Vino Tinto Regina Expresión 2015

No dejaremos de decir que los tintos de nuestra querida Terra Galega son algo maravilloso, ya no recuerdo cuantos años llevamos diciéndolo, muchos más de la vida que tiene este blog que en breve estará de cumpleaños. Pero nos seguimos reafirmando en ello, y más con gente como la bodega Regina Viarum que ya hace años nos mandaron unas muestras que nos gustaron un montón.

Fue en 2001 cuando la familia Araujo tomó las riendas de este gran proyecto, partiendo de una frase con la que ellos presentan su web que dice así: ¿Quieres hacer el mejor vino de la Ribera Sacra? y llevan un buen camino para lograrlo.

Dentro de esa maravillosa viticultura heróica con 45º de inclinación, donde parece que vas a caer a rolos por todo el viñedo y desembocar en el Sil. Luchando por lograr conseguir ese maravilloso fruto que nos da la vid para deleite de los tragaldabas como nosotros.

Este Expresión es 100% mencía con 10 meses en barricas de roble, nos gusta ese rojo, intenso, con lágrima mágica que baja por el cristal, notas balsámicas que llenan la nariz sutilmente. Es genial como los 14.5º no se notan, giramos el vino para ayudar al oxígeno a que haga su función y lo metemos en la boca para notar como entra suave y rodea la lengua y nos toque esa acidez equilibrada y dé paso a una retronasal elegante.

Un buen vino para seguir de cerca, y además con nueva etiqueta, dado que los larpeiros ya publicamos la añada 2009 aquí. ¿Cómo pasa el tiempo verdad?

Esperamos, como siempre vuestras opiniones y a ver si vamos arracando la marcha del blog. Un fuerte abrazo y gracias por seguir ahí

Vino Tinto Pum de Pumareña 2014: Único, maravilloso

No creo que encuentre palabras para poder describir sensaciones, sentimientos de agradecimiento por hacernos partícipes de algo único, maravilloso y que encima está realmente bueno.
Llevo mucho tiempo diciendo que en Cantabria se puede hacer tintos de buena calidad, al igual que en la querida vecina Asturias, en Cangas del Narcea, hacen tintos realmente interesantes, y hoy por fin os puedo contar que hemos probado el mejor tinto que se hace en Cantabria con mucha diferencia. La pena que hay muy poco, por eso aún nos sentimos mas encantados de haber podido probarlo y encima de haber sido partícipes del comienzo y de la evolución del mismo.

Pum de Pumareña, creado por Sabino Quirós en Liébana, Cantabria. El lo llama Surf and Mountain Wine, nosotros le llamamos, Vino de Alta montaña, Vino de Autor, Vino de Sabino, Vino Surfero, Vino de Sudor y Lágrimas, Vino Apasionado, Vino Trabajado, Vino al Límite…

Muchos de vosotros diréis que esto es una salida del tiesto de uno de los Larpeiros, yo os digo venid a Apertas Do Viño 2015 y algo habrá, no mucho pero sí un par de botellas de 50 cl, que se abrirán al final de la jornada para disfrute, deleite y para que todos los allí asistentes flipemos con Sabino y su Pum Surfero.

Uvas, un buen coupage con lo que hay en Pumareña, Merenzao, Bastardo, Albillo, Mencía, Palomino y Garnacha Tintorera, para dar un color vino, alegre, de capa media alta, y en nariz…Nariz compleja, donde los aromas del terreno te envuelven, fruta, Galicia, Té, Potes, naturaleza, y en boca la acidez está ahí, para evolucionar muy bien en botella, tiene más de un año de vida por delante para hacerse aún más complejo y serio.

Todo en armonía, hasta el toque en la etiqueta de la luna menguante que es cuando Sabino hacía los descubes. Tenéis que hablar con el y que os cuente como se quedaron en el camino otros tres vinos. Pero el trabajo y desechar esos productos le van a hacer que la próxima cosecha sea aún mejor, con los controles justos, y el buen trabajo unido a la experiencia estamos locos y con ganas del Pum 2015. Esperamos que Sabino también cuente con nosotros en ese proyecto.

