Vino Tinto Vega Sicilia Único 1994: Huevos fritos y Patatas

Os traigo un vino único en verdad. Un lujo. Para nosotros uno de los mejores de España (sino el mejor) nos parece una auténtica maravilla, por lo bueno que está, por lo bien que envejece, por muchos motivos que vosotros a buen seguro ya sabréis. 

Los que nos conocéis, sabéis que 1994 es una añada muy especial para nosotros. Así que nos tiramos al monte y compramos una caja de este gran vino.
Tuve la suerte de estar en San Sebastián Gastronómika, de aquella aún se llamaba lo mejor de la Gastronomía. Y la bodega Vega Sicilia se marcó una vertical algo espectacular. Desde 1940 hasta 1990, 8 Vega Sicilia Únicos de verdad. Es más, en aquella cata presentaron un vino nuevo, de Toro, que se iba a llamar Alquiriz, ese vino es hoy en día el tan conocido Pintia. Aquí me di cuenta que pocas bodegas en el mundo podrán decir que sus vinos aguantan perfectamente 70 años y que este vino es para disfrutar con platos típicos de nuestra gastronomía, esos cocidos, marmitas o patatas en cualquiera de sus guisos, y como no, con nuestro queridísimo huevos y patatas fritas.
Así que una noche, quedamos con otros 4 amigos, ellos ponían los huevos de corral y las patatas de la huerta y nosotros la casa y  parte del vino. Como veis en la foto había también algo de Tokaji, con lo que en breve haremos la entrada correspondiente de ese maravilloso vino. Conseguimos un orgasmo gastronómico pocas veces repetido.
Un primer punto; siempre defiendo este vino como uno de los mejores en España en relación calidad precio. Y vosotros diréis “Estás loco si vale 200€ botella” Pues si, pero pensad que añadas únicas no las hay todos los años, y luego que el vino está unos 10 años en bodega hasta que sale al mercado. Ahora preguntad a un bodeguero si puede tener 10 años el vino parado, y si es así ¿Cuanto costaría cada botella…?
Os dejo lo que dice de él la propia bodega:
“85% de tinto fino, 15% de cabernet sauvignon. Como un bazar de especias y una caja de puros al mismo tiempo. Regusto de regaliz y mora. Intenso y opulento, con un cuerpo y una profundidad soberbios. Todos los fascinantes sabores de Único: menta, anís y ralladura de naranja. No hay nada igual. Absolutamente nítido y cristalino. Final tostado. Déjense caer en él. En 2013, extraordinaria nariz de pipermín. Intenso, voluptuoso, especiado y de naranja. Un vino maravillosamente original, con el sello de su propio carácter y singularidad.”

Y nosotros os decimos que es pura finura, donde todo está en su sitio, la acidez alegre, para salivar en cada trago y movimiento de vino en copa, sin astringencia, donde la madera sabemos que tiene un montón pero no se aprecia. Esto es una joya enológica que todo el mundo debería probar por lo menos alguna vez en su vida. Nosotros tened bien claro que en breve lo volveremos a hacer.
Tinto Vega Sicilia Único 1994, una pereja ideal para acompañar en un momento único.

Vino Tinto Macán 2009 Fusión de Vega Sicilia y Benjamin Rothschild

Algo muy esperado en el mundo vinícola es el nacimiento de este nuevo vino Macán 2009. Fruto de la unión de Vega Sicilia y Benjamín Rothschild (máximo accionista de Chateau Laffite). Fueron comprando fincas, en la Sonsierra, hasta tener las 80 hectáreas que hoy controlan, aunque no todas están plantadas.

Primera añada de la bodega, aún en una de alquiler, hasta que tengan la suya propia y con 130.000 botellas de producción, pretendiendo llegar a las 300.000 unidades. Este Macán es elaborado 100% con tempranillo y un descanso de 15 meses en barricas de roble. Para luego estar en botella dos años antes de salir al mercado.

La verdad que es una sorpresa, no creo pase mucho tiempo en que mucha gente hable de este vino, mejor dicho de este gran vino pues está realmente bueno. Nariz muy compleja, con fruta y madera muy finamente integrada, fruta roja, y pimienta, muy expresivo. En boca es sedoso con mucho cuerpo, ligeramente alcohólico, incluso después de 3 horas abierto, pero eso es por la falta de botella. Sin lugar a dudas un par de años le vendrán muy bien. Un buen vino, complejo, pero agradable. Su precio al restaurante está por los 28 € más iva, así que ya podéis rascar el bolsillo para probarlo, aunque debéis correr, dado que hay muy poco en la calle. Creo que la relación calidad precio está a la altura.

