Vino Condado Pálido eSpinapura, mi Fino, mi Velo Flor

Cómo pasa el tiempo. Ese que todo lo cura, los males, los dolores, que nos pone en nuestro sitio. Ese tiempo que muchas veces no sabemos apreciar.

Ya no recuerdo cuando tuve la suerte de conocer a Begoña en Cantabria, pero sí me acuerdo que cenamos tres personas y que estuvimos muy a gusto.

Al día siguiente pudimos irnos a Bilbao y estar también un rato con nuestro amigo Galder.

Y pensando me di cuenta una vez más que en esta vida todo pasa por algo bueno. Conocimos a Begoña gracias al contacto de una persona que digamos no cae muy bien a mucha gente, su solo recuerdo nos hace sentir mal, pero todos esos años de convivencia al final han servido para poder disfrutar de gente como las Hermanas Sauci.

foto de la Sauci

Os hemos hablado de este vino hace ya algunos añitos, exactamente hace casi 6, os dejamos nuestras sensaciones aquí.

No se si sabréis pero a los vinos que no están acogidos a la D.O. Xerez no se les puede llamar finos, por eso en el título he puesto Condado Pálido eSpinapura, pues es el nombre y el estilo de vino que realmente es, aunque yo simpre diré, dame un fino eSpinapura.

Este Condado Pálido eSpinapura está elaborado bajo velo flor usando el sistema de criaderas de roble americano, en esa preciosa bodega que tuve la suerte de conocer en Septiembre de 2017, y que sé que no va a pasar mucho tiempo para que vuelva a Condado de Huelva, que es a la D.O. a la que está que está acogido este maravilloso fino, con un coupage de palimino fino y listán de Huelva, para reposar en esas botas durante 4 años.

Me dejo llevar, porque desde que abro la botella recuerdo momentos y sensaciones, esto es mas que beber un velo flor, es recordar risas, sentimientos, espacios compartidos, hablar de Sauci es decir mucho sobre todo porque siempre diré que gracias a ella yo me enamoré de este tipo de vinos, porque ella me enseñó donde catar este vino, me llevo de la mano para hacerme ver como se lucha cuando crees en algo.

Porque si hay una luchadora eres tu Begoña, por que siempre has tenido una sonrisa y un momento para mi, a pesar de que tu tuvieras retos. Porque siempre me has tratado realmente como si fuera alguien cercano a ti. Porque beber eSpinapura es mucho más que notar la crianza biológica por el paladar. Nariz, ojos, tacto, paladar, oído nunca me podrán llevar a poder describir las sensaciones de mi corazón cuando bebo eSpinapura.

Os dejo a vosotros que os deleitéis con el que para mi es uno de los mejores finos (condado pálido) de la península, por supuesto comparándolo en su rango de precios, el cual es casi regalado.

Gracias Begoña, Gracias hermanas Sauci, por todo.

Condado Pálido eSpinapura, fino eSpinapura, donde los larpeiros empezamos a entender por qué el velo flor, es una de las maravillas vinícolas de nuestro país.

Amontillado Gran Barquero evolución del Fino

Reconozco que a veces se hace difícil diferenciar los tipos de vino que se hacen bajo velo flor, el fino, amontillado, oloroso, palo cortado, creo que un día igual nos animaremos a hacer un vídeo o una entrada e intentar explicaros un poco la diferencia entre ellos.

Hoy os traemos un amontillado que nos gusta mucho, Gran Barquero. No todo el vino bajo velo flor se elabora en Jerez, en muchas zonas de España se hacen cosas super interesantes, ricas y que merecen mucho la pena. Este Amontillado Gran Barquero se elabora en Montilla Moriles. Todo parte de la uva, esa pedro ximenez que hace que el aire, momentos y espacios se junten para que las levaduras hagan su trabajo y transformen el azúcar en alcohol y que después de alcanzar la cumbre en ese estado sin oxígeno le ponemos algo de alcohol para convertirse en amontillado que te lleva a cotas de sensaciones muchas veces difíciles de explicar. Son muchos años bajo ese velo para luego ser encabezado hasta los 19º y seguir su crianza oxidativa.

Mucha salinidad, toques especiados, con frutos secos que no puedes evitar evitar meter la nariz y dejarte envolver por aromas de años, de sensaciones, porque no sólo es oler y beber, es sentir, vivir dentro de la vejez del vino, sentir que te dejas llevar por vinos donde el límite entre el velo y la oxidación alcanzan cotas geniales.

Amontillado Gran Barquero porque los vinos es mucho mas que una copa, porque hay sudor, lágrimas, pasión, amor, porque todo sale de la tierra para convertirse en líquido, porque la magia del velo flor es más que una copa, es trabajo, entrega y pasión.

Amontillado Gran Barquero, porque la pedro Ximenez sabe dar cosas que hacen que las papilas tiemblen de placer y alegría