Blanco Basa 2010 Verdejo de Telmo Rodriguez

Lleva varios años que por esta tierruca, se ha puesto de moda la verdejo, pero para ser sinceros la mayoría de los bares de chateo, que te ponen el vino que se elabora con esta uva, son bastante malos, como siempre la propiedad aprovecha para comprar vinos por 3€ como mucho y venderlos por copas a 1€ la unidad, pero yo estoy convencido que la culpa no es sólo del local, sino de los clientes que no se quejan y siguen pidiendo esos verdejos, que son más que difíciles de beber.
Uno que marca la diferencia es este Basa, elaborado con 85% Verdejo, 3% Sauvignon Blanc y 12% Viura en la población de La Seca, corazón de la D.O. Rueda.
Posee un amarillo muy brillante, limpio, y una nariz espectacular, a fruta tropical, maracuyá, piña. En boca es agradable, y es de los pocos Ruedas que hemos probado, que realmente se mantiene en boca, con un pico de acidez muy agradable, que le hará madurar un poco en botella, para que aguante hasta mediados del 2012, no irá mucho más allá, pero se mantendrá.
Un blanco muy agradable, para nosotros de los mejores de esa zona, y su precio 4,80 + I.V.A. al restaurante, que pena que este no sirva para chatear, pues es todo un espectáculo y su relación calidad precio espectacular.

Puntuación: 6,5

Blanco Cuatro Rayas Verdejo

No es la verdejo una uva que a mi me llame mucho, y encima una bodega con una alta producción, en este caso produce más del 20% del vino embotellado en Rueda, unos 11 millones de botellas, que vienen de las 2.100 hectáreas de viñedo que poseen en La Seca, Rodilana, Medina del Campo y Rueda.
Pero este Cuatro Rayas si nos gusta, son ya varios años tomándolo, y ya el 09 nos gustó mucho, y esto 2010 está muy rico. Posee un color amarillo limón, es muy potente en nariz, con un toque de manzana verde y la típica maracuyá que dan los verdejos, pero no tan empalagosa como a veces suele ocurrir. En boca es redondo, glicérico, agradable, y largo en sabor. Y eso en pocos ruedas sucede, dan mucha nariz y se pierde en boca, pero en este caso dura, recordando los aromas en la retronasal.
Un vino para chatear, para acompañar a pescado, marisco fresco, pastas, arroces, quesos frescos. Y encima a un precio espectacular pues no llega a los 4€ al restaurante.
Os recomendamos que lo busqueis para este verano, y si encima conseguis acompañarlo con una barbacoa de bonito será todo un placer.
Esperamos que nos lo conteis, y si no pensais igual decidnoslo también.

Puntuación: 6 Pasable