Champagne GH Martell & Co. Brut Prestige

Un Champagne en la cámara, de vuelta de unas vacaciones, toca inventario y veo la botella, pregunto a todo el mundo y nadie sabe quien la ha traído. Poco importa la verdad, así que en un momento dado, sin más, se abre y se prueba. La mansión GH Martel fue fundada en 1869 a pocos Kilómetros de Epernay.
Este Champagne está elaborado con un 20 % Chardonnay, 65 % Pinot Noir, 15% Pinot Meunier.
Posee un amarillo muy brillante, con una burbuja fina, suave, bien integrada, pero muy corto en nariz, y excesivamente ácido. Nos dejó bastante indiferentes, y al final sólo hablábamos de lo buena que era la burbuja y poco más. Pero nos dejó con muchas ganas de probar más vinos de esta bodega porque seguro merecerán la pena. Cosa que haremos en cuanto podamos. De momento nos quedamos con ese recuerdo de un gas muy bien estructurado.


Puntuación: 5 porque esa burbuja nos sorprendió muy gratamente

Champagne André Clouet Un Jour de 1911 Gran Cru. Una pasada

Otra entrada que llevo mucho tiempo pendiente de hacer, la verdad no sé por qué tardo a veces tanto, pero hoy por fin ya toca hablar de este champagne que me gusta y mucho.
Creado en el pueblo de Bouzy, elaborado en su totalidad con Pinot Noir, con una crianza de 8 años .
Es una pasada de vino, con un color amarillo dorado, muy complejo en nariz, manzana asada, melocotón, tofe, caramelo y ese toque de brioche que a nosotros nos encanta. El ataque de boca es espectacular, con una pequeña burbuja muy bien integrada, perfecta acidez, largo, equilibrado, sabroso. Es una pasada como acompañante de casi cualquier plato. Nosotros elegimos unos huevos fritos caseros, con unos torreznos de cerdo gallego, que elaboró el hermano de Maika, nuestra querida amiga de O´Secreto do Viño en Padrón. Todo un placer. Qué mejor que este pedazo de Champagne con unos grandes amigos, inmejorable la verdad.
Pierre y François Sanz-Clouet está claro que saben muy mucho de hacer champagne de verdad, sobre todo este Un Jour, que como su nombre indica sólo hay 1911 botellas de cada añada. Un lujo que os recomiendo de verdad, su precio al restaurante es de 42 € más I.V.A., me parece genial; eso si, siempre que luego el local no pretenda asesinarte y lo ponga en carta a 84€, o más que es lo que por desgracia suelen hacer, pero bueno, ya sabéis lo que paga el local por cada botella.

Un saludo y espero podaís disfrutar de alguna de las 1911 botellas por añada de este gran Clouet.

Puntuación: 9

Os dejamos aquí, una nueva entrada de este gran Champagne deguüellado en el 2013

Champagne Philipponnat Millèsimée 1997

 Dentro de la búsqueda de botellas, apareció esta. Regalo de un amigo, resto de una cena. La tenía guardad para una gran ocasión, pero creo que hay que empezar a aprovechar cualquier momento, puesto que aquí estamos para un suspiro y guardamos cosas, pasa mucho tiempo y al final no se disfrutan como deber ser. Así que un día normal (hay dias normales?) decidí ponerla a enfriar, y la primera vez que Minniky y yo comimos solos pues la abrimos. El comer solos ya es un momento para disfrutar, preparamos un arroz a la cubana y abrimos la botella:

Allá por el 1552 la familia Philipponnat se establece en Ay y Mareuil-sur-Ay. En el transcurso del siglo XIX es cuando crean su marca.
Bien sabéis que los millèsimée sólo se embotellan en años excelecntes, como este 1997. Este Brut Reserva está elaborado con un 70% de Pinot Noir y un 30% de Chardonnay. Esta bodega tiene la costumbre de que parte de la cosecha no hace la maloláctica, una forma creativa de elaborar vinos. Y se pasa 6 ó 7 años de crianza para redondear y que esté en su punto, para que también evolucione en el tiempo. Como este que os traigo, que fue embotellado en Julio del 2005.

De color dorado brillante, burbuja pequeña, con aromas de manzana reineta, y toques de miel. Buen ataque en boca, la acidez ya está domada, pero aún se nota, son ya 14 años desde su cosecha y todavía está robusto, con la burbuja muy bien integrada. Bueno ya sabéis lo que a nosotros nos gustan las catas, sólo deciros que es espectacular, que está que se sale, un vino para no olvidar, con lo que nuestro momento fue más mágico. 

Lo dicho hay que aprovechar todos los momentos como si fueran especiales, un saludo para todos y si encontrais este champagne a darle mucha caña pues no le olvidareis y comprar más de una botella porque saben a poco los 750 cl que lleva 🙂

