue un verdadero placer.

Han pasado unos cuantos añitos de la salida del vino al mercado, recién salido Carlos nos manda siempre botellas para que probemos, añada tras añada nos regala el hígado con buen vino, la verdad que con este producto el y nosotros siempre hemos tenidos nuestros desencuentros. Así que desde aquí queremos decirle que este vino envejece muy bien, que está realmente bueno. Pura garnacha en nariz, con toques de manzana asada muy agradable, chocolate y algo de caramelo, una alegría para los sentidos, y en boca es una sensación muy de alegría y a la vez de pena, porque la botella se acaba a marchas forzadas. Niño ve haciendo magnums para los amigos, porque de verdad da pena que se acabe.

Tinto Cifras 2009, Garnacho, y para disfrutar ahora mismo, mucho mejor que hace dos años. Al final vais a haber hecho un vino de guarda, ya verás tu. Muchas gracias por tan buenos ratos que nos dais vosotros y toda vuestra familia, espero nos veamos en breve.

Vino Tinto Tierra Fidel 2001: Espectacular

Recordando a nuestro querido colaborador Iñiglo, el comentaba en el cara-libro, que si tuviera que hablar de Valencisco, hablaría más de sentimientos, del trabajo de ese matrimonio y su pasión por lo que hacen, que del vino en si. Creo que esa es la filosofía que mueve a los Larpeiros y esta es una de esas entradas que me gusta hacer, pero a la vez me cuesta un montón encontrar las palabras y sentimientos que os puedan reflejar lo que sentimos a cada trago que le pegamos a este vinazo.

Tengo en casa unas cuantas botellas de Tierra Fidel Tinto, varias añadas, bien guardadas, pero da la casualidad de que entre ellas se encontraba esta que hoy os traigo. Como veis está sin etiqueta, tal cual me la dieron la primera vez que fui a visitar la bodega en Labastida, hace ya más de 8 años. Todo ese tiempo reposando en el botellero, casi sin moverse, y con el polvo oportuno acumulado en ella. Porque el polvo no hay que limpiarlo de las botellas, así se evita moverlas, como mucho a la hora de ir a servir, con un paño se le pasa con cuidado, sobre todo en este tipos de vinos que ya tienen una edad, en este caso 14 años.

Elaborado bajo la D.O. Ca. Rioja otra razón más para que me guste este vino es lo difícil de conjugar también su 50% graciano y  50% garnacha, sin nada de tempranillo y luego 16 meses en roble americano. Ah y si os fijaís en este blog llevamos dos entradas seguidas hablando de vinos de Rioja, para que luego digáis que tenemos manía a esa D.O.

Sabemos que es del 2001 porque nos lo dijo Carlos, haciendo los cálculos más o menos pues el bien sabe cuando embotella, cuando etiqueta, y todo ese trabajo arduo que hacen en la bodega.

¿Qué deciros? paso de color, aromas y demás cuestiones que entiendo muchas veces es lo que la gente la busca, sólo deciros que estaba espectacular, sublime, amor, pasión, lágrimas, sentimientos, fósforo, alegría, admiración, amistad, abrazos, mucha sensaciones difíciles de transcribir.

Tierra Fidel Tinto 2001, realmente espectacular, me reafirmo una y mil veces que este es el mejor vino que hace esta familia en Bodegas Tierra. Un millón de veces, gracias Carlos, Rodrigo, Fidel, por hacernos disfrutar de vosotros cada vez que abrimos una de vuestras botellas.

El 13 de Octubre del 2013 os hablamos de la añada 2009 (aquí)

Apertas Do Viño 2014 [7]: Los Videos

Va a ser que hay  una parte más de este que fue un encuentro singular y maravilloso, donde aprendimos un montón, y son los videos que conseguimos grabar de algunos de los participantes. Al final la tarjeta de memoria, o quizá mejor decir mi memoria, no pudimos grabar a todos, esperamos que en este próximo 2015 no suceda lo mismo y podamos grabar a los más de 20 bodegueros que nos van a hacer gozar con sus referencias.

