Cata de Albariños 1ª del grupo Walkabout

Pues como dice el título el otro día nos dio por quedar unos cuantos amigos, formar el grupo de cata walkabout, y empezar con una cata de albariños. La verdad que fue una tarde bastante entretenida, con una gente divertida, y en la que aprendimos un poco más del mundo de esta gran uva la albariño.
Como apunte dar las gracias a los fotógrafos Mateo y Mónica (su facebook aquí) pues son los que nos dejaron su casa para poder revolvérsela entera 🙂
Y no pienso liarme mucho, así que los vinos que tomamos fueron:

Maio 2010, ya os hemos hablado de la añada 2009 aquí:
Burgan´s del 2011: Este no lo habíamos probado, 100% albariño de la zona de Cambados:
Frore de Carme 2007: el blanco de Eladio Piñeiro del que os comentamos algo aquí:
Terras Gauda 2011: Este le hemos probado en muuuuuuchas ocasiones pero nunca habíamos creado un post, albariño, loureiro y caiño, para un blanco que durante muchos años, fue referente de O Rosal, hoy en día para nosotros (y hoy nos refrendamos en ello) deja bastante que desear:
Leirana Barrica 2008: Forjas del Salnés con sus blancos, ya hicimos la entrada hace tiempo aquí:
Dorado 2009, porque no tenía que ser todos de las Rias Baixas, y no podía faltar algo del genial Marcial, como no, nuestra entrada de hace tiempo, de la añada 2008 os la dejamos aquí:
También aprovechamos para catar un Gran Bazán D. Alvaro de Bazán 2010, hay que aprovechar, siempre que las añadas lo permitan, a pispiarse unas cuantas botellas de este Gran Bazán tan especial. Ya os hablamos de él aquí:
y el resultado de esta primera cata del grupo Walkabout fue:
1º Leirana
2º Dorado
3º Frore de Carme
4º Maio
5º Don Álvaro de Bazán
6º Terras Gauda
7º Burgan´s

Bueno la clasificación dio igual, lo importante fue el rato que pasamos en compañía de amigos. Y de nuevo mil gracias a los fotógrafos.

Repetiremos alguna cata más, eso si, si nos dejan de nuevo su casa 🙂

Presentación nueva añada de Bodegas Numanthia en Santander

Ruben Perez a punto de empezar la presentación

El pasado Jueves día 26 de Abril, tuvimos la suerte de ser invitados a la presentación de la nueva añada de bodegas Numanthia. El sitio elegido fue el Restaurante Nuevo Molino, gran enclave sin lugar a dudas.

La verdad nos hizo mucha ilusión que nos invitaran y encima poder ir, lo más curioso que fuimos invitados como medio de comunicación, incluso tuvimos la oportunidad de entrevistar a Ruben Perez (enólogo de la bodega) algo que nunca habíamos hecho. Ya ves, nunca pensamos que nos fueran a dar tanta importancia, parece que los blogs vamos ganando terreno poco a poco, eso está bien.
Numanthia pertenecía a la familia Eguren y hoy en día es parte de la colección Estates & Wines de la D.O. Toro (Moët Chandon). Pero Ruben, que está en la bodega desde el 2002, recalca que nada ha cambiado, en cuanto a la elaboración de los vinos, que siguen con los mismos viticultores, intentando que no se eche de menos la mano mágica de Marcos Eguren.

Cuando sacaron Numanthia, en el año 1998, dijeron que era el mejor vino de Toro, de las mejores cepas, al cabo de dos años la bodega sacó Termanthia, y casi contaron lo mismo. Yo siempre tuve la duda de si realmente hicieron una selección de los mismos viñedos que Numanthia, o era diferente, y ya que tenía la ocasión de preguntar a Ruben no lo dudé. Su contestación me disipó todas las dudas. Termanthia es de un viñedo que se compró después, en Argujillon, de unos 120 años de edad, vieron que el potencial era espectacular y de ese viñedo es donde se hace siempre Termanthia.
Ellos controlan 60 hectáreas de viñedo, propios y de unos 70 viticultores. Con una producción por hectárea de unos 3500 Kilos en viñedos de Termes, unos 2000 kilos en viñedos de Numanthia y unos 1800 para Termanthia, como bien veis la producción es bastante reducida. Para conseguir unas 90.000 botellas de Termes, 60.000 de Numanthia y entre 4.000 y 6.000 de Termanthia.
Ruben hace mucho incapie en el gran trabajo de campo que realizan, como apunte nos cuenta que la vendimia la determina el ir catando las uvas en la misma cepa, por supuesto teniendo en cuenta los análisis, pero al final es esa uva en la boca lo que les marca el principio de vendimia.
A nuestra pregunta de cual es la diferencia primordial, fuera a parte del viñedo y añada de las cepas, entre Numanthia y Termanthia, nos cuenta que Termanthia se despalilla a mano uva por uva, se mete entera en depósitos troncocónicos de madera de 10 y de 20 hectólitros y se pisan a pie, manualmente, es decir como antiguamente, y luego el tratamiento cuando está en madera también es distinto, los dos hacen la maloláctica en barrica nueva, pero Termanthia,una vez hecha la maloláctica vuelve a madera nueva, y Numanthia vuelve a esa barrica. Es decir Termanthia estrena dos barricas.
La diferencia de la gama de los vinos sería, según las palabras de Ruben Perez, sería: en Termes se busca la expresión frutal de la tinta de Toro, en Numanthia sería el ejemplo típico de Toro, potencia, estructura y longevidad, en Termanthia una vuelta de tuerca sobre Numanthia, se busca la complejidad, mas fruta y elegante.
Nuestra Cata:
Termes 2009
De color rojo picota cubierto, con ribete rosáceo. En nariz posee mucha fruta, compota, frutos secos, algo de pimienta y pasas. Es agradable y amable, la verdad que está bien este Termes.

