Cata cena Campos Góticos en Restaurante Las Carolinas

El pasado Viernes 23 de Marzo, tuvimos la suerte de poder asistir a una cena en Las Carolinas acompañada de los vinos de Campos Góticos. Ya había probado estos vinos antes con los sumilleres de Cantabria y tenía muchísimas ganas de volver a probarlos así que no perdimos la ocasión y fuimos dispuestos a pasar una gran noche.

Empezamos con una cata de los vinos de Pedro, si alguien sabe cómo hacer una cata diferente, con sentido y con mucho saber, ese es sin lugar a dudas Pedro. Empezando por su blanco de la D.O. Rueda y terminando por ese 7 Lunas que me tiene loco.

Campos Góticos Verdejo 2016, donde el vino huele a lo que tiene que oler, manzana, plátano, algo de melocotón una sutil piña, pero nada de ese empalago de la tropical. Con levaduras que se dan de verdad en la vid, totalmente natural y huyendo de las modas de que el vino tiene que salir la añada en Enero. Este blanco es muy bueno y a ver si conseguimos que no se tome excesivamente frío, eso para los blancos que nos dan en muchos sitios.

Nos pusieron un Campos Góticos Verdejo 2017, y se notaba que aún le faltaba algo de botella, pero creo que aún va a estar mejor que el 2016.

Pecunia Crianza del 2013 D.O. Ribera del Duero 100% ecológico. 12 meses de barrica dan a este vino una complejidad muy agradable. Da gusto oir a Pedro explicar que el 80% del viñedo de la D.O. está en Burgos, pero que mucha gente identifica esta denominación con la zona de Valladolid (pesa mucho las afamadas bodegas que allí se encuentran). Este vino tiene un paso de boca fácil, nariz envolvente a fruta, directo y llano. Lo que se pide a un Ribera de su categoría.

Tinto Campos Góticos Crianza 2012. D.O. Ribera del Duero. 100% ecológico. Este vino tiene 16 meses de barrica de roble francés (Pedro dice que es el que más le gusta usar). Con mucha personalidad, alegre, con fruta, toques de vainilla, mineral, un vino que va a dar mucho que hablar.

7 Lunas viñedos de la Joya Reserva 2004. D.O. Ribera del Duero. 100% ecológico. Algo mas de 14 años ya miran a este vino y aún le queda mucho recorrido. No me canso de olerle una y otra vez, un placer en la boca, en el postgusto. Un vino para disfrutar durante mucho tiempo. Es increíble de verdad lo bien que ha envejecido. Lo sabroso y vivo que está. Una auténtica pasada. Sin lugar a dudas uno de los grandes la Ribera Del Duero.

Y una vez termina esta maravillosa cata pasamos a la cena, pero antes Chema de Quesería Quesoba nos cuenta como elaboran ellos sus quesos en ese maravilloso valle.

También Pablo que nos trae un queso de nata de San Pedro del Romeral, nos explica sus elaboraciones.

Y empezamos con degustación de 5 Quesos Cántabros a cual mejor sin dudas.

  • Queso de vaca ecológico de Quesería los Tiemblos
  • Queso de cabra DOP Quesucos de Liébana, Quesería Alles.
  • Queso de vaca curado de pasta blanda, Quesería Quesoba
  • Cremosuco a la cerveza de quesería La Pasiega de Peña Pelada
  • Queso DOP Beges-Tresviso, Quesería Casa Campo.

De primer plato Escarola con jamón ibérico y queso Cremosuco a la cerveza de la Pasiega de Peña Pelada, con aroma de trufa. Un plato fresco y agradable.

De pescado Merluza a la plancha con vinagreta de Queso Quesoba de pasta blanda. Una merluza hecha en su punto perfecto, aunque a muchos de la mesa nos dio demasiado olor a bacalao y nos hizo dudar de que realmente fuera merluza. Pero su punto de cocción inmejorable.

Como carne Delicia de ternera rellena de mousse de queso Picón-Bejes-Tresviso de quesería Campo y su propio jugo, con una reducción del vino de Campos Góticos. Qué buena la textura de la carne, todo un acierto utilizar los mismos para cocinar. La pena que el queso picón se llevaba todo el sabor pero las texturas inmejorables.

Tiramisú pasiego con requesón. Espectacular ese requesón que rico por favor.

Y terminamos con café y bombón relleno de queso

acompañado de orujos de Sierra del Oso

que nos trajo Ángel para que probáramos.