Y sin más rallada os dejo todos los vídeos, aunque los que nos seguís por las redes creo que ya los habéis visto, quiero dejar constancia de todos ellos en esta entrada:

Marcial Dorado Parte 1:

Marcial Dorado Parte 2:

Carlos Fernández Gómes de Agrícola Labastida:

Juan Luis de Casal de Armán Parte 1:

Juan Luis de Casal de Armán Parte 2:



José Crusat con Altares, Vulpes Vulpes, Bodegas Albamar y Fulcro Parte 1:


José Crusat con Altares, Vulpes Vulpes, Bodegas Albamar y Fulcro Parte 2:


Nolo Giráldez con Quinta de Couselo y Finca Viñoa:


Gorka Mauleón y su Malaspiedras:



Bueno amigos espero os hayan gustado y vamos preparándonos para #ApertasDoViño 2015

Vino Tinto El Primavera 2014: Una añada nueva

Antes de que me lleguen las botellas con la etiqueta nueva, voy a aprovechar para contaros nuestra impresión de este El Primavera 2014. Apunte y muy importante para que vaya por delante, bien sabéis que esta bodega es amiga, de las de verdad, con lo que como nosotros no somos objetivos, para que negarlo, nos llevamos unas cuantas botellas para tomar con unos amigos. O sea lo que suele decirse, que compartido el vino sabe mejor y va a ser totalmente cierto.

Es uno de los vinos que más añadas os hemos traído, hasta una vertical de las añadas 2008-2009-2010 y 2011 aquí. Conste en acta que tenemos pendiente otra pedazo vertical, que nuestro nuevo colaborador Iñiglo anda como loco que hagamos, pero es que tenemos que hacerla con mucho cuidado, pues disponemos de las añadas 2008-2009-2010-2011-2012-2013 y 2014 algo creo que casi único, especial a ver cuando la hacemos.

¿Y cómo está este 2014? Pues espectacular, es un bebé, nada más abrir la botella se nota la potencia, con un color casi negro muy cubierto, nariz rompedora de frutas, de aromas complejos con un toque muy elegante de los meses que reposa en barrica, largo en boca. No nos cansaremos de decir que este vino no es de cosecha, que es muy serio, que con los 4-5 meses de barrica de reposo no es un roble ni un semi-crianza. Estos tíos le dan un toque que hace que evolucione increíblemente bien, sino podéis mirar nuestras catas de ostras añadas:

Añada 2007 en Magnum cata hecha 4 años después en el 2011

Añada 2009 hecha el 21 de Octubre del 2012

Añada 2011

Añada 2012

Como habréis leído os da a entender la complejidad de este vino, que envejece muy bien, pero que ahora mismos el vino está de vicio, y lo dicho, aún está ligeramente astringente, la botella tiene que domar esas aristas y la acidez que aunque está muy bien integrada, le falta un pelín de suavidad. Pero como dijimos al principio llevamos botellas para que los colegas probasen y quedaron encantados, es más después de pispiarnos unas cuantas, una pareja se llevó 3 botellas más para casa, o sea que la boca te la deja golosona y con ganas de mucho más.

Tinto El Primavera 2014, amigos que saben elaborar, amigos que saben animar, amigos, bodegueros, vaya coupage para estos locos Larpeiros,

Vino Tinto El Primavera 2014: Una añada nueva

Antes de que me lleguen las botellas con la etiqueta nueva, voy a aprovechar para contaros nuestra impresión de este El Primavera 2014. Apunte y muy importante para que vaya por delante, bien sabéis que esta bodega es amiga, de las de verdad, con lo que como nosotros no somos objetivos, para que negarlo, nos llevamos unas cuantas botellas para tomar con unos amigos. O sea lo que suele decirse, que compartido el vino sabe mejor y va a ser totalmente cierto.

Es uno de los vinos que más añadas os hemos traído, hasta una vertical de las añadas 2008-2009-2010 y 2011 aquí. Conste en acta que tenemos pendiente otra pedazo vertical, que nuestro nuevo colaborador Iñiglo anda como loco que hagamos, pero es que tenemos que hacerla con mucho cuidado, pues disponemos de las añadas 2008-2009-2010-2011-2012-2013 y 2014 algo creo que casi único, especial a ver cuando la hacemos.

