Cata Vertical de Ferratus Sensaciones 05-06-07-08 y Elanio: Irrepetible

Una vez nos vuelve a pasar, fuera a parte del poco tiempo que tenemos ahora mismo, que nos cuesta encontrar ese buen momento para sentarse delante de esa pantallita tan maravillosa, es que encima esta entrada merece una dedicación más especial que otras que hacemos. Todo porque, por desgracia, María Luisa no puede estar en Apertas Do Viño, y dijo que podía hacer una vertical para unos amigos en El Café de Noa, algo a lo que nos apuntamos inmediatamente. Uno de los mejores viajes que nos hemos marcado para estar unos cuantos Larpeiros juntos y disfrutar de una mañana de cata inolvidable. Muchas gracias, como no, a El Café de Noa por dejarnos el local, las copas y demás enseres, a parte de las tostas, el jamón, etc.

Lo difícil de esta entrada es poderos trasmitir la energía, potencia y amor que María Luisa tiene de su trabajo, de su bodega y sobre todo de sus vinos. Escucharla como explica, como conoce el vino, pero sobre todo, como se entrega en cada copa que sirve, que prueba, es una auténtica pasada.

Bien, que nos liamos, los vinos que probamos, como hemos apuntado en el título del post, fueron Ferratus Sensaciones de añadas 2005-2006-2007 y 2008. Y también su rosado Elanio 2014. Como apunte decir que la añada 2006 ya no queda ni en bodega, con lo que esta vertical será muy difícil que se vuelva a repetir. Encima la añada 2007 bien sabéis que está medio maldita, todos los gurús y entendidos dicen que es una de las peores, y a las bodegas les cuesta colocar su vino. Pero no se dan cuenta que la situación del viñedo del Pago de Santa Cruz de la Horra (de donde viene Ferratus) fue de los pocos pagos que no se congelaron en ese año, pero claro, eso cuesta explicarlo a mucha gente.
Al lío:



Elanio 2014

De este rosado ya os habíamos contado las añadas 2010 (aquí) y la 2012 (aquí) y como podéis leer nos gusta bastante, pero este 2014 creemos es de los mejores que ha hecho. Frambuesa, piruleta, chuches, graso, alegre, complejo, divertido, con mucho tiempo por delante. Esto es un rosado de muy buena calidad que con el paso del tiempo irá a más y estará aún mejor.

Ferratus Sensaciones 2005

10 años de la cosecha y aún la fruta está presente, es equilibrado, rotundo, Ribera del Duero, es Terroir, cuando le liberas de la cárcel del tapón, el oxígeno hace que se redondee aún más. Barrica, acidez, equilibrio, con la tanicidad aún presente, lo dicho un vino para sobremesa, para disfrutar como copa en buena compañía, o dando una paliza a unos amigos al mus.

Ferratus Sensaciones 2006

Ya os contamos el 18 de Junio del 2012 (aquí) que para nosotros y María Luisa este vino es algo muy sexual, una pasada, para ese momento de relax, un buen baño de espuma relajante y un sensaciones 2006. Sentir el paso del tiempo en la botella, han pasado tres años de nuestra cata y notamos que María Luisa ya está en la elaboración y descripción de sus vinos en la versión 3.0. Seda, armonía, paladar que pide más, otra copa y otra…Se acabaron las botellas del 2006, todos a llorar y a por el siguiente sensaciones.

Ferratus Sensaciones 2007

Nos llevamos un buen disgusto cuando nos enteramos que no iba a ver mucho de esta añada por España, así que al saber que lo iba a poder probar empecé a dar saltos de contento. Esa añada, donde una parte muy importante del viñedo se congeló y estropeo el trabajo de mucho tiempo a todos los bodegueros nos trae un Sensaciones de alto nivel. Estoy seguro que los importadores están alegres y felices de que ellos si pueden disfrutar de este gran vino. Un montón de sensaciones en nariz, con violetas y un toque de chocolate y café muy agradable, y en boca esa acidez que te hace salivar, ya no sólo por el efecto natural de la acidez, sino por la gula y placer de poder tragar un vino tan sabroso, bueno y contundente como este.