Una gran noche con un servicio espectacular a cargo de Alfonso Fraile y sus alumnos, que ampliaron dos veces la mesa sin alterar para nada el evento. Eso es saber y mucho como hacer bien las cosas.

Todo un placer haber podido asistir y sobre todo volver a compartir con antiguos amigos de la gastronomía.

BALUARTE NUEVA GAMA DE VINOS

HISTORIA DE BODEGAS GRAN FEUDO

Gran Feudo es la marca española vitivinícola que año tras año revalida su prestigio gracias al reconocimiento de clientes y consumidores no sólo por su relación calidad-precio. Comenzó siendo sello de calidad de referencia en Navarra y desde allí ha ido ampliando sus horizontes hacia otras denominaciones de origen.

​La bodega tiene su origen en el corazón vitivinícola de la Comunidad Foral, en Cintruénigo, ​y desde hace décadas es reconocida internacionalmente por elaborar vinos de excelencia.

Selección de Vinos Baluarte, Foto: Mar Galván

Las raíces nos llevan a la bodega “La Cascajera” que en 1872 construyó Claudio Chivite Francés, germen de lo que hoy es Bodegas Gran Feudo.

Desde entonces la familia ha continuado actualizando la bodega con la tecnología más avanzada para la producción de unos vinos que añada tras añada cosechan premios y reconocimientos por su relación calidad-precio.

Hoy, además, elaboran vinos en Ribera del Duero, Rueda y Rioja.

Los viñedos de los que proceden las uvas, de las cálidas arcillas de Cintruénigo y Corella, producen las variedades Tempranillo, Garnacha, Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay y Moscatel de grano menudo, con unas plantas de 30 años de media de edad.

 

La gama Baluarte quiere transmitir Cultura del Vino y han creado una nueva línea de vinos para lo más jóvenes, vinos frescos para disfrutar sin tecnicismos, de diferentes variedades y aromas.

Vinos desenfadados, divertidos, con una etiqueta que me encanta desde la visión de la atracción a primera vista, vinos donde los aromas a  fruta fresca nos transportan a un bosque, directos al paladar evocando emociones intensas, donde la calma de disfrutar de unos vinos sinceros y con un carácter importante, podríamos anunciarlos como aperitivo evocando esa fruta fresca que desprenden, los podría armonizar con muchísimos platos, pero me decanto por algo informal, donde se pueda disfrutar el vino sin tecnicismo y por supuesto hacerlo llegar al público joven, haciéndolo divertido y placentero.

Me trasmiten esa esencia marcada de cada variedad, cada una con su propiedades y sus aromas que evocan el lugar.
HISTORIA DE BALUARTE

Tras el éxito de Baluarte Roble, el equipo enológico de Bodegas Gran Feudo apostó por ampliar una gama de vinos que nació para atraer la atención de los consumidores más jóvenes.

La gama de vinos BALUARTE han sido diseñados como el inicio, el punto de partida. Son vinos pensados para iniciarse en el mundo del vino y nacen para captar a los consumidores jóvenes.

La idea ha sido elaborar vinos basándose en tres puntos básicos: una atractiva imagen, un agradable paladar y una elaboración sencilla, elementos que confieren a estos vinos una personalidad acorde con los nuevos gustos.

BALUARTE es una línea de vinos frescos, de disfrute, en donde las protagonistas son las variedades y sus aromas.

Baluarte Verdejo 2016. Bajo la DO Rueda nace esta nueva referencia que tiene como base la variedad Verdejo. De color amarillo pajizo con ribete verdoso, es potente y nítido en nariz, donde afloran los aromas a frutas tropicales como la piña, pomelo o maracuyá, con matices de frutas verdes y las características notas vegetales de la variedad. Fresco, graso, con volumen y gran equilibrio en boca, es ideal para disfrutar con pescados, foie, quesos, verduras, carnes blancas, pastas y arroces. Su temperatura de consumo se sitúa entre 8 y 10ºC.

Baluarte Muscat 2016. La variedad Muscat es la protagonista de este vino de la D.O. Navarra que a la vista muestra un color amarillo pajizo, muy brillante y limpio. Es muy intenso, fino, con aromas a frutas de hueso -como melocotón-, y a cítricos, además de un profundo fondo floral. Es muy fresco en boca, con una entrada amplia y persistente. Armonizará a la perfección con ensaladas, quesos cremosos, pescados a la plancha o al vapor, pastas y aves. Se recomienda tomarlo entre 8 -10º C.