¿Y cómo está este 2014? Pues espectacular, es un bebé, nada más abrir la botella se nota la potencia, con un color casi negro muy cubierto, nariz rompedora de frutas, de aromas complejos con un toque muy elegante de los meses que reposa en barrica, largo en boca. No nos cansaremos de decir que este vino no es de cosecha, que es muy serio, que con los 4-5 meses de barrica de reposo no es un roble ni un semi-crianza. Estos tíos le dan un toque que hace que evolucione increíblemente bien, sino podéis mirar nuestras catas de ostras añadas:

Añada 2007 en Magnum cata hecha 4 años después en el 2011

Añada 2009 hecha el 21 de Octubre del 2012

Añada 2011

Añada 2012

Como habréis leído os da a entender la complejidad de este vino, que envejece muy bien, pero que ahora mismos el vino está de vicio, y lo dicho, aún está ligeramente astringente, la botella tiene que domar esas aristas y la acidez que aunque está muy bien integrada, le falta un pelín de suavidad. Pero como dijimos al principio llevamos botellas para que los colegas probasen y quedaron encantados, es más después de pispiarnos unas cuantas, una pareja se llevó 3 botellas más para casa, o sea que la boca te la deja golosona y con ganas de mucho más.

Tinto El Primavera 2014, amigos que saben elaborar, amigos que saben animar, amigos, bodegueros, vaya coupage para estos locos Larpeiros,

Apertas Do Viño 2014: Parte 1

Creo que esta es una de las entradas más difícil que he tenido que escribir hasta ahora. Intentar plasmar aquí emociones y sentimientos que los 30 allí presentes percibimos es para mí muy difícil, dado que fue algo sin igual, maravilloso, increíble. Y sé que no sólo los que estuvimos zampando y bebiendo, sino también los bodegueros allí presentes, disfrutamos como enanos. Sabemos que hemos estado en un Apertas Do Viño muy difícil de igualar. Ahora sólo espero hacer honor con el teclado lo que en ese Lunes 27 de Octubre tuvo lugar en Galería Culturas de Santander.

Haré varias partes (aunque se mercía ser en una) pero es que nos cuesta mucho leer, y a buen seguro ninguno os la acabarías, bueno algún pirao estilo Daniland puede que si. Fuera aparte que batiría un record de palabras escritas en un post.

Como apunte, hay varios vídeos grabados que iré subiendo al canal de youtube y poniendo el enlace en el cara-libro, os pido paciencia para eso mientras los voy editando. Y sin más y antes de que mi cabeza haga como siempre y entre en mondo Homer Simpson empezamos a contaros Apertas Do Viño 2014:

Marcial Dorado y Fara Cifuentes de Quinta Do Feital:

El primero en participar fue Marcial Dorado, junto a su pareja Fara Cifuentes. Dado que ellos fueron los causantes de este evento, que viene precedido de una comida entre amigos y una minivertical de sus vinos, os lo hemos contado aquí.
Pues bien, lo dicho, es muy difícil trasmitir la pasión de Marcial, su pareja atenta a todo, es increíble la nariz de Fara que desechó al momento una botella del Dorado 2005 por corcho. Botella que nos pispiamos al día siguiente, dado que el oxigeno ayudó a que el corcho desapareciera. Marcial lo tiene claro, quien tiene que hablar es el vino. Pero él lleva siendo muchos años tratado como loco por querer hacer un blanco que perdure en el tiempo. Hoy no creo que haya nadie que le pueda decir nada, al contrario todos a sus pies por hacer el mejor Albarinho de la Península Ibérica.
¿Qué vinos trajo? os los comento en el orden que los catamos, bebimos, tragamos…
Auratus 2013:  Elaborado con Albarinho y Trajadura. Ya quisieran muchas bodegas hacer algo como esto, pocos vinos de los que se podrían considerar de lo normal de la bodega están tan buenos como este Auratus.

