Vertical de Dorado Superior

Es muy difícil explicar para nosotros lo que es abrir una botella de nuestro querido amigo Marcial. Encima es que este hombre entra dentro de lo que podemos llamar familia. Porque siempre está ahí, siempre atento, con una palabra amable, con fuerza y muchas ganas de tirar para adelante. Vaya desde aquí, y para empezar esta entrada, nuestras gracias por poder contar con su buen hacer, con su cariño y sobre todo con su amistad.

No voy a entrar a valorar a fondo los vinos, no somos objetivos la verdad, esta entrada es para contaros que 8 grandes amigos se juntaron alrededor de una mesa, para poder disfrutar del esfuerzo y el trabajo de nuestro gran amigo.

También, como no, dar infinitas gracias a Cristian y todo el equipo del restaurante El Trébol de Santander, por su alegría, gran hacer y una comida que hizo que casi se convirtiera en cena, y que consiguió que esta vertical fuera aún más inolvidable.

Todo empezó saliendo del coche con la caja y las botellas preparadas para disfrutar, entramos en El Trebol y empezamos a prepararlo todo a eso de las 13:30 H.

Cristian ya tenía todo preparado, así que nos pusimos a abrir todas las botellas para que fueran respirando. Las añadas 2001 y 2002 las decantamos, para que el efecto del oxígeno actuara mejor. Una vez hecho esto, fuimos a tomar algo a la barra de este gran local mientras llegaban todos los invitados a esta vertical única en el mundo. También decir que llevamos algo del nuevo vino de otro gran amigo Nolo de Finca Viñoa y Quinta Couselo, por si acaso no nos llegaba con lo de Marcial. A veces algo burros sí que somos.

Y empezó la fiesta. La primera botella que probamos fue Auratus 2014, alvarinho y treixadura se combinan en esta botella para empezar suavemente antes de dirigirnos al mundo monovarietal de Marcial y su Dorado Superior.

Dorado Superior 2013, es con el primero que empezamos. Un empuje de aromas, sentimientos y también decir que empieza la nostalgia, dado que es muy probable que no veamos añadas posteriores a esta.

Empezamos también con la comida para que el vino sentara mucho mejor en nuestros más que agradecidos estómagos. Unas buenas gambas cocidas en un punto perfecto, todo va en el camino de la calidad superior.

Dorado Superior 2011, creo que hace ya muchos años que Marcial demostró que la alvarinho es una uva para hacer un vino de guarda. Que haga que los años pasen al lado de él para conseguir cuerpo, consistencia y ver como la tierra cambia con los años.

Dorado Superior 2009, con los años la cosa se vuelve más y más maravillosa, con matices de lo que es la uva albariño, ese toque de manzana sublime, no nos cansamos de meter la nariz y oler y oler. Porque desde que empezó la vertical en ningún momento catamos, ni siquiera en la mesa había escupideras, estaba claro que absolutamente todo lo que entrase en nuestra boca acabaría en nuestros estómagos.

Apareció un plato más entre tanta copa, esta vez tomamos una de las mejores rabas que hemos comido, en su punto de todo, no podéis venir a Santander y dejar de comer estas rabas, son una auténtica gozada.

Dorado Superior 2005: Entramos otra vez en los recuerdos, añoranzas dado que fue en el 2005 cuando tuvimos la oportunidad de ver a Marcial en la bodega. Entre depósitos catamos un montón de vinos, y en especial de este 2005 que aún estaba sin hacer y que ya nos dejó enamorados. Incríble como pasa el tiempo, once años desde aquella visita y aún la tenemos presente, que día tan maravilloso.

Dorado Superior 2003: Una pasada, una maravilla, decidme por favor como este hombre sabe manejar esta uva, cómo sabe controlar el depósito y el tiempo del battonage, controlar el momento exacto para esperar un poco más, aguantar y decir que le falta tiempo, que el vino aún no está, y casi 14 años después lloramos de emoción, de alegría de poder tomar un vino en todo su esplendor.

Dorado Superior 2002: Por favor, maravilloso, espectacular, y con unos cuantos años por delante aún, increíble, flipante, alucinante, genial, maestría, una pasada, qué nariz, qué volumen en boca, qué pasada de aromas, qué color, pero cómo puede este vino estar aún así de bueno. Ala para que los listos esos digan que el albariño debe ser del año, me meo de la risa…

También pudimos disfrutar de unas maravillosas albóndigas de las cuales se me fue la pinza para hacer foto, pero no se me olvidó sacar una foto a este maravilloso plato de bacalao, no se me habría ocurrido hacer una armonía mejor para estos vinos.

Dorado Superior 2001: Entramos en otro apartado del mundo de la evolución de los vinos. Dieciséis años y pico nos miran a través de los reflejos del vino. Con aromas que nos trasladan a nuestra querida Jerez, pero que nos envuelven y nos hacen gemir de gusto por la cantidad de sentimientos que nos aporta este grandioso vino. Todo un lujazo haber podido abrir una botella de esta categoría.

