Vermú St. Petroni: Qué rico y vaya morriña nos entra

Al final el cara-libro va a tener cosas buenas, mira tu. Os lo digo porque fue gracias a esta red social que conocimos la existencia de este vermú elaborado en Galicia, más exactamente en Padrón. Empresa creada hace escasamente un año, pero que ya están haciéndose escuchar por todo el ámbito nacional.

Después de ir al distribuidor y comprar un par de botellas (no sea que una si hiciera poco, parecemos vascos a veces jejeje) nos dispusimos a disfrutar de un par de vermús y contaros nuestra opinión sobre él:

Elaborado con base de albariño, es un vermú elegante, era lo que nos faltaba para que nos entre aún más la morriña cuando estamos lejos de nuestra querida Terra Galega. Ahora también en el momento vermú nos dejamos transportar a Padrón, donde bien sabéis que tenemos nuestros grandes amigos de O Secreto Do Viño.

La uva está elaborada en Pazo Arretén, en la zona del Ulla, cuyo enólogo es el grande Eulogio Pomares. La dejan un tiempo sobre sus lías para darle más matices y luego macera con 29 plantas, para después filtrar y embotellar y que llegue a nuestras manos.

Rojo oscuro, una bebida que sabe a vermú, no ese que tanto pide la gente y que al segundo que tomas te entra un dolor de cabeza que no parece ni tuya. Combina a la perfección el dulzor, amargor y la acidez. Al principio lo tomamos solo para poder apreciar realmente su sabor, a temperatura de cata. Luego enfriamos las copas y nos preparamos un vermú como siempre solemos a hacer, así vemos cual nos gusta más, y este a entrado como un tiro entre nuestros 10 vermús que más nos gustan. Como ya dijimos es elegante, potente, pero que te puedes tomar 4 vermús antes de empezar a cantar muñeiras como loco. No busquéis el típico sabor a vermú, cerrar los ojos y dejaros envolver por un paladar alegre, distinto, complejo pero realmente bueno y agradable que te llena toda la boca y te la deja preparada para el aperitivo que os apetezca tomar.

Vermú Petroni, a la espera de encontrarlo en muchos sitios, sabemos que es difícil hacer la competencia a esa bebida italiana pero si de verdad nos hacéis caso, en cuanto veáis un local que os ofrece esta bebida, pedidla y disfrutad de un vermú de verdad. Nosotros mientras seguiremos atacando la otra botella y nos dejaremos rodear de esa morriña que tantas veces nos ataca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.