Pum de Pumareña, vino elaborado en Liébana, vino de autor del Vitivinicultor Sabino, amigo, compañero de alguna que otra liada, compartiendo orujos y vinos de otra gente, tomando Sushi, Dorada, quesos, o simplemente charlando, porque a su lado, junto a su pareja, y los Larpeiros, 60 minutos no es una hora, es mucho menos, la relatividad del tiempo es comparable a la relatividad del Tinto en Liébana, no tienen porque venir gente de fuera para hacer un vino de esta calidad. Gracias una vez más por esta maravillosa oportunidad y por ese regalazo. Está claro que dentro de un año tenéis que liar a Minniky para que os prepare una de sus cenas y ver la evolución del Pum 2014.

Vinos Tintos Quinta Toucedo 2013 de Atrium Vitis: Full of Love

El pasado 20 Mayo os hemos contado la gran experiencia que vivimos una noche con los vinos de Atrium Vitis, os hablamos de los blancos (aquí), y hoy os traemos los tintos. Deciros que tuvimos un pequeño problema, y un problema aún mayor. Uno de los que estaba en la mesa dice:” Déjame ya sirvo yo esta de tinto” y ATPC la botella explotó en el suelo. El otro problemilla fue que estábamos tan contentos que se nos fue la pinza en el tema de las fotos de la comida. Estos Vinos consiguieron hacernos llegar al placer, al punto de flipar, podíamos decir que estábamos ante algo tan bueno que nosotros mismos casi ni nos lo creíamos. Nos embargamos de emoción y para qué seguir haciendo las fotos de los platos. Eso o que quizá subliminalmente, esperamos que Ana, de la bodega, se enrolle venga a casa con la colección completa y repitamos con ella el maridaje. Una opción que nosotros estamos encantados de llevar a cabo sin problemas.

Pues ale como dice El Chojin, “Al lío”

Tinto Quinta Toucedo Mencía 

Un mencía joven, fresco, pero con sabor, potencia. Sabe a mencía, huele a mencía, sin tapujos, como debe ser, directo, noble, alegre, un buen vino, un gran vino, para divertirte con el. Mira que nos gusta esta uva tratada con cariño y sólo acero inoxidable.

Su evolución nos parece maravillosa, la botella le doma esa acidez y se redondea perfectamente con el tiempo para dejarnos el paladar alegre y fiestero.
sin lugar a dudas un buen compañero de viaje. Para esta ocasión Minniky preparó una empanada Gallega de atún.  Os dejamos una foto de la receta que pusimos hace ya un tiempo, y su enlace. Mi empanada Gallega.

Tinto Quinta Toucedo Barrica

Pasamos a disfrutar de esta uva pero con una elaboración de 10 meses de crianza en barricas de roble americano, y …. pues lo dicho, el niño dejó caer la botella al suelo. Ains. pero en fin, como sabemos que algún siglo de estos lo volveremos a probar, tendremos disculpas para hacer la entrada oportuna que se merece.

Para este vino Minniky hizo unos pinchos de panceta que estaban ricos no, lo siguiente, maravillosos, espectaculares.

Tinto Quinta Toucedo,  en breve será llamado Silius.

Mira que lo pasamos genial, pero es que es recordar este vino, y empezar a salivar, el mejor de la noche, una sorpresa sin igual. Un vino para tomarlo de rodillas de lo bueno que está. Sin D.O. dado que esta última les decía que no cumplían los parámetros de acidez y ellos se negaron a corregirla. A ciencia cierta que dieron en el clavo. De verdad me da igual sabor, aromas y todo lo demás, estaba ciertamente de escándalo, de llorar de gusto, de que voy a ver si pillo y consigo más, porque tiene varios años por delante para estar aún mejor. Todo un vino de la Galicia profunda, esa que hace que estemos enamorados de sus tintos, de sus gentes, de Ana y Javier por sudar, por currar y esforzarse en darnos un trocito de nuestra querida Terra Galega. De corazón graciñas.
El vino se llama Silius pues es el nombre en latín del río Sil, pero Ana también nos cuenta: ” Para nosotros es como si fuera el nombre de un soldado romano, valiente…que se atreve  a todo, también a estar fuera de la D.O.”

Os dejamos la foto de la que será su etiqueta, esperamos probarlo con ella puesta:

Y por si fuera poco llega Minniky y para este vino se marca un chocolate puro con pimentón picante. Hablamos de las ralladas de Ankabri, Breogán, José Domingo, y alguno que otro que se deja caer por aquí y escribir, pero es que Minniky rompió moldes, porque si el vino estaba para dar brincos de alegría, cuando metías en la boca el chocolate, después de tener todo el paladar impregnado de una mencía con 8 meses de roble francés y un año en botella, hacer que el vino se mueva por toda la boca y entonces aparece lo que todos buscamos, armonía, maridaje, o sea, que el vino con el chocolate entra que te cagas.