Ferratus Sensaciones 2008

Venga, a tirarse a rolos por el suelo, porque esto es lo que se busca en un vino, que sepa a la zona, a lo que la rodea, al terruño, al trabajo de campo y a lo que rodea a la vid. Este vino es el reflejo de María Luisa y su enólogo. Es alegre pero serio, es contundente pero extrovertido, es joven pero maduro, es graso pero fino, es un vino que todos deberéis probar ahora, y dejarle 3 años en la cava para que los taninos y la acidez hagan que beber y disfrutar sensaciones sea lo que los Larpeiros decimos entrar en la parte trasera del disfrute y del flipar, del tragar y tragar como se debe hacer con los vinos que nos gustan. ¿Catar? Venga ya, recordemos al bebedor ocasional y bebamos, bebamos todo lo que podamos de Ferratus Sensaciones.

Gracias María Luisa y muchas gracias a todos los que habéis asistido pues habéis hecho que una vez más en el vino recorrer 1000 Km merezca muchísimo la pena.

Vino Tinto Vega Sicilia Único 1994: Huevos fritos y Patatas

Os traigo un vino único en verdad. Un lujo. Para nosotros uno de los mejores de España (sino el mejor) nos parece una auténtica maravilla, por lo bueno que está, por lo bien que envejece, por muchos motivos que vosotros a buen seguro ya sabréis. 

Los que nos conocéis, sabéis que 1994 es una añada muy especial para nosotros. Así que nos tiramos al monte y compramos una caja de este gran vino.
Tuve la suerte de estar en San Sebastián Gastronómika, de aquella aún se llamaba lo mejor de la Gastronomía. Y la bodega Vega Sicilia se marcó una vertical algo espectacular. Desde 1940 hasta 1990, 8 Vega Sicilia Únicos de verdad. Es más, en aquella cata presentaron un vino nuevo, de Toro, que se iba a llamar Alquiriz, ese vino es hoy en día el tan conocido Pintia. Aquí me di cuenta que pocas bodegas en el mundo podrán decir que sus vinos aguantan perfectamente 70 años y que este vino es para disfrutar con platos típicos de nuestra gastronomía, esos cocidos, marmitas o patatas en cualquiera de sus guisos, y como no, con nuestro queridísimo huevos y patatas fritas.
Así que una noche, quedamos con otros 4 amigos, ellos ponían los huevos de corral y las patatas de la huerta y nosotros la casa y  parte del vino. Como veis en la foto había también algo de Tokaji, con lo que en breve haremos la entrada correspondiente de ese maravilloso vino. Conseguimos un orgasmo gastronómico pocas veces repetido.
Un primer punto; siempre defiendo este vino como uno de los mejores en España en relación calidad precio. Y vosotros diréis “Estás loco si vale 200€ botella” Pues si, pero pensad que añadas únicas no las hay todos los años, y luego que el vino está unos 10 años en bodega hasta que sale al mercado. Ahora preguntad a un bodeguero si puede tener 10 años el vino parado, y si es así ¿Cuanto costaría cada botella…?
Os dejo lo que dice de él la propia bodega:
“85% de tinto fino, 15% de cabernet sauvignon. Como un bazar de especias y una caja de puros al mismo tiempo. Regusto de regaliz y mora. Intenso y opulento, con un cuerpo y una profundidad soberbios. Todos los fascinantes sabores de Único: menta, anís y ralladura de naranja. No hay nada igual. Absolutamente nítido y cristalino. Final tostado. Déjense caer en él. En 2013, extraordinaria nariz de pipermín. Intenso, voluptuoso, especiado y de naranja. Un vino maravillosamente original, con el sello de su propio carácter y singularidad.”