Baluarte Rosado 2016 de la DO Navarra, está elaborado con uva de la variedad Garnacha. Presenta un color rosa vivo, brillante, y en nariz es elegante, buena intensidad con notas de fruta fresca. Equilibrado, fresco en su paso por boca y con un buen final. Perfecto como aperitivo, platos fríos como espárragos blancos, salpicón de marisco, carpaccio de ternera o risottos. Se recomienda disfrutarlo entre 8-10º C.

Baluarte Roble 2015, de la D.O Navarra y elaborado con uva de la variedad Tempranillo y criado tres meses en barrica de roble americano, muestra un color rojo cereza, limpio y brillante. En boca es fresco, intenso, y predomina la fruta roja y notas a madera fina. Suave, aterciopelado, agradable, con un final fresco y persistente. Muy bien con todo tipo de carnes, pescados, también de río, estofados. Su temperatura de consumo en torno a los 16ºC.

Baluarte Roble 2015, de la D.O Ribera del Duero. La protagonista también es la variedad Tempranillo, que tras cuatro meses en barrica de roble francés y americano, muestra un color cereza con ribetes violáceos, fruta negra bien madura, confitura, ciruela, notas especiadas y ligeros matices de crianza. Sabroso, amplio, fresco, agradable paso de boca. Para disfrutarlo con carnes rojas, caza, asados, aves, carnes blancas, charcutería, quesos curados. Se recomienda tomarlo en torno a los 16ºC.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=4dg5r5qtBGc]

Mar Galván

Enóloga |Sumiller| Experta análisis sensorial| Analista de Productos Agro-alimentarios| Escritora y poeta |Vocal y Delegada Cataluña Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV)

Enóloga |Sumiller| Experta análisis sensorial| Analista de Productos Agro-alimentarios| Escritora y poeta |Vocal y Delegada Cataluña Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV)

Vino Blanco As de Mas Verdejo 2015: Por fin, ya era hora de un buen Verdejo

Tuve que bajar en Septiembre a Madrid. Los del Norte decimos bajar cada vez que vamos a la capital, somos así a pesar de que subimos, pero supongo que será por lo de ir dirección Sur, vete tu a saber.

Pues bien durante ese viaje pude disfrutar de la compañía de María y de Nico con una comida realmente genial. En ese rato ya me contaron el proyecto que tenían en mente y desde entonces no he visto el momento de poder disfrutarlo.

Y como el tiempo pasa más rápido de lo que creemos llegó la botella a mis manos y aquí os cuento lo que sentí cuando la probé.

Vino 100% Verdejo de la D.O. Rueda. A pesar de ser una D.O. de la que he probado cosas infumables, también tiene sus cosas más que interesantes, y como confío en el buen hacer de María tenía la esperanza de que no iba a ser algo al uso.

Escogiendo la uva de la zona de La Seca, procede a su elaboración, dejando que repose durante 3 meses sobre sus lías con removidos diarios. Para darnos un bonito amarillo, con esos reflejos verdosos, y empiezo a flipar con la nariz. A copa parada se encuentra ligeramente callado, pero aún así posee toques herbáceos agradables, movemos la copa y me inunda un balsámico agradable, algo de melocotón, y cojo la etiqueta y compruebo que es un verdejo, con su etiqueta y todo, y por fin esa desagradable nariz tropical de todos esos verdejos no me ataca, me deja disfrutar de esa fruta de hueso, fruta y fruta y ese balsámico que no me deja soltar la copa. Lo meto en boca y la seda, la grasa, me envuelve, con muy buena acidez, como debe ser para que el vino vaya más allá de este 2016. Una vez más digo por fin un Verdejo que en boca tiene los matices de la nariz, que no es todo aroma que se pierde en el camino, le trago, le dejo descender, apreciar la retronasal y que me vuelvan los aromas de la nariz. Mi estómago está feliz, tiene que domar un poco ese alcohol, pero es lo lógico, creo que para el mes de Julio este vino va a ser para tragar y tragar botellas y con el tiempo evolucionará muy bien, pues tiene unos grandes cimientos para ello.

Para armonizarlo hice un Risotto de Vieiras y Erizos que hizo el momento un placer casi irrepetible.

Vino Blanco As de Mas Verdejo 2015, siempre hemos dicho que en Rueda se pueden hacer unos buenos vinos sin tener que pagar más de 15€ por botella. Este lo venden en su web a 7€ así que a disfrutar como enanos. Nosotros damos las gracias a los Scott Henry desde aquí y les pedimos que se acuerden de nosotros y nos guarden unas cuantas botellas.

