Vino Blanco Dorado Superior 2005,2009 y 2011, Minivertical: Esto fue el principio de un gran abrazo

¿Recordáis esta foto? Los que nos seguís por el cara-libro seguro que si. Esta foto la pusimos el 8 de Agosto para avisar de esta minivertical que hoy os traemos. Y aquí es donde se ve el poder de las redes sociales. La cosa empezó a calentarse y hoy tenemos organizado un encuentro realmente increíble.

Lo primero, al igual que hacemos en la foto, es dar las gracias a Álvaro, pues el fue el que nos mandó un par de fotos dado que quería que hiciéramos esta entrada pues quedó encantado con la experiencia, al igual que su hija y su mujer Laura , y no nos podemos olvidar de otra pareja maravillosa que también estaba con nosotros: Jorge y Marta con sus dos pequeñas. A los 7 (casi 8) gracias por compartir con nosotros un almuerzo inolvidable.

Y como lo prometido es deuda allá vamos.

Todo ocurrió un día comiendo juntos un buen arroz con bogavante, y qué me mejor que acompañarlo con un blanco de Marcial Dorado, y ya que estamos. ¿por qué no hacerlo con los tres blancos que ahora mismo tengo en casa de él?, pues dicho y hecho, sacamos las tres botellas, y a jugar con ellas y el arroz.

Como es normal empezamos con Dorado 2011, espectacular, aunque está bien claro que le falta tiempo, que es demasiado joven. Es curioso, seguro alguno pensaría que al ser 2011 ya estaría viejo, en fin cuánto desconocimiento y cuánto trabajo tenemos por delante. Pero que el que le falte botella no quiere decir que no esté bien, todo lo contrario, es un gran vino, su amarillo ligeramente dorado, con destellos verdosos. Glicérico en la copa como todos sus otros hermanos, fruta, fruta y más fruta en nariz, complejidad, en boca, su entrada en rápida, como dije la acidez está presente, pero no molesta, sino que denota que va a ser muy longevo. Este vino es una pasada.

Le siguió el Dorado 2009. Amigos empieza lo serio. Amarillo oro, nariz con melocotón y toques de reducción pero realmente agradables. Boca fina, elegante, suave, y la botella voló, ni nos enteramos. Y aún le queda tiempo para seguir haciendo honor a su familia y a su nombre. Dorado Superior, Quinta do Feital, Marcial. Hay veces que todo se une y consigue crear algo maravilloso.

Y llegó el Dorado 2005. Inconmensurable, difícil de superar, maravilloso, vivo, muy vivo. Y aún le queda botella, aún tiene que decir más. Vino para que la gente flipe. Vino para que nosotros flipemos, os dejo nuestra entrada de esta añada que hicimos el 16 de Diciembre del 2013 (aquí), sigue estando espectacular este vinazo.

Ah, una cosa, no hubo ganador ni perdedor, ni uno mejor que otro, disfrutamos y nos quedamos con los 3, cada uno en su estilo. Una minivertical que en breve haremos Vertical entre grandes amigos y enamorados del vino, y que muy poca gente en esta Península Ibérica puede hoy en día realizas. Gracias Marcial por hacernos disfrutar con tu esfuerzo, sudor, y dedicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.