Gags en la Vida de un camarero [17] La Decoradora

En la inauguración de un hotel, siempre hay multiples de moscones dando vueltas todo el día, que más que ayudar, sólo hacen estorbar, y cuando crees que lo tienes todo controlado, vuelven a hacerte las cosas más difíciles. Llevo varias inauguraciones, y en la última de hace ya algún tiempo. Una de las personas que más tocaban los coj…., ejem las narices; era la Decoradora.
Toda la gente medio loca con los últimos preparativos, y encima ajustando los presupuestos, pues llega un momento en que ya no hay más dinero, mejor 2 hornos que 3, quita una cava de vinos que seguro que llega. Esa cafetera sobra, a fin de cuentas, el camarero puede andar 10 metros más para ir a hacer café, etc, etc. Pero esta señora (La Decoradora) está en otro mundo, no le importa gastar, cambiar, tirar, rehacer lo que haga falta, para que ella sienta su ego bien grande, y ponga cosas en sitios inimaginables, y muebles que jamás podrán ser usados, entre otras muchas cosas que es mejor olvidar. Pero esto que hoy os traigo para mi fue el colmo, después de tener que cambiar, la mantelería y quitar un carro de platos por que se salía del presupuesto, estamos en recepción hablando con los carpinteros, y uno de ellos nos cuenta que estaba hasta las narices, que esa señora les hizo hacer una guía por dentro de la madera del mostrador para meter unos cables, que no se viesen, para poner un punto de luz. Después de hacer esa guía (lo que les llevó unas cuantas horas y que iba a costar más de 1000 € la broma) la señora dice:

– Ponme la luz, para ver como queda…

– Vale, apágala, y veo el efecto…

– Perfecto me gusta más apagada, dejémoslo así…..

Zaaaaaaaaaaas, y yo sin mi cava de vinos…..

Un saludo y nos vemos en el Gag 18 🙂