Dorado Natural 2011: Esto es hacer un vino natural, un vino que hace que el tiempo en botella dome esos toques que a muchos de nosotros no nos gustan, y no gustan porque no son agradables, por mucho que unos cuantos digan que son asi, a nosotros nos gusta meter en boca cosas que sepan y huelan agradablemente, como es el caso de este natural. No nos cansamos de decir lo genial que le ha venido la botella.

Ao Monte Ailhado 2011: Donde el albariño demuestra que también puede criarse bajo velo flor, para que la familia de Marcial pueda darse el homenaje de abrir alguna que otra botella de uno de los mejores Amontillados de la península ibérica sin lugar a dudas. Una vez más no nos cansaremos de dar las gracias a este gran amigo llamado Marcial Dorado.

Y como no, Cristian va y saca un arroz de marisco de los que me comí dos platos, bueno más que comer me los zampé como un auténtico campeón. Pero qué rico por favor.

Do´Loroso 2001: Esto es la ostia de bueno, lo tenemos guardado como oro en paño desde Apertas Do Viño 2014. Sin desmerecer al resto de los vinos este para mi fue el mejor. Menos mal que aún nos queda algo en casa y que disfrutaremos con mucho gusto con buenos amigos, porque así debe de ser los vinos de Marcial, para compartir, sentir y disfrutar rodeado de amigos que sepan reconocer la energía y buen hacer de Marcial.

Tambíen hubo carne y postre como no podía ser de otra forma, unos escalopines verdaderamente buenos, con unos pimientos asados en casa maravillosos y una salsa de queso inmejorable.

y un postre variado casero muy sabroso, rico y bien hecho.

Y aquí abrimos otra botella de otro buen amigo. Nolo, en este caso queríamos probar su Tinto de la D.O. Ribeiro Finca Viñoa Tinto 2015, con Brancellao, Caiño y Souson, para darnos un vino alegre, sabroso, con una gran acidez, que sabe a Galicia, a esos tintos que a nosotros nos encantan y enamoran. Un tinto a tener muy en cuenta y del que os aconsejamos compréis unas cuantas botellas pues el paso que tiene por barrica va a hacer que en botella se haga muy serio y nos de grandes alegrías.

Qué más decir, creo que poco queda por añadir, sólo agradecimientos por tanto trabajo para que nosotros hallamos pasado un Sábado inolvidable. Millones de gracias de corazón. También para ti, porque se me puso la piel de gallina al ver el trabajo que habías realizado para que no confundiéramos la copa que estábamos bebiendo, eres realmente grandioso.

Y como foto final os dejamos la última que hicimos, creo que describe bastante bien la bacanal que nos pegamos gracias a Marcial y también a El Trébol por prestarnos su local.

Apertas Do Viño 2014 [7]: Los Videos

Va a ser que hay  una parte más de este que fue un encuentro singular y maravilloso, donde aprendimos un montón, y son los videos que conseguimos grabar de algunos de los participantes. Al final la tarjeta de memoria, o quizá mejor decir mi memoria, no pudimos grabar a todos, esperamos que en este próximo 2015 no suceda lo mismo y podamos grabar a los más de 20 bodegueros que nos van a hacer gozar con sus referencias.

Y sin más rallada os dejo todos los vídeos, aunque los que nos seguís por las redes creo que ya los habéis visto, quiero dejar constancia de todos ellos en esta entrada:

Marcial Dorado Parte 1:

Marcial Dorado Parte 2:

Carlos Fernández Gómes de Agrícola Labastida:

Juan Luis de Casal de Armán Parte 1:

Juan Luis de Casal de Armán Parte 2:



José Crusat con Altares, Vulpes Vulpes, Bodegas Albamar y Fulcro Parte 1:


José Crusat con Altares, Vulpes Vulpes, Bodegas Albamar y Fulcro Parte 2:


Nolo Giráldez con Quinta de Couselo y Finca Viñoa:


Gorka Mauleón y su Malaspiedras:



Bueno amigos espero os hayan gustado y vamos preparándonos para #ApertasDoViño 2015

Apertas Do Viño 2014: Parte 2

Esperando que la primera parte os haya gustado (enlace aquí), vamos a ver qué tal se nos da explicaros la continuación de este Apertas Do Viño, evento único en Cantabria, y casi me entran ganas de decir que en España, pero igual nos llamáis prepotentes, aunque todos los asistentes se merecen un Apertas bien grande.