Bodegas Atrium Vitis. Ana, Javier. Un placer haber podido probar vuestros vinos, y sin lugar a dudas, habéis conseguido la plaza para Apertas Do Viño por la puerta grande, esperamos veros antes del 2º Domingo de Noviembre.

Vino Tinto Guímaro 2014: Mencía fresca y alegre.

A veces le meten a uno en buenos berenjenales, vas a tomar una birra y te encuentras cenando con varias personas y encima no conoces a la mitad de ellos. Llega el momento de pedir el vino y te dicen: elige tu que eres el que entiende. Y ahí estás buscando un vino, que te guste, y que creas que le puede gustar a gente de la que no sabes nada, y de paso, ya que estamos, pues intentar probar algo que no conozcamos. El dilema ¿Pido lo que realmente pediría para mi, o mejor algo ajustado de precio aunque interesante? Pues me decanté por la segunda opción, dado que entiendo no todo el mundo está dispuesto a pagar 30€ por una botella de vino en un restaurante, aunque el local sea de los que ajustan bastante los precios. Así que en nuestras manos nos encontramos con este Guímaro joven Mencía del 2014.

Mencía de la D.O. Ribeira Sacra, muy cubierto, con nariz atrayente, mucho chocolate, fruta, nos sorprendió un pequeño toque de lácteo, curioso en verdad. En boca es alegre, de paso muy fácil, de estos vinos que te pispias la botella sin enterarte. Es alegre, para tomar entre amigos y divertirte bastante, y de paso beberte unas cuantas cajas pues es en verdad mencía pura gallega, sin aristas y sin astringencias.
Al final este Guímaro 2014 hizo bien la función, gustó a todos los comensales de la mesa, pero no me gusta elegir vino para gente que no conozco, es bastante difícil la verdad, porque casi todo el mundo dice que no entiende, pero luego mete la nariz y la boca y empiezan con lo de no me gusta, está amargo, o eso tan maravilloso de: “Anda si este vino no rasca…” En fin seguiremos sufriendo en momentos como estos, mientras tanto, nosotros damos las gracias a Pedro M. Rodríguez Pérez por elaborar unos vinos a tener muy en cuenta. 
Otro vino del que os hemos hablado es su Guímaro Finca Os Capellinos 2011 y fue una pasada (enlace aquí

Vino Tinto Guímaro Finca Capeliños 2011: Sabe, huele, respira a Galicia

Una vez más estamos encantados de tener amigos como el Demente Daniland, ese al que echamos tanto de menos en la red, pero del que tenemos suerte de compartir, charlar, zampar y tragar a la mínima ocasión que surge. También intercambiamos un montón de cromos, en este caso nos pasó este Guímaro Finca Capeliños 2011, su último descubrimiento de la última vez que le vimos. Hace poco nos lo volvimos a cruzar y nos tiró una botella de champagne realmente espectacular y de la que en breve os contaremos sensaciones y demás.

Elaborado en la D.O. Ribeira Sacra por la bodega familiar Pedro Manuel Rodríguez Pérez. LLeva un 85% de mencía y el resto sousón, garnacha, caiño,  parece un secreto difícil de descubrir ese 15% restante, nosotros apostamos por algo de Brancellao, y quizá espeadeiro, eso sí las uvas son de más de 90 años y el vino reposa unos 14 meses en barricas.

Color potente, alto, nariz muy compleja, balsámicos, fruta, vainilla, pimienta, torrefactos. Al estar comiendo y catando, dando vueltas a la copa es Minniky una vez más quien lo identifica a la perfección diciento que sabe, huele y respira a Galicia, ella es la que dice que no es un mencía al uso, pues los que nos conocéis sabéis que ella la mencía no le llama mucho, y este Guímaro Finca Capeliños le llamó muy bien. Es sutil, amable, valiente, con potencia. Acidez y barrica ensambladas, equilibrio, y una vez más pedimos la botella de litro porque esta de 750 no da ni para empezar. Encima acomapañando a un pulpo de los que hace Minniky, es cuando tocamos una vez más el placer de la armonía, del relax, del disfrute.