Para acompañarlo nos pusieron una crema caliente de hongos


Numanthia 2008
De color picota muy cubierto, es muy balsámico y complejo, la madera muy bien integrada, notas ligeras de vainilla, chocolate, vino muy redondo, en boca espectacular con un paso sencillo, fácil.

Nos presentaron una tosta de brandada de bacalao con pimientos
Termanthia 2008
Color arándano negro, con una nariz de bosque, tinta, fondo mineral, con gran gusto, muy largo, un vinazo que tiene muchísima vida por delante.

Y para maridarlo una gamba en tempura, que al principio nos chocó pero luego nos quitamos el sombrero, fue todo un acierto.
Resumiendo dando nuestro punto de vista particular: La cata fue un pequeño infanticidio, aunque los vinos estaban para tomar, les vendrá muy bien la botella. Termes dentro de un año estará genial. Y Termanthia si que le falta botella, es todo un vinazo, pero que dentro de 3-5 años dirá muchísimo más. El mejor fue Numanthia, estaba espectacular, de vicio, no nos cansamos de tomarlo, está en su punto ahora y encima dentro de 3 años estará aún mejor.
Fue un placer y esperamos poder estar en la presentación de la próxima añada. Como siempre estamos a la espera de todos vuestros comentarios.

Cata Maridaje Hotel Hoyuela & Grupo Freixenet

El pasado Jueves día 10 de Noviembre, tuvo lugar una cata maridaje, con vinos del grupo Freixenet en el Hotel Hoyuela de Santander. Este Hotel está de jornadas gastronómicas del Bacalao y Cerdo Ibérico, evento que continúa hasta el 20 de Noviembre. Y se aprovechó esta ocasión, y que el grupo Freixenet quería presentar su nuevo vino Valdubon X. Y para este evento tuvimos la suerte de contar con el enólogo Javier Aladro, responsable de la creación de los vinos de bodegas Valdubón. Decir que no entraré a valorar en exceso los vinos, estos se los dejo a Ankabri que en diferentes post irá hablando de ellos.
El Hotel Hoyuela para estas jornadas presenta un menú degustación, y es el que se usó para hacer este maridaje, y sin más presentación vamos al grano:

Comenzamos con Jamón Ibérico de Bellota Gran Reserva del 2008 D.O. Guijuelo; 40 grs. de jamón sabroso y buen punto de sal.

Y para maridarlo abrimos el Valdubón X: Nos dice Javier que este vino en boca es algo astringente, pero que maridará muy bien con la grasa del jamón, y a decir verdad que así fue.

Seguimos con Arroz con bacalao y verduras, con buen sabor y plato equilibrado, la verdad que en esta casa tienen un buen punto con el arroz:

 Para acompañarlo sirvieron el Champagne Henrí Abelé Brut Tradicionneel: Nos explica el enólogo que con este vino pretende buscar, el maridaje por contraste, un plato con poco sabor como el arroz con verduras, animarlo con la acidez de este vino, el concepto está bien, pero este champagne no es muy de mi agrado, le encuentro exceso de carbónico.

A continuación nos trajeron Bacalao Club Ranero, un taco de bacalao muy sabroso, bien desalado y un pil con pisto (que es el club ranero) perfecto, rico, apetitoso.

Para maridarlo un Freixenet Reserva Real, me gustó mucho, con notras de fruta y un buen paso de boca, mucho menos carbónico que el Henrí, para mi más rico sin lugar a dudas.

Como plato de carne sirvieron Escalopado de solomillo de cerdo ibérico, acompañado de una salsa muy sabrosa, con pimientos, me gustó la verdad.

Y de vino el Honoris de Valdubón del 05, la estrella de la creación de Javier Aladro, vino que yo he defendido mucho, siempre me ha gustado, menos hoy, me dio la impresión de estar extraoxigenado, sin cuerpo, pero bueno es mi gusto particular, pero prefiero la añada 04, e incluso la 03,esta se queda corta.

Y de postre una tarta de quesucos regionales, la típica tarta de queso de siempre, fresca, cremosa y rica.

Y de vino un cava rosado Elyssia Pinot Noir: Comenta Javier que es un maridaje algo atrevido, ya que es un brut, y vendría mejor algo más dulce, pero aún así el vino estaba bastante rico, de echo el segundo que más me gustó después de el Reserva Real.

Una comida muy entretenida, con las explicaciones de Javier que la hicieron agradable, esperemos el Hoyuela se anime a hacer más comidas de este estilo.
En resumen me gustó mucho más la comida y el servicio (genial en todo momento, atentos y muy profesionales) que los vinos, aunque estuvieron bastante bien. De nuevo gracias al Hotel Hoyuela, y al grupo Freixenet por habernos hecho pasar un rato para recordar durante mucho tiempo.