Vino Tinto José Aristequi Traste 2013: Otro Orgasmo Vinícola

Pues tercera y última parte de los vinos que José Luis Aristegui nos mandó para que le conociéramos a través de ellos. Ahora nos han entrado muchas más ganas de conocerle en persona, esperamos no pase mucho tiempo y poder verle, aunque esperamos que sea parte del Apertas Do Viño 2015, si es que al final nos liamos la manta a la cabeza y lo llevamos adelante.

Para hacer memoria os dejamos el enlace aquí del Tinto José Aristegui Mencía 2012 y aquí el enlace del blanco José Aristegui Godello 2012. Al releerlos nos dan ganas de abrir las otras botellas que tenemos guardadas, pero mejor dejar que reposen un añito para ver su evolución.

Traste 2012, es curioso cuando pruebas un vino sin saber como está elaborado, color picota, nariz frutal, algo de compota, balsámico, potente, alegre y serio, joven pero con sabiduría, hecho pero también por hacer, pero le dábamos vueltas, nos encantó, nos sorprendió, y fue al día siguiente cuando supimos que estaba elaborado con un 70% de garnacha tintorera y un 30% de mencía. Por eso nos pareció aún más espectacular, eso fue lo que nos hizo flipar, dado que pensábamos en un porcentaje de mencía del 80% y la nariz, la boca, todos los sentidos nos decían que no era así y acertamos. Y la acidez, madre mía que buena, presente, agradable, genial, esto es acidez bien puesta y equilibrada. Tuvimos una buena charla con los amigos que lo probamos, al principio opiniones encontradas pero luego nos costó mucho no abrir la otra botella. Es maravilloso como un vino que ha hecho la maloláctica en barricas de 350/400 litros y que ha estado unos 6 meses en cuba de roble de 1200 litros puede dar tanto jugo y marcar que va a vivir durante bastante tiempo.

José Aristegui Traste 2012: Vino Apertas, vino genial, vino que nos hizo alcanzar un orgasmo vinícola y nos hará coger el coche e ir hasta Valdeorras a conocer a este elaborador que forma parte de nuestro corazón y también conseguir probar ese Xeo que nos tiene salivando desde que vimos algo por el cara-libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.