Guímaro Finca Capeliños 2011, una pasada de vino, de la misma bodega donde sale El Pecado de Raúl Pérez, pero dejad que os diga que nos ha gustado muchísimo más que El Pecado. Un vinazo, para disfrutar y con mucha vida por delante. A partir de mañana intentaremos que esta gente esté en Apertas Do Viño 2015, porque saben hacer el vino que a nosotros nos gusta.

Os hemos hablado también del Guímaro Mencía 2014 aquí.

Vino Tinto José Aristequi Traste 2013: Otro Orgasmo Vinícola

Pues tercera y última parte de los vinos que José Luis Aristegui nos mandó para que le conociéramos a través de ellos. Ahora nos han entrado muchas más ganas de conocerle en persona, esperamos no pase mucho tiempo y poder verle, aunque esperamos que sea parte del Apertas Do Viño 2015, si es que al final nos liamos la manta a la cabeza y lo llevamos adelante.

Para hacer memoria os dejamos el enlace aquí del Tinto José Aristegui Mencía 2012 y aquí el enlace del blanco José Aristegui Godello 2012. Al releerlos nos dan ganas de abrir las otras botellas que tenemos guardadas, pero mejor dejar que reposen un añito para ver su evolución.

Traste 2012, es curioso cuando pruebas un vino sin saber como está elaborado, color picota, nariz frutal, algo de compota, balsámico, potente, alegre y serio, joven pero con sabiduría, hecho pero también por hacer, pero le dábamos vueltas, nos encantó, nos sorprendió, y fue al día siguiente cuando supimos que estaba elaborado con un 70% de garnacha tintorera y un 30% de mencía. Por eso nos pareció aún más espectacular, eso fue lo que nos hizo flipar, dado que pensábamos en un porcentaje de mencía del 80% y la nariz, la boca, todos los sentidos nos decían que no era así y acertamos. Y la acidez, madre mía que buena, presente, agradable, genial, esto es acidez bien puesta y equilibrada. Tuvimos una buena charla con los amigos que lo probamos, al principio opiniones encontradas pero luego nos costó mucho no abrir la otra botella. Es maravilloso como un vino que ha hecho la maloláctica en barricas de 350/400 litros y que ha estado unos 6 meses en cuba de roble de 1200 litros puede dar tanto jugo y marcar que va a vivir durante bastante tiempo.

José Aristegui Traste 2012: Vino Apertas, vino genial, vino que nos hizo alcanzar un orgasmo vinícola y nos hará coger el coche e ir hasta Valdeorras a conocer a este elaborador que forma parte de nuestro corazón y también conseguir probar ese Xeo que nos tiene salivando desde que vimos algo por el cara-libro.

Vino Tinto José Aristegui Mencía 2012: Sigue la maravilla

Creo que al final lo mejor va a ser contaros de seguido la maravillosa experiencia que tuvimos con los tres vinos que José Luis Aristegui tuvo la amabilidad de mandarnos para que probásemos. Así que a ello vamos. Recordaros que del blanco Godello José Aristegui 2012 os hablamos aquí.

Mencía de Valdeorras, Mencía de nuestra querida Galicia, a uno de los Larpeiros le cuesta beber esta uva, pero en este caso le fue bien fácil atacar y beber este vino. Una parte de la uva está durante 3-5 meses en barrica de 400 litros, para darnos una maravilla de líquido, una gozada de vino con color brillante, picota, nariz explosiva de fruta, fruta, fruta y fruta, Galicia pura, algo salino y potente y una acidez templada, serena, para conseguir que este vino evolucione en botella y podamos disfrutar de esta añada por unos añitos más.

Vino natural, sin engaños, para disfrutar, pero sobre todo para compartir, no dejéis pasar la oportunidad de beber todas las botellas que pasen por delante de vosotros dado que merece la pena. Como mucho dejad alguna para ver su evolución que va a ser bien buena.

Tinto José Aristegui Mencía 2012, sigue la maravilla de las sensaciones, emociones y sabores al lado de amigos para conocer a este hombre por mediación de sus vinos, siendo uno de los bodegueros de Valdeorras que va a dar muchísimo que hablar. Y aprovechamos a nombrar a Jon Knorr esperando que los adjetivos sigan fluyendo para hablar del Traste