Dorado Natural 2011: Un vino totalmente natural, un paso más allá del ecológico o lo Biodinámico, sin sulfuroso, algo muy especial, para mi realmente bueno, será distinto, pero muy sabroso, con un toque salino espectacular.
Y luego, no sé pero esto creo no lo habéis visto nunca. De una sentada las añadas 2011, 2005, 2003, 2002 y 2001. Lo siento por los que no habéis podido estar, pero es algo inolvidable. Las añadas 2001 y 2002 decantadas, Marcial dice necesitan respirar, y qué razón tiene. No sabría quedarme con ninguna de las añadas en especial, porque todas aportan algo y son diferentes naturalmente, pero me quedo con el apunte de Marcial, porque Dorado 2011 está muy bueno, pero según el le faltan 10 años, y va a ser que tiene razón dado que el 2001 está vivo y encima aún con tiempo por delante. Me gustó también el detalle ese de que el vino debe cambiar con el tiempo, como una persona. Que con los años cambia, un vino es algo vivo y el paso de los años deben dejar huella en él. Podría pasarme horas hablando de estos vinos, de Marcial y de Fara pero sólo diré que esto fue un lujazo una experiencia brutal, un orgasmo vitivinícola.

Y cuando creemos que ha terminado con sus vinos va y nos saca el D´Oloroso 2001 y el Ao Monte Ilhado 2011. Quedamos rendidos a ti, porque hacer un oloroso y un amontillado con uva albariño y en el Norte de Portugal tu no estás loco, tu eres un Dios Enológico, que espero en todo el mundo se te reconozca como uno de los mejores enólogos-bodegueros de la Tierra. Y encima lo tomamos 5 horas después de abiertos y a 11º, yo aún no he probado nada mejor que esto.

Qué más deciros, que para mi es un lujo conocer a Marcial en persona, que sé lo que ha pasado y lo que está pasando por hacer su vino. Que encima es una maravillosa persona, y además su pareja es genial, que nunca podré agradecerle el haber vuelto a poder abrazarlo y tomar de nuevo un vino suyo sentado a su lado. Que no soy objetivo ni quiero serlo, no puedo, el se merece todo el éxito del mundo, y que no pase ni una sola penuria más.
Y como dije en el post que ha generado todo esto, gracias Jorge, Álvaro, Laura y Marta por aquella comida, por esta foto

que ha sido el inicio de Apertas Do Viño que no se a donde nos va a llevar.

Venga va, si con Marcial no soy objetivo, de sobra sabéis que con Carlos lo soy aún menos. Un detalle, sale de Labastida y llega a Santander justo para que empiece Apertas Do Viño, en principio el estaba en el 10º lugar y me pide si le podemos adelantar algo porque tiene que volverse a Labastida a seguir trabajando. Por ello le ponemos en el 2º lugar. Luego aprovechó a tomar uno de esos vinos viejos que os pondré luego y se piró a toda velocidad para prensar, y seguir luchando en lo que serán los vinos 2014 de su bodega. Esto es un detalle que no creo nunca le pueda llegar a compensar.
Carlos se marcó un trio de 5. ¿Qué quiere decir? pues nos trajo 3 vinos de la añada 2005.
Empezó con La Greña 2005
Lo que es la vida, justamente mañana día 30 hace 3 años que publiqué la entrada de este vino en el blog (aquí) . Uno de los mejores blanco que conozco, y hoy me sigo ratificando. Espectacular, bueno, leer el la entrada pues yo sigo pensando lo mismo, al igual que muchos de los amigos que lo pudieron disfrutar en Apertas Do Viño. Otro detalle, le quedaban en bodega 2 Magnum y los trajo, bien sé lo que te costó, por ello conseguimos alargar un magnum lo suficiente para que todos pudiesen apreciar lo bueno que estaba y el se pudiera llevar de vuelta a Labastida el otro Magnum. Ahora me toca liarle para que nos lo tomemos juntos.

Foto de Íñigo Gómez (gracias)

No podía faltar Tierra Fidel 2005. El vino que vende esta bodega que más me gusta (porque la Greña no está a la venta) Como bien dice Carlos, este vino es en honor a su padre, y es tan especial como el. No es muy sencillo de entender, ole tus narices hacer un tinto en la Rioja sin nada de tempranillo. Complejidad y mucho más tiene dentro de si esta botella.