Macán 2009, aún es un niño, evolucionará muy bien en botella, de echo es lo que le falta para domarse un poco y dar mucho más.

Cata Vertical Cupo del Grupo Vega Sicilia (2ª Parte)

Bueno, bien podéis ver que no he tardado casi nada en terminar esta cata vertical. No podía retrasarme más, dado que el bebedor ocasional, ya me había pedido haberlo hecho en una sola entrada. Pero me parecía un post demasiado largo. Encima en estos tiempos que tanto nos cuesta leer, como para meter una piedra tan larga.
Y para no perder más tiempo y hacerlo más largo seguimos:

La 4ª minuta dice:
Llegando al reino de las Ninfas
Guisote de patatas y chistorra
Placer con:
Vega Sicilia Reserva Especial

El Vega Sicilia sin año. Con este vino Vega Sicilia quiere seguir una tradición bastante antigua. Aquellas pocas bodegas que tenían embotelladora, elaboraban dos vinos el de granel y uno que llamaban “Reserva especial” que era una mezcla de caldos de las mejores cosechas, y hacían el vino que era representativo de la bodega.
Este vino es una mezcla de las añadas 91-94 y 95. Vino de cereza profundo. Toques de especias, complejo, algo de jalea real. Buen cuerpo, meloso, agradable. La verdad un clásico de clásicos, y hasta el señor de las plumas (Parker) le ha dado un 99. Pero para mi no llega lo siento. Está bien, pero yo es que no hubiera mezclado nada del 94 con otros años para hacer otro vino. De hecho es el Vega Sicilia Único que más he catado el de 1994. Y de por si ya está espectacular. Para mi no mejora juntándolo al 91 y al 95. Pero bueno esa es mi impresión particular, y en el fondo un poco también de los compañeros de mesa. Pero no quita para que maridase muy bien con el guisote de patatas. Esas patatas torneadas, guisadas con chistorra, al estilo de las patatas riojanas, pero con el toque propio de nuestro cheff.

La 5ª Minuta dice:
Sin querer terminar
Láminas de Chuletón del Valle de Esla
Un maravilloso despertar:
Vega Sicilia Único del 2000

Vaya, nos quedamos sin hablar, nos miramos, un silencio sólo roto por aspiraciones de aire en copa y boca. Y una vez más me tengo que rendir a Vega Sicilia. Porque después de haber tenido la suerte de catar unas cuantas añadas de este vino, me sigue haciendo temblar, y me sorprende. Por lo bueno, por lo equilibrado, por lo bien que huele. Tiene 11 años y me encanta. Y luego el bebedor ocasional dice que a mi sólo me gustan los vinos de ahora, los jóvenes, sin mucha barrica. Menos mal que tenemos tiempo para probar otros muchos. Y yo lo que siempre le digo es que a mi me gusta el buen vino. Sea joven o viejo. Y que desde hace mucho que dejé de beber etiquetas.
Este Único del 2000 lleva un 80% de tempranillo y un 20% de cabernet. Permanece dos años en envases de madera de 18.000 a 20.000 litros. Para luego estar 18 meses en barricas nuevas. Y después 48 meses en barricas usadas. Resto en botella hasta que vio la luz allá para finales del 2010.
Rojo picota, con ribete anaranjado. Nariz elegante con fruta y madera muy bien integrada, rememoranzas de café. En boca es potente y elegante, y paso de boca más que fácil, ¿A qué si hermano bebedor ocasional? Y encima con unas láminas de chuletón de buey, de ese Valle del Esla, que también tiene mucho que ver el grupo Vega Sicilia, pues de hecho, esos bueyes están bajo su vigilancia. Esa carne tiene un sabor casi divino, y a la altura de este caldo, del que yo siempre diré que marida con platos clásicos, de los de antes. Un maravilloso despertar sin lugar a dudas y con pena de finalizar.