Y nosotros os decimos que es pura finura, donde todo está en su sitio, la acidez alegre, para salivar en cada trago y movimiento de vino en copa, sin astringencia, donde la madera sabemos que tiene un montón pero no se aprecia. Esto es una joya enológica que todo el mundo debería probar por lo menos alguna vez en su vida. Nosotros tened bien claro que en breve lo volveremos a hacer.
Tinto Vega Sicilia Único 1994, una pereja ideal para acompañar en un momento único.

Vino Tinto Ferratus A0 2013: Fresco y directo

Aunque muchas veces nos quejemos de que nos toca casi siempre elegir el vino cada vez que estamos con amigos, al final te da opción de probar cosas interesantes o añadas nuevas de vinos amigos, como fue en este caso.

Creo que sabéis de nuestra buena relación con María Luisa de Bodegas Ferratus son varios los vinos que os hemos traído de esta bodega, y en concreto de este A0 fue la añada 2010 (aquí) en Abril del 2012, hace ya 3 años, como pasa el tiempo ¿verdad?

Ferratus A0 2013 es 100% tempranillo de la Ribera del Duero, procedente de cepas de entre 20 y 30 años de edad y descansa durante unos 9 meses en barricas de roble americano.

Vino honesto, frutal, joven, directo, como debe ser un vino de estas características, con un pequeño toque avainillado, y una acidez muy bien puesta, en armonía con los taninos, un vino que la copa es un suspiro, intentas beberte la tuya y la de al lado, si se deja, y se acaba la botella y pides otra más.

Ferratus A0 2013, manteniendo el nivel, y estando a la altura de esta gran bodega que a nosotros nos encanta contar entre nuestros amigos.

Esperamos se animen a venir a Apertas Do Viño, será un lujazo escuchar a María Luisa trasmitir su pasión y su buen hacer.

Vino Tinto Épica Roble 2013: Nuevo y Rico

Cambio de imagen y de nombre. Este antes era De Bardos Roble, hoy Épica Roble. Estos de Vintae manejan muy bien los nombres, las etiquetas y como no, la uva y la barrica.

Mauro una vez más nos regala botellas y botellas, no sé como se lo vamos a poder agradecer.

De esta bodega ya os hemos hablado del Ars Mítica 2009 (aquí) y nos gustó mucho. Pero este Épica nos ha sorprendido muy especialmente. Hemos estado aconsejando a un nuevo local para vinos por copas y Mauro, como Ribera del Duero para tomar en barra, nos aconsejó este vino. Pero claro nosotros no hablamos de algo sin probarlo, y fue meterlo en nariz y ya ver que tenía mucho qué decir. Un carga frutal maravillosa, y en boca la conjunción de barrica, taninos y acidez muy bien conseguida con lo que la primera copa que se supone uno la toma despacio, midiendo y catando, no pude sino tragarla sin darme cuenta. Ya fue en la segunda copa donde me percaté de esa frambuesa, un pequeño toque lácteo, que al oxigenarle un poco se va. Toques tostados muy suaves y en boca es una golosina, se bebe más que fácil, trago rápido y alegre. Un vino de barra, de conversación entre amigos disfrutando de un momento escuchando música o tertulia. Un vino para tomar por copas que casi todos los locales deberían tener, a ver cuando nos dejamos ya de esos crianzas que no tienen nariz, en boca son pura astringencia y en el estómago la acidez te lo taladra.

Vino Tinto Épica Roble 2013, Raúl una vez más sabe como usar la tinta fina, darle 4 meses de barrica y hacer que este Ribera del Duero esté realmente rico.

Vino Tinto De Bardos Ars Mítica 2009: Gran Ribera del Duero

Tercera parte, y no la última de las muestras enviadas por nuestro querido amigo Mauro. No sé si realmente quiere saber nuestra opinión o castigarnos un poco más nuestro hígado, pero en fin allá vamos.