Venga vamos allá:

Juan Luis de Bodega Casal de Armán

Gracias amigo, pues bien sabemos lo que te ha costado venir. Sabemos que hacía mucho que no salías de bodega para eventos de este tipo, con lo que nuestro agradecimiento es aún mayor si cabe. Otro punto más que indica que Apertas Do Viño, es algo diferente y muy especial.
Juan Luis no es de los que les guste mucho hablar, pero bueno, el solo se consumió la mitad de la batería de la cámara y casi 16 Gb del vídeo grabado qué grande, pero es que tenía mucho que contar, hablarnos de sus dos hermanos que están con el en la bodega. Y luchar por defender una de las D.O. más antiguas de las que existen en España. Una bodega que para nosotros hace uno de los mejores blancos del Ribeiro. Además su RCP es inmejorable en su Casal de Armán. Encima nosotros hemos demostrado que su vino envejece, que no es sólo para tomárselo en el año, sino que se le puede dejar unos añitos. Nosotros hemos tomado un 2006 con 6 años de botella y estaba espectacular (aquí).
¿Bien qué vinos nos trajo Juan Luis? Pues:
Casal de Armán 2013 elaborado con treixadura al 90%, 5% de Godello y 5% de albariño, acero y que descanse en bodega. Ahora mismo está golosón, se sale, pero ya verás como está esto en Julio del 15, en verdad inmejorable.
También sus últimas y maravillosas creaciones Finca Os Lourerios (os hemos hablado de él aquí) Ellos saben que dominan la barrica muy bien, y decidieron elegir una única finca de Treixadura y dejarla 6 meses en barrica para que todos podamos quedar encantados con un blanco que ahora mismo dice mucho, pero imaginad la evolución y la vida que le puede dar la botella con esa acidez tan bien equilibrada que tiene y ese tiempo de barrica.
Claro está no podía faltar su Finca Misenhora ( enlace Larpeiro aquí) Un vino que nace del mismo coupage que el Casal de Armán pero que le dejan 6 meses sobre sus lías. Indicativo que esta bodega sigue luchando por mejorar aún más sus vinos si cabe. Que no quieren dormirse en los laureles y estar siempre en primera línea de fuego.
Y al final todo un detallazo de Exclusivas Mauro Armán Barrica 2008. 100% treixadura con 12 meses de barrica, donde una vez más se ve el manejo de esta gente con la treixadura y la barrica. Está realmente espectacular, vivo y para mucho tiempo por delante para seguir mejorando, para seguir cambiando, porque los vinos con los años, al igual que las personas deben de ir cambiando.

Gracias Juan Luis, por tu tiempo, por tu paciencia y por demostrarnos, una vez más, que cuando te necesitamos estás ahí.

Nolo Giráldez de Finca de Couselo y Finca Viñoa:

Conocimos a Nolo en la presentación de la añada 2013 de las Rías Baixas en el Hotel Real. Ese Couselo fue uno de los pocos blanco que nos gustaron. Pero es más, nos impresionó, ya no por su vino, sino por él. Qué clase, qué saber estar, qué humildad. Un lujo charlar con él. Estaríamos horas y horas escuchándole.

El nos trajo sus dos vinos empezando por Quinta de Couselo 2013 ( entrada Larpeiros aquí) leer la entrada porque sólo queremos deciros que hace muchos años, unos 20, la zona de Rosal era la que más fama tenía de la D.O. Rías Baixas hoy posiblemente sea la del Salnés, pero es que con los años seguimos teniendo en mente lo bueno que estaba el vino de esa zona. Nunca olvidaremos un etiqueta negra que nos parecía sublime, y hoy en día no es ni parecido, sólo en el precio mantienen lo mismo. Nolo nos ha devuelto la ilusión por buscar a gente como el que allí luchan por hacer un vino de alta calidad. Porque con lo complicado que fue el año 2013 y conseguir este vino es una pasada. Sabemos que va a ir a más. Este es otro vino Apertas, de esos que no van a morir con un año en botella.
Podríamos usar este nombre como indicativo de algo más que un vino. Vino Apertas, un producto que va más allá del vino en sí.

El otro vino que nos trajo fue Finca Viñoa 2013. Este vino fue su proyecto inicial junto con dos amigos hace ya 14 años. Con 12 hectáreas plantadas, y un fuerte trabajo para conseguir comprarlo. Treixadura (93%), Albariño (3%), Godello (3%), Loureira (2%) es el coupage que lleva dentro de sí con unos 5 meses sobre sus lías. Vino graso, elegante, potente, largo, vivo, aún joven, aún un chaval pero bien bueno. Que nos dirá mucho más con los años, con esa edad que hace que el vino se vaya reposando, que las lías, la acidez, la botella y el tiempo hace que todo se ensamble y nos hará flipar aún más de lo que lo hace hoy en día.
Finca Viñoa nos parece otro gran vino del Ribeiro, uno más que a partir de hoy entra a englosar los vinos de una D.O. que nos tiene enamorados.

Nolo, de verdad no tenemos palabras para agradecerte todo tu esfuerzo. Que echamos de menos esas almejas de Carril, pero que nos las debes, pues ten por seguro que iremos a conocer tus dos proyectos en esa maravillosa tierra llamada Galicia.