Vino Blanco José Pariente Verdejo 2014: Desilusión

Un blanco del que no os hemos hablado nunca, pero que siempre nos ha parecido bastante aceptable. De hecho, hace pocos días hablado con Twitter con Rafe de Bodega Ateneo le puse que es de los blancos de Rueda que pueden tomarse. Aprovecho para dejaros aquí su entrada sobre este vino. Es muy probable que el sea el que tenga la razón sobre este vino.

Elaborado por Bodegas José Pariente con 100% Verdejo y dentro de la D.O. Rueda. Una uva de viñedos en La Seca con una edad que supera los 30 años.

Un bonito amarillo brillante, pajizo, limpio. Me encanta como la glicerina hace que llore en la copa una vez que hemos olido en parado. Pero la nariz me cuesta, pillamos algo de anís, pero sobre todo un viaje a tropical, como los de zumosol, que no nos gusta. Por más que movemos la copa, casi hasta marearlo, no se va ese olor, y en boca está también muy presente, luego con muchas aristas, la acidez elevada, de esas que hace que el ojo se me cierre, la verdad que me desilusionó bastante, lo siento, abrimos dos botellas y estaban igual.

Vino Blanco José Pariente Verdejo 2014 nos desilusionó, pero lo volveremos a seguir intentando, pues creemos que esta bodega sabe hacer las cosas. Una vez más, como hemos dicho arriba, seguro que el que tiene razón es Rafa y nosotros seguiremos buscando este vino y cuando nos guste prometemos decirlo.

Vino Blanco José Pariente Verdejo 2014: Desilusión

Un blanco del que no os hemos hablado nunca, pero que siempre nos ha parecido bastante aceptable. De hecho, hace pocos días hablado con Twitter con Rafe de Bodega Ateneo le puse que es de los blancos de Rueda que pueden tomarse. Aprovecho para dejaros aquí su entrada sobre este vino. Es muy probable que el sea el que tenga la razón sobre este vino.

Elaborado por Bodegas José Pariente con 100% Verdejo y dentro de la D.O. Rueda. Una uva de viñedos en La Seca con una edad que supera los 30 años.

Un bonito amarillo brillante, pajizo, limpio. Me encanta como la glicerina hace que llore en la copa una vez que hemos olido en parado. Pero la nariz me cuesta, pillamos algo de anís, pero sobre todo un viaje a tropical, como los de zumosol, que no nos gusta. Por más que movemos la copa, casi hasta marearlo, no se va ese olor, y en boca está también muy presente, luego con muchas aristas, la acidez elevada, de esas que hace que el ojo se me cierre, la verdad que me desilusionó bastante, lo siento, abrimos dos botellas y estaban igual.

Vino Blanco José Pariente Verdejo 2014 nos desilusionó, pero lo volveremos a seguir intentando, pues creemos que esta bodega sabe hacer las cosas. Una vez más, como hemos dicho arriba, seguro que el que tiene razón es Rafa y nosotros seguiremos buscando este vino y cuando nos guste prometemos decirlo.

Vino Blanco Pata Negra 2013 Verdejo: Pues …

Hacia mucho tiempo que todos los vinos de los que os hablábamos, y traíamos al blog, nos habían gustado en mayor o menor medida. La verdad cada vez me cuesta más contaros los vinos que no nos gustan, son varios los que tenemos en cartera que son para olvidar. Pero el responsable de que vuelva a traeros un vino que no nos ha gustado es el gran Bloguero y Friky del vino Jorge Sibaritastur. Tras unos mensajes privados, me dijo que echaba de menos que contáramos siempre lo que sentíamos al probar un vino, y va a tener razón. Siempre hemos hablado con libertad, ya sea bien o mal, ese es el alma de Larpeiros en Cantabria, y ese debe seguir siendo. Por supuesto que no os vamos a traer todos los que nos han gustado, pero creo que sí volveremos al alma con la que este blog comenzó.

Bien; Pata Negra 2013 Verdejo, pertenece al gran grupo bodeguero García Carrión, y está elaborado 100% con verdejo, dentro de la D.O. Rueda, en Serrada Valladolid.

Un maravilloso amarillo brillante, limpio, y bonitos reflejos dorados. Y aquí acaba lo bonito, porque en nariz es excesiva maracuyá, parece que estás en un bosque tropical, pero por favor, que la verdejo tiene que oler a muchas más cosas. La acidez elevada. Aunque la entrada en boca es suave y alegre, al mover por el paladar saltan varios picos de desequilibrio. Nosotros decimos que te rompen el paladar y al caer al estómago la acidez está aún más marcada. No digo que estos vinos no tengan su clientela, si os gustan con esa marcada nariz y acidez es perfecto. Pero creo que son estos vinos de los que se quejan mucha gente, que parece todos los ruedas saben igual.