Y como no, su buque insignia El Belisario 2005. Cubanegra,

esta parcela antigua que nos da la potencia de la tempranillo en su máximo esplendor. Las botellas allí estaban, parecía que nadie las hacia caso, hasta que me veo a Pablo con una botella en la mano y la copa llena en la otra, diciendo que este vino está de la hostia, rico de verdad. Mira tu por donde al final Pablo va a saber de vinos. Si es que Apertas Do Viño abre los ojos a cualquiera.

De todo corazón y repitiéndome una vez más, gracias Carlos no sé como podré agradecértelo, pero eso sí, espero que en el año que viene nos tengas guardado algo para Apertas Do Viño 2015.

Bueno y hasta aquí la primera parte, creo que ya os he dado bastante la paliza. En breve, si os parece bien continuamos.

Vino Tinto Tierra Crianza 2011: Seguimos subiendo el nivel

Hablando en serio, hay una cata que es objetiva, la organoléptica y cuando se hace a ciegas, las demás influyen muchas cosas aparte del saber del catador.
Por eso me reconozco totalmente subjetivo cada vez que tengo entre mis manos una nueva botella de esta gente amiga. Reconozco que el corazón me llama y me lleva por la senda del cariño. Pero también sé que tengo (tenemos) un buen paladar, y fuera humildad, solemos acertar cuando algo nos gusta.
Son muchas cajas movidas de este vino y mucha gente la que me confirma que está muy bueno. Y son ya muchas personas las que han probado este Tierra 2011 y me han dicho lo mismo.
Del Tierra Crianza os hemos hablado de las añadas Tierra 2004Tierra Crianza 2009 y me he quedado extrañado pensé que había comentado más añadas. Pero bueno en breve os traeré la opinión del 2010.
Está elaborado 100% con tempranillo y descansa durante 12 ó 14 meses en barricas de 225 litros.
Vivo y profundo picota, nariz con mucha fruta, toques de pimienta, en boca entra rápidamente, con una acidez ligeramente punzante, pero como son todos los vinos de esta gente recién salidos al mercado, porque lo que está claro que este vino es un bebé. Que va a evolucionar espectacularmente en la botella. Es un vino de largo recorrido, sin problemas para tomar en varios años. Me encanta lo suave que está en boca, al moverlo por la misma no se notan las aristas tánicas que a veces hacen que se te retraigan las encías.

Para resumir Tierra Crianza 2011 es suave, elegante, y con un largo camino por delante. Disfrutad siempre que podáis del este vino y recordad que cada sorbo de la copa, es una gota del sudor de esta familia que lucha día a día por hacer vinos de calidad, entregando el alma en cada botella, y año a año subiendo el nivel.

Vino Tinto El Belisario 2002: ¡ Qué pasada !

En la entrada anterior, la que pusimos este pasado domingo, hablando sobre el vino A Mis Cuarenta 2011 (Aquí) ya os dijimos que la botella desapareció enseguida, y que tuvimos que abrir otra y fue este El Belisario 2002.
No es la primera vez que hablamos de esta bodega y más aún de este vino. Os hemos contado la añada 2008, el 2005 y 2006 en botella Magnum, la añada 2006, alguna otra más y una muy especial que fue un regalo de Carlos Fernández: Añada 2001 y el libro el hijo de la Vid de Carlos Clavijo. Es el 2001 el Belisario más antiguo que hemos probado hasta la fecha, esperamos que algún buen amigo lo arregle. Pero en fin, a lo que vamos:

Este 2002 es el mejor Belisario que hemos probado, espectacular, equilibrado, suave, atrevido, rotundo, impresionante. Menos mal que ya estábamos con el postre pues sino hubiéramos tenido que abrir otra botella más, e iba a ser difícil mejorar estos dos vinazos de la noche.

Bien, no soy obejtivo, esta bodega me nubla, pero me encanta estar ciego de paladar y poder abrir botellas de Agrícola Labastida y compartirlas, porque sé que no quedo mal. Es más esa noche los otros tres fliparon, los Fotógrafos Mateo y Mónica, y la que me dejó alucinado fue Minniky, pues ni ella misma se creía lo bueno que estaba este Belisario 2002, tuvo que decir que en esta ocasión el sentimiento a esta bodega no me nublaba.

 Creo que ya está todo dicho. El Belisario 2002, once años después está para darse un homenaje con gente especial.