Puntuación: 8,5

Champagne Ayala Brut Majeur

Siglo XIX, en el 1860, hay una boda entre Gabriela d’Albrecht y Edmundo de Ayala, en esa boda Gabriela aporta como dote el Château d’Aÿ con viñedos de Aÿ y Mareuil sur Aÿ. En 1882, Ayala es uno de los 18 miembros fundadores del Sindicato de Grandes Marcas. Antes de la II Guerra mundial, Ayala es el suministrador de las cortes de España y Gran Bretaña. Desde 2005, Ayala pertenece a la Sociedad Jacques Bollinger, propiedad de la familia Bollinger y es distribuido por España por el grupo La Rioja Alta S. A.
Y en 2011 el Bebedor Ocasional me trae una botella para probar, cosa a la que no me puedo, negar por favor. Así que me preparo, me siento, abro la botella y a catar, o habrá que poner mejor a beber??? Estando a mi lado el Bebedor Ocasional ya os podéis imaginar lo que duró la botella.
Champagne elaborado con la trilogía típica de champagne, sus dos uvas tintas (Pinot noir 40% y Pinot Meunier 20%) y su mítica uva blanca Chardonnay al 40%, teniendo 7 grs por litro de azúcar. Dorado pálido, nariz agradable a bollo de leche, en boca es elegante aunque para mi le falta que la burbuja se integre mejor en el vino. Se te llena mucho la boca a gas, es una lástima, esperaba más de él. También espero que el bebedor ocasional me traiga otra botella para comparar.
Un Espumoso que como aperitivo es bastante agradable, y si esa burbuja fuese más fina, estaría aún mejor.

Puntuación: 5 A la espera de nueva cata.

Champagne Moët Chandon Brut Imperial

No recuerdo cuando fue la primera vez que probé un champagne, eso quiere decir que fue hace mucho, o que ya las neuronas patinan más de lo debido. Me da que va a ser esto último.
Una bodega en la zona de Champagne con más de dos siglos y medio de elaboración de vinos.
Nadie le puede negar el marketing que tiene, ha conseguido a nivel mundial que si hay que celebrar algo importante sea con Moët. Si tienes que hacer un regalo, das una botella de Moët y quedas como Dios, eso no se lo puede quitar nadie. Incluso nosotros durante mucho tiempo fue nuestra marca. Pero ay amigo! El día que empezamos a probar otros champagnes, el pobre Moët que lejos se queda.
Eso no quita que estábamos en casa de un familiar, y nos obsequió con una botella. La cual disfrutamos, eso si, me reafirmo en el Moët, es sólo ya publicidad, es difícil que le quiten de donde está, pero nosotros damos nuestra opinión:
Elaborado con la trilogía clásica de Champagne: Pinot Noir, Pinot Meunier y Chardonnay. Color amarillo, brillante, en nariz muy corto, algo al fondo de bollo de leche, pero poco, en boca, las burbujas están muy presentes, demasiado, y de sabores poco la verdad, un champagne que no creo que volvamos a comprar, por suerte para nosotros, conseguimos otros champagnes de pequeños productores, el último el Camille Saves gracias a Carlos de Rocowines, del que os hablaremos en breve. Y cuando tenemos que hacer un regalo, pues ya no nos hace falta que sea Moët, pues los amigos ya nos conocen y si les damos algo es porque merece la pena mucho más allá de publicidad.

Lo dicho un Champagne que para nosotros es ya sólo publicidad, no está mal no nos confundamos, pero por su precio se consiguen otros que están muchísimo más ricos.

Puntuación: 4, y creo que es mucho pero no cabe duda que su merchandising se los sabe hacer.

Champagne Henri Abelé Brut

Una bodega más que centenaria, comienza su camino allá por el año 1757, de echo, este champagne durante mucho tiempo tuvo esa cifra en su etiqueta. Se encuentra en Reims, acogida a la D.O. Champagne. Y pertenece al grupo Freixenet.
Tiene un coupage de 40% chardonnay, 35% Pinot Noir y 25 % Pinot Meunier, con una crianza mínima de 3 años.
Posee un color dorado, y en nariz un toque a panadería, brioche. En boca no se nos hizo nada agradable, exceso de burbujas, nada integradas, de echo se llena toda la boca lo que no es nada agradable, con una acidez desequilibrada. Le falta tiempo para asentarse. Le dejamos un rato para ver si cambiaba, pero no.
Volveremos a darle otra oportunidad, pero de momento hasta sus 19 € de precio se nos hacen excesivos.

Puntuación: 3 Mediocre

Cata con Quin Vila San Sebastián Gastronomika (2)

Continuando con la cata en Gastronomika paso a comentaros el segundo vino que degustamos:

2- DELAMOTTE BLANC DE BLANCS 1999
La 6ª casa más antigua de la región de la Champagne, Delomotte fue fundada por François Delmaotte en el año 1760. En el año 1988 se asoció con el mítico Champagne Salon.
La bodega se encuentra situada en el célebre y prestigioso Grand Cru Le Mesnil-Sur-Oger. Se abastecen de 5 hectáreas propias en el mismo municipio y de uvas compradas a 30 viticultores de los municipios de Oger y Avize.
Elaborado al 100% con uvas Chardonnay (por ello lo de blanc de blancs) procedentes de crus clasificados en Le Mesnil, Avize y Oger, con una crianza de 7 años en las cavas.
1999 se caracterizó por un invierno relativamente suave. El periodo extremadamente cálido en Julio y Agosto permitió una plena maduración. La vendimia empezó el 15 de Septiembre y la calidad de las uvas fue excelente.
En resumen, 1999 fue una buena añada, con buena temperatura y tres semanas de buen tiempo durante la vendimia y ningún racimo podrido.

Precio de Venta: 56,90 €

Comentario:

Un vino vibrante, alegre a pesar de los años de crianza, con un punto graso, muy bien ensambladas las burbujas, le hecho en falta quizá algo más de brioche (pan de leche) en nariz, así todo me sorprendió pues yo no soy muy de blanc de blancs, me gustan más los champagne con pinot noir y pinot mernier.
Puntuación: 5-6 Pasable, puesto que creo que para eso precio tenía que decir mucho más