Vino Tinto El Belisario 2008. Ya está aquí.

Pues ya está aquí la nueva añada de El Belisario, la del 2008. Después de saltarse el 2007, ya tenía ganas de probarla. Así que allá vamos:

Botella abierta y decantada, metemos el decantador a la cava y después de 2 horas le atacamos. Potente, mejor decir muy potente, pimienta, café, nariz compleja, maravillosa. No me cansaré de decir que a eso huele la bodega. Rezuma Belisario, y este 2008 es todo un vinazo. Con un paso de boca de vicio, pero es que no te cansas de mover la copa, de oler una y otra vez, y ver como va cambiando. Que paladar tan meloso, suave. Para al final sentir la retronasal y ver como llora el vino en la copa y como lloras tu al sentir que se acaba la botella. Pero dejamos un poco en el decantador, y lo probamos por la noche, para hacer un total de 10 horas abierto, y estaba de vicio, este vino puede estar mucho tiempo rato abierto. Rompe moldes al igual que Carlos y Rodrigo Fernández Gómez, gente que sí que rompe con todo, gente de la que me enorgullezco de poder hablar de vez en cuando con ellos, gente que hacen que el vino vaya más allá que beber una botella.

Gracias una vez más a la Familia Tierra por hacernos vibrar con todo un vinazo El Belisario 2008, para beber ahora, para tomar de sobremesa después de varias horas abierto, y para beber dentro de unos cuantos años, sencillamente un vino caballero para quitarse el sombrero.

4 opiniones en “Vino Tinto El Belisario 2008. Ya está aquí.”

  1. Un gran vino, sí señor, de traca!! Ya lo hemos comentado varias veces en este blog, los vinos de esta bodega dan mucho de que hablar, muy buenos todos, cada uno "en su rango".

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.