La 6ª minuta dice:
Para terminar dulcemente
Helado de higos de temporada y crema de orujo
Endulzando el final del camino
Oremus Tokaji Aszú 2002 de 6 puttonyos

Un puttonyo es una cesta de uva de 25 kg con botritis (podredumbre noble – otro dia con más tiempo hablaré más sobre ella) que se añade a una barrica de Gönc (135 litros). Con lo que 6 puttonyos estamos hablando de 150 kg en esa barrica. Una complejidad suprema para elaborar este vino. Casi la máxima pues sólo está por encima el Eszencia.
De entrada decir que le servimos excesivamente frío, y que teníamos que haberle abierto antes. Pues nos daba exceso de trufa, y demasiados toques cítricos nada agradables. Pero al cabo de media hora estaba espectacular, con más temperatura, estaba más redondo y con el oxígeno domando el alcohol estaba buenísimo. Con lo que un consejo, nada de servirlo a 4º como hay demasiada costumbre, y dejarlo un ratito abierto. El postre estaba espectacular, una teja de almendra crujiente, y un helado que parecía recién levantado, sin nada de hielo y cremoso. La conjunción con el Tokaji pues no la sabemos puesto que nos lo zampamos mientras dejamos al vino evolucionar. Y después de semejante panzada como para pedir otro postre.

Apuntes: El pintia, mientras el tokaji se oxigenaba, estaba para romper, Alión y Valbuena igualmente, el Especial bajando, se iba, y el Único igual, sorprendente, del Tokaji ya os dije que le vino muy bien el aire.
Y como final decir que el liante de las catas, tiene los vinos cuidados perfectamente, etiquetas, corcho y demás en perfecto estado, y a una temperatura idónea. Y su comentario, que con estos vinos te levantas igual, pero me da que no, ya lo decía mi padre, estos vinos te atacan las piernas, y vaya que si las piernas estaban raras después de semejante sentada.
Y como decian aquellos dibujos animados eso es to, eso es to, eso es to amigos.

Cata Vertical Cupo del Grupo Vega Sicilia (1ª Parte)

Hoy os traemos algo que es muy difícil de conseguir. Una cata de todas las marcas que elabora el Grupo Vega Sicilia. Y los artífices de este gran encuentro tuvieron que ser: nuestro amigo el borrachín ( a partir de hoy, y por petición propia, pasaremos a llamarle bebedor ocasional ) junto con el liante de las catas (no podía faltar por supuesto).
Nos sentamos a la mesa, y el Cheff nos prepara un menú degustación, siendo el Maître el que se encarga de decir el orden.
Una comida para el recuerdo, a ver como consigue el liante de las catas mejorar este evento. Lo tiene verdaderamente difícil, por no decir imposible, esperemos por lo menos lo intente hacer.
Los vinos a catar, como imagino sabreis todos son:
Pintia, Alión, Valbuena, Vega Sicilia Rsva Especial, Vega Sicilia Único y Tokay Oremus 6 puttonyos. A ver quien da más y consigue repetirlo.

Os pondré dos entradas para no haceros muy larga la lectura, 3 vinos y 3 platos en cada una.
Prepararon unas minutas muy bien puestas para saber lo que íbamos a comer y con qué si iba a acompañar y sin más preámbulo vamos a contaros la maravillosa comida de la que disfrutamos.

La 1ª minuta dice:
Empecemos soñando:
Carpaccio de Buey con virutas de queso.
Acompañando al sueño:
Pintia 2007.

De la D.O. Toro, está elaborado con un 100% de tinta de Toro de viñedos entre 30 y 50 años. Reposa durante 13 meses en barricas nuevas de roble 70% Francés Nevers y un 30% americano, el resto del tiempo descansa en botella hasta que en 2010 salió al mercado.
Al principio estaba rotundo, era raro elegir este vino el primero, pero en cuanto lo metemos en boca, junto con el carpaccio, el jarabe de Cabernet y el queso combina a la perfección. Es una añada joven para este Pintia, la botella le ayudará a domar esa ligera astringencia. Rojo picota. Bastante fruta, un vino de cuerpo, potente, fin de boca que te hace temblar, muy bueno sin lugar a dudas. Le intentaremos probar dentro de un par de años si es que el Liante de las catas nos guarda una botella. Eso si, os aconsejamos oxigenarle previamente, para domar el primer golpe de nariz.
El Carpaccio perfecto, de temperatura, de corte, de sabor, un acierto.