Este Tinto Ars Mítica 2009, está elaborado en la D.O. Ribera del Duero por la bodega De Bardos. Esta bodega selecciona las uvas en Fuentemolinos, Quintanilla de Onésimo, Anguix y Moradillo de Roa. El coupage que lleva dentro este Ars Mítica es 90% Tinta del país (de unos 60 años de edad) y 10% Cabernet Sauvignon (de unos 20 años de edad) con una crianza de 16 meses en barricas de roble francés.

Picota bien cubierto. A copa parada puede la madera, pero luego se dulcifica. Es un vino para dejar que respire un par de horas y empezaremos a flipar. Nariz brutal, tostados, regliz, balsámicos, torrefactos, y en boca llena el paladar alegremente. Rotundo, potente. Un buen vino sin lugar a dudas que sabe a Ribera y respira Ribera con firmeza.

Tinto Ars Mítica 2009, un gran Ribera del Duero, que no debéis dejar pasar la oportunidad de probar, eso sí probadlo nada más abrirlo pero luego darle un par de horas mínimo para que exprese todo su pontencial. Una y mil veces, Mauro gracias.

Gags en la Vida un Camarero [70]: De vinos

Vaya como pasa el tiempo, a que si? E inauguramos una nueva decena, la 70, en la sección Gags en la Vida de un Camarero.

Así que sin perder más tiempo a ello vamos.

Un salón de vinos. Presentando los vinos elaborados por la Bodega Émina. Bodega perteneciente al Grupo Matarromera.
Presentaban los vinos de la Ribera del Duero y Rueda de Émina, y de la D.O. Toro que lleva la marca Cyan.
Pues bien, el responsable de bodega muy amablemente y con una paciencia encomiable, iba contando a toda la gente los diferentes vinos. Había también sin alcohol y espumosos.

En eso llega un chico al mostrador, le explican como va el tema de los vinos, y:

– Yo le recomiendo empezar con los vinos suaves para luego llegar a los que son más expresivos, le comenta el responsable.
– Me parece bien -contesta el chico
– Aunque usted puede tomar el que más le apetezca, el espumoso, el blanco, los sin alcohol, cualquiera de las bodegas que hemos traído, Émina o Cyan.
– Ah pues genial.
– Entonces ¿cual le apetece probar, blanco, roble o crianza?

….

– No Tiene un Ribera ????

Home no me jodas…….

Miro al responsable, me entra la risa y tengo que irme del salón. En fin a veces a estas cosas se invita todo el mundo, está bien que la gente vaya aprendiendo pero….

Imaginad la cara del hombre, después de haberle explicado la diferencia de todos los vinos.

A ver cuándo empezamos a olvidar el pedir eso de: Dame un Rueda, o dame un Albariño… Ni te cuento con lo de dame un crianza. Por favor, preguntad que marcas hay y dejad de beber vinos infumables que sólo hacen fastidiaros el estómago.

Vino Tinto Malabrigo 2010: Rotundo y Rico

Pues cuando uno tiene un rato escribe sobre experiencias que ya tienen un tiempo, algún mes que otro pues el tiempo pasa que vuela. En un salón de vinos tuvimos la oportunidad de probar este Malabrigo 2010, elaborado por Cepa 21. Una rama de la famosa bodega Emilio Moro.
En este caso han cogido la uva Tinto Fino de una única finca dentro de la D.O. Ribera del Duero, la que da nombre al vino Malabrigo. Con un periodo de 21 meses en barricas nuevas de roble francés.
Es de color bien cubierto, picota, glicérico, con buena lágrima por el cristal, nariz sublime que ya se aprecie en el momento en que el vino deja la botella para tocar el cristal. Frutos rojos, mermeladas, tostados, balsámicos, los propios aromas empirreumáticos de la crianza en barrica, pero bien conjuntados. En boca sorprende la finura de los taninos, un vino aún joven, vibrante, como un bebe exultante al recibir el oxígeno. La botella le va a sentar muy bien.

Este Tinto Malabrigo 2010, es de lo mejor que hemos probado de Cepa 21, rotundo, rico y amable, para tomarse unas cuantas botellas.

