Vino Blanco Dönnhoff Riesling 2010: Manteniendo la línea

Son ya unos cuantos años los que han pasado desde que probé algún vino de Dönnhoff, muchos de ellos gracias a Paco Berciano y su Alma Vinos. Y siempre han mantenido una línea de alta calidad, sin contar los pedazos vinos que hacen, y ese Ice-wine que quita el sentido. Pero hoy atacamos a este Riesling 2010. Blanco sin crianza 100% Riesling de la zona de Nahe, en Alemania.

Aún siendo 2010 se puede decir que tiene recorrido por delante, algún año más hará que su acidez evolucione mucho mejor, y eso que hoy está realmente equilibrada. Fruta en nariz, manzana, piña, agradable. En boca es graso, y como dije con la acidez bastante equilibrada, toques amargos que sientan muy bien. 
Este Dönhoff, que no llega a 20€ en los restaurantes, es una apuesta segura, si quieres tomarte un buen Riesling sin sacudirte el bolsillo excesivamente este es tu vino sin lugar a dudas.
Es más en Santander le encontré por copas en un local, El Grand Cru, al lado de la Plaza Porticada, a un precio de 3,10 la copa. Merece la pena disfrutar de este vino a ese precio y con un pincho de tapa que estaba bien rico. Volveré a probar alguno de sus 10 blancos alemanes que tienen por copas.
Dönhhof Riesling 2010, manteniendo una calidad año tras año del gran maestro de Nahe.

2 opiniones en “Vino Blanco Dönnhoff Riesling 2010: Manteniendo la línea”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.