La 2ª minuta dice:
Caminando con Morfeo
Arroz con verduras y meloso de rabo deshuesado
Regando el camino
Alión 2006

Para mi uno de los mejores Riberas en su relación calidad – precio. He de reconocer que alguna añada me ha dejado algo indiferente, ejemplo la 2001. Pero este Alión me gusta, elaborado con Tinto Fino al 100% de 25 a 30 años de antigüedad, para luego reposar durante 13 meses en roble francés Nevers. Se pasa en botella hasta el 2010 cuando vio la luz.
Previamente Oxigenado, al igual que el pintia, tiene un cereza, con un corazón bien cubierto, ribete azulado, glicérico, con cuerpo. Nariz compleja, agradable, frutos del bosque, torrefacto, vainilla. Y en boca es elegante, pasando muy fácil, de trago hasta el final. Como siempre tenemos que pensar que estamos catando no bebiendo, y es cuando el amigo, bebedor ocasional, me mira con su copa ya vacía, y el liante de las catas se ríe. Mientras el cheff nos cuenta el trabajo que es quitarle todos los huesos al rabo de ternera, para darnos este meloso, buenísimo de sabor y textura, que reposa sobre un arroz de verdura muy sabroso, en su punto perfecto, ligeramente al-dente, he de reconocer que ese punto me encanta. Un plato que el Alión controla y marida más que bien.


La 3ª minuta dice:
El camino se vuelve seda
Secreto de ibérico y escalope de foie emparrilado
Envolviendo la seda con:
Valbuena 5º año del 2001

Empezamos a hablar a mayores. Por supuesto también D.O. Ribera del Duero. Vino elaborado con un 80% de tinto fino, 10% de cabernet y 10% de merlot, procedente de viñedos mucho más jóvenes que los de sus hermanos mayores. Se pasa 3 meses en depósitos de madera de 20.000 litros, luego a barrica nueva durante 16 meses. Le llevan 7 meses a barricas envinadas, para descansar 5 meses más otra vez en tinos de madera, y a la botella.
Con un teja profundo. Nariz elegante, toque de madera bien integrado, es balsámico, agradable, complejo. Untuoso en boca, y este si que le tragamos. Nos pispiamos la botella sin enterarnos, eso si dejamos el culín en la copa para ver cómo evolucionaba. Con taninos que atacan pero no golpean, se van suavizando con el tiempo. Oler una y otra vez, no cansa, ni en boca ni en nariz.
Y el secreto espectacular, con sabor, y en su punto perfecto, un foie fresco de quitar el sentido y un graten de patata de guarniciaón muy agradable. Carne-foie-valbuena, y volver a empezar, sin lugar a dudas si que está envuelto en seda el plato y el vino.

Y hasta aquí la mitad de este gran momento. Espero no se me vaya la pinza y os lo termine de contar en breve……………

Tinto Vega Sicilia Único del 91 Único de verdad

Y apareció otra vez, ese cliente del que ya os hablé. Con dos señores más, me trae una botella para guardar en la cava un rato, la van a probar en la barra con un poco de jamón y de queso, y unos callos. Y creo que el vino ideal para acompañar a esas raciones es este Vega Sicilia Único. Siempre he dicho que este vino, desde mi punto de vista, es para platos de toda la vida, tortilla de patata, guisos, y con unos buenos huevos fritos con patatas y chorizo ya es increiblemente bueno.
Creo que es el vino español por excelencia un mito que nació allá por el año 1864 y que aún hoy en día se mantiene, con distribución por cupo, y con una cola de espera para conseguir ese cupo para unos cuantos años.
Este único está elaborado con un 85% de Tinto Fino, 13% Cabernet Sauvignon y un 2% de Merlot procedentes de esa tan famosa Milla de Oro en la Ribera del Duero. Se pasa 24 meses en tino de madera, 20 meses en barrica nueva, dos años en barrica envinada y 36 meses en tino de madera de gran capacidad. Resto botella hasta su comercialización, que empezó en al año 2004.
20 años después, Viernes 5 de Agosto, tiene un color picota bien cubierto, perfecto, sin notas anaranjadas, sorprendente, en nariz es muy complejo, vainilla, cacao y restos mentolado. Es cuiroso, he tenido la suerte de probar varias añadas y en todas las clavan, consiguen aromas y sabores parecidos. En boca está totalmente integrada la acidez, con la barrica, los taninos, un vino redondo, glicérico, es curioso como mantiene todo su potencial. Aquí si que no te cansas de oler, probar, hablar, comentar. Un auténtico placer, donde se ve que su precio es el que tiene que ser. Unos 140 € para el que tiene cupo, el resto tendrán que rascarse mucho más el bolsillo.
Gracias amigo borrachín por estos placeres que nos estás trayendo. Y encima hemos quedado para probar un Vega Sicilia Reserva Especial, ya cuento los minutos que faltan. Será otra gran aventura probablemente. O no, pero las espectativas ya son muy altas.
Como siempre os lo contaremos, mientras tengamos fuerza en los dedos para aporrear el teclado.

Puntuación: 9,5 Espectacular