Vino Tinto Hacienda Monasterio Reserva 2008: Espectacular

Hay veces que uno tiene que rendirse. Hablamos de los vinos nuevos, los modernos, de alta expresión, de autor, pero cuando tienes la suerte de probar un grande como este Hacienda Monasterio Reserva 2008, tienes que reconocer que está espectacular.

Hacienda Monasterio posee 160 hectáreas, de las cuales tiene plantadas 78, entre Pesquera y Valbuena de Duero. Bodega construida en el año 1991. Y qué decir de sus enólogos Carlos de Fuente y el archi-conocido Peter Sisseck (creador del Pingus).

Este Hacienda Monasterio está elaborado con 80% Tinto fino y un 20% de Cabernet Sauvignon, con una crianza durante 16 meses en barricas de roble francés. Color Rubí brillante. En nariz es muy complejo, anises, balsámicos, torrefacto, pero lo que más me impresiona es lo sutil que tiene presente la madera, es muy agradable, y aunque sea un reserva no es tan cargante como se podría pensar. Paso fácil de boca, envolvente en el paladar, amable, incluso algo tímido pero diciendo aquí estoy yo. Taninos, acidez, madera, fusión muy bien conseguida.

Tinto Hacienda Monasterio Reserva 2008 un vino espectacular, para ponerse a los pies de una bodega que lleva muchos años diciendo que saben hacer muy buen vino.

Vino Tinto Alfonso del Yerro 2010: Grata Sorpresa

Entre unos cuantos vinos para probar, nos aconsejaron este, y como yo soy de hacer caso a las recomendaciones le atacamos muy a gusto. La verdad que hace mucho tiempo que no probamos nada de la Ribera del Duero así que ya era hora de remediarlo.
Viñedos Alfonso del Yerro es creada en el 2002 en Roa, Burgos, dentro de la D.O. Ribera del Duero. Poseen 26 hectáreas de viñedo de tempranillo plantado en 1989. Tienen otra bodega en Toro, pero de ella ya hablaremos cuando consigamos probarla.
Este Alfonso del Yerro reposa durante 12 meses en barricas de roble francés con un 25% de madera nueva.
Posee un color rojo bien marcado, frambuesa, bosque, toques ahumados, y de boca fácil, amable. Realmente muy bebible y agradable, entra como un guante por el paladar. Con bastante años por delante, ¿cuantos? Creo que después de las entradas de los anteriores vinos que os hemos hecho Alaia 2005, y el tinto Casal 2007, hablar de cuánto tiempo pues como que no nos apetece.

Tinto Alfonso del Yerro 2010, una grata sorpresa y una vez más a ver si nos acostumbramos a hacer caso de las recomendaciones de los camareros, y si no gusta se devuelve y ya está.
Y vosotros ¿Qué pensáis?

Vino Tinto Prado Rey Élite 2006: Realmente bueno

Fue una cata a ciegas, con varias sorpresas, y este fue el primer vino que probamos. Desde que le metí en nariz me pareció muy complejo, interesante, balsámicos, cacao, tinta china. No sé bien por qué pero me dio que era Ribera del Duero y acerté. No soy para un experto en cata a ciegas, pero a veces la flauta suena como en esta ocasión.
Elaborado por Bodega Real Sitio de Ventosilla, en Gumiel de Mercado (Burgos), controlando 520 Hectáreas de viñedo, una pasada. La plantación de viñedo empezó en 1989, y la bodega se construyó en 1996.

Este Prado Rey Élite del 2006 está elaborado 100% con tempranillo, con una producción que no supera los 3000 kg por hectárea y sólo se embotella en años considerados excepcionales. Reposa durante 14 meses en barricas de Roble centroeuropeo y luego otros seis meses más en roble francés, para seguir su crianza en botella hasta Julio del 2008.

Sabroso en boca y aún largo, le queda vida por delante. Es una gozada catar a ciegas, sólo los sentimientos, aromas y poco más influyen en la valoración. Este Prado Rey Élite del 2006, es un gran vino de la Ribera del Duero.