Vino Blanco Pata Negra 2013 Verdejo. Es sólo nuestra opinión personal, lo volveremos a probar más veces y si encontramos una botella que nos guste, nos retractaremos con mucha alegria, mientras tanto, creo que en Rueda se pueden olvidar de esas levaduras, y dejar que la verdejo exhiba todo su potencial que es mucho mas que tropical, tiene que haber flores blancas, algo de melón, hinojo. Por no decir que esos vinos se venden a los locales por 2€, y luego este cobra 2€ por copa, algo estamos haciendo mal, el consumidor, las bodegas, los locales, y los blogueros, empecemos a exigir que esta gente haga el vino que realmente sabe hacer sobre todo este gran espectacular grupo de bodegas García Carrión, ellos saben hacerlo mucho mejor.

Gags en la Vida un Camarero [70]: De vinos

Vaya como pasa el tiempo, a que si? E inauguramos una nueva decena, la 70, en la sección Gags en la Vida de un Camarero.

Así que sin perder más tiempo a ello vamos.

Un salón de vinos. Presentando los vinos elaborados por la Bodega Émina. Bodega perteneciente al Grupo Matarromera.
Presentaban los vinos de la Ribera del Duero y Rueda de Émina, y de la D.O. Toro que lleva la marca Cyan.
Pues bien, el responsable de bodega muy amablemente y con una paciencia encomiable, iba contando a toda la gente los diferentes vinos. Había también sin alcohol y espumosos.

En eso llega un chico al mostrador, le explican como va el tema de los vinos, y:

– Yo le recomiendo empezar con los vinos suaves para luego llegar a los que son más expresivos, le comenta el responsable.
– Me parece bien -contesta el chico
– Aunque usted puede tomar el que más le apetezca, el espumoso, el blanco, los sin alcohol, cualquiera de las bodegas que hemos traído, Émina o Cyan.
– Ah pues genial.
– Entonces ¿cual le apetece probar, blanco, roble o crianza?

….

– No Tiene un Ribera ????

Home no me jodas…….

Miro al responsable, me entra la risa y tengo que irme del salón. En fin a veces a estas cosas se invita todo el mundo, está bien que la gente vaya aprendiendo pero….

Imaginad la cara del hombre, después de haberle explicado la diferencia de todos los vinos.

A ver cuándo empezamos a olvidar el pedir eso de: Dame un Rueda, o dame un Albariño… Ni te cuento con lo de dame un crianza. Por favor, preguntad que marcas hay y dejad de beber vinos infumables que sólo hacen fastidiaros el estómago.

Vino Blanco Protos 2013: Nos gustó mucho

Hace ya unos años que estuvimos degustando unos cuantos vinos de Protos. Bodega que creo no necesita presentación, sólo un apunte y decir que llevan elaborando vinos en la Ribera del Duero desde el año 1927, ahí es nada.
Pero en este caso se fueron hasta la D.O. Rueda, en La Seca, para elaborar este Protos Verdejo 2013. Su primera añada fue la del 2008, con lo que ya son 5 años dando guerra.
Posee el típico amarillo pajizo, bastante glicérico, en nariz de primer ataque es exceso de tropical, para luego al coger temperatura salir manzana mucho más agradable. En boca es graso, amable, con la acidez muy equilibrada, es curioso, esperaba un pico de acidez más alto, pero tal como está es muy bebible, encima con unos 3 meses sobre sus lías, lo que hará que dentro un año esté mucho más sabroso.

Protos Verdejo 2013, para romper una lanza a favor de estas bodegas que en la D.O. Rueda hacen cosas realmente interesantes, y que se dejen ya de embotellar líquidos infumables, que luego nos meten en las barras haciéndolos pasar por vino.

Blanco Perseo7 2013: Otro Rueda de los que nos gusta

Reunión de colegas, una gran cata con gente realmente interesante. Entre muchas cosas, nos presentan este Perseo 2013.


El creador de este vino es Emilio, hombre que ha estado más de 25 años currando para Codorniu, y aprovechando que su padre tiene unos viñedos en La Seca, pues se anima a hacer su propio vino, consiguiendo que vea la luz este Verdejo. Hacen también un espumoso, pero de ese podemos pasar de comentar nada.

