Tinto Miraculus 06 Vino de autor de Extremadura

Os traigo un vino de las bodegas Viña Santa Marina, la peculiaridad que tiene, es que la bodega posee caldos de la denominación de origen Ribera del Guadiana, de la que a continuación os daré algún detalle, pero el vino en cuestión no está a cogido a la denominación, pues tanto sus uvas como su proceso de elaboración no le permiten pertenecer a ella, algo que cada vez más bodegueros hacen. Ellos crean su vino y no siempre tiene que estar a la sombra de los consejos reguladores.

D.O. Ribera del Guadiana:

Compone varias zonas de producción: Montánchez, Ribera Alta, Ribera Baja, Matanegra, Cañamero y Tierra de Barros, y es en esta última donde nuestra bodega elabora su vino.
Situada en el centro de la provincia de Badajoz. Es de relieve prácticamente llano, con suelos fértiles, y mucha capacidad para retener el agua, algo primordial en esta zona donde tanto escasea.
Las variedades de uvas más importantes son las blancas autóctonas Cayetana blanca, Pardina y las tintas Tempranillo, Garnacha y Cabernet Sauvignon.

BODEGA VIÑA SANTA MARINA:

A 9 km de Mérida, sobre un asentamiento romano se encuentra la bodega, y alrededor de ella se plantó el viñedo de 59 ha. Se apostó por plantar también algo de syrah y de merlot a parte de otras blancas y tintas, para elaborar vinos de alta calidad.
La bodega en como un típico “cortijo extremeño”, consiguiendo integrarla en el paisaje que la rodea junto a la Sierra de Almoneda.

Los restos arqueológicos que se encontraron está protegidos por el Consorcio Ciudad Monumental Histórico Artística Arqueológica de la ciudad de Mérida.
En la bodega se puede disfrutar de diferentes servicios y todo tipo de celebraciones: bodas, banquetes, congresos, enoturismo y un largo etc de diferentes eventos.

TINTO MIRACULUS

Posee un 40% Cabernet Sauvignon, 40% Merlot, 10% Syrah, 5 % Cabernet Franc y 5% Petit Verdot, un coupage creado para un vino con mucha personalidad y bien conjuntado, después de estar 16 meses en barricas de roble francés y más de 12 meses de guarda en botella, tiene un color rojo rubí, cubierto, con aromas a la crianza, cuero, especias. En boca es redondo, con recuerdos a fruta roja y muy buena acidez, con un final largo y una retronasal que recuerda los aromas primarios, un buen vino a un buen precio unos 17 €, para disfrutar con una cocina natural y si es con un buen embutido de Extremadura mucho mejor.

Puntuación: 5,5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.