Blanco al que le dejan unos mesucos sobre sus lías, color ligeramante dorado. Nariz golosa, agradable, sabrosa con toques de nectarinas y paraguayos. En boca es sabroso, untuoso, glicérico. Posee un pico alto de acidez, con lo que podemos decir que estamos haciendo un pequeño infanticidio, habría que esperar un año para que despunte mucho más y mejor. Nos gusta este Verdejo, Emilio nos cuenta que usa levaduras naturales, no las tan manidas y asquerosas esas que usan en Rueda y nos dejan el paladar con maracuyás y tropicales que no nos agradan.

Esperando que consiga distribuidor para Cantabria y podamos disfrutar de este vino más veces, aquí os dejamos nuestra opinión de este Perseo7 2013, Verdejo que le añadimos a los blancos de Rueda que nos gustan, que como bien sabéis no son muchos.

Cata de blancos, se empieza con un blanco y se acaba….

Reunión de amigos, aquellos Walkabout con la que hicimos una más que interesante cata de albariños hace una año y medio más o menos (Aquí).
Pero esta vez íbamos a catar blancos, de esos que hay en casa y teníamos que probar. Son amigos que quieren iniciarse un poquito más a fondo en el mundo del blanco. Hay que ir poniendo poco a poco el granito de arena para que dejemos de pedir un rueda, un albariño, un rioja, o ya eso de un ponme un tinto, o un blanco, sin más. Entre todos se conseguirá.
Pues bien voy a la cava de casa y cojo los 4 blancos que tenía preparados, y para el lugar de reunión.

Se me ocurrió hacerla a ciegas para entretenernos un poquito más y fue realmente divertido. Como os he dicho, a nuestros amigos les gusta el vino pero no son ni sumilleres ni gente experta en este mundo, con lo que la experiencia es mucho más educativa y quizá hasta entretenida, pues se opina con más libertad y salen aromas y colores más que atrevidos. Como pista les dije que íbamos a probar dos Riojas, un Rueda y uno de la costa de Cantabria.

Y empezamos con el primero, nos pareció que tenía poco color, muy brillante y nariz, nariz, nariz, pues que no olía a casi nada, y en boca aunque al principio parecía agradable, en cuanto cojió un poco de temperatura, se hacía excesivamente astringente, la acidez bastante desequilibrada. Un blanco de lo más normalito.

El segundo, bastante más expresivo en nariz, se oían palabras como a ostras, a mar, salitre, en cuanto le dio un poco el oxígeno ya empezó a salir toques de manzana en compota, color ligeramente dorado, brillante y limpio, glicérico, y en boca bastante agradable, con cuerpo, un blanco mucho más agradable, sabroso y rico.

El tercero fue una explosión de sentimientos al unísono. He de decir que yo sabía cuales eran los vinos, e intenté en la medida de lo posible no meter mucha baza, aunque no siempre es fácil. Pero es que la nariz tan tropical que tenía, marcaba ya mucho su posible zona. Muy agradable, y una acidez super-bien equilibrada, seda en boca. Un buen vino sin lugar a dudas.

Cuando fui a por el 4º blanco, al ir a envinar las copas pues…. Era tinto. Ains las prisas que malas son. Un Cifras del 2010, 100% Garnacha. Un vino correcto, gran vino para chatear y disfrutar de una Garnacha de Labastida.

Y aparecieron más botellas, sin papel albal. Un Culminación de la Tierra de Castilla León. Verdejo semidulce, de esos que cada vez hay más en el mercado, para darle caña a tanto moscato malo que se está vendiendo. La verdad que no es que sea un vino de los nuestros, pero en fin, después de los vinos catados entraba fácil, aunque se notaba que el azúcar no estaba bien integrado.

Y la otra botella fue un champagne rosado Bossinger, pues bueno, sin mucho misterio, la nariz no estaba mal, con toques de panadería agradable, pero la burbuja excesivamente presente. Lo dicho un champagne más, aunque dada la alegría de la gente pues la botella nos la pispiamos.

Esta fue una de las tardes de los Walkabout y para terminar decir que el blanco que más gustó fue el 3º que era:

Protos Verdejo 2013 D.O. Rueda (catado en tercer lugar)

El segundo fue Casona Micalea 2012 Vino de la Tierra Costa de Cantabria (segundo que catamos)

y el tercero y que no nos gustó mucho fue Don Jacobo 2012 de Rioja (por el que empezó la cata)

Y nada más esperamos que la siguiente